CASO BÁRCENAS

Dos exdiputados más del PP confirman en el juicio los apuntes de ‘los papeles de Bárcenas’

El exparlamentario Del Burgo asegura que Aznar autorizó el pago de “compensaciones económicas”

Jaime Ignacio del Burgo, el exdiputado del PP, durante su declaración por videoconferencia este martes. En vídeo, un extracto de su intervención.(EUROPA PRESS)

Suma y sigue. En apenas dos horas, durante una nueva jornada del juicio sobre la caja b del PP, dos ex altos cargos de la formación conservadora han reconocido apuntes sobre entregas de dinero que reflejan los papeles de Bárcenas. Los exdiputados Jaime Ignacio del Burgo y Eugenio Nasarre han ratificado que percibieron el dinero recogido en la contabilidad paralela que el extesorero popular Luis Bárcenas llevó de su puño y letra durante cerca de dos décadas. Estas declaraciones se suman a los testimonios prestados ya por el propio Bárcenas; Cristóbal Páez, exgerente del partido; y Luis Fraga, exsenador durante 21 años, que también los admitieron ante el tribunal.

La sesión de este martes, la novena desde que arrancó la vista oral el pasado 8 de febrero, ha comenzado con el interrogatorio a Jaime Ignacio del Burgo. “No está claro que esos apuntes sean una contabilidad b”, ha alegado visiblemente irritado el exdiputado, a quien le han enseñado alguna de las hojas de los papeles de Bárcenas.

—¿Pone Jaime Ignacio por casualidad en algún lado? —ha preguntado el exparlamentario.

—No, por casualidad no —le ha respondido entonces, irónico, uno de los abogados de la acusación popular, Virgilio Latorre.

Del Burgo, que ha declarado por videoconferencia desde su despacho, se ha presentado como un intermediario. El testigo ha admitido que Bárcenas le entregó dinero en “metálico”, pero arguye que fue “absolutamente legal” y que esos importes tenían por destino a terceras personas. La contabilidad opaca refleja que, en 2001, el antiguo diputado recogió 500.000 pesetas (3.000 euros) en la sede del partido que, según el exparlamentario, eran para ayudar a una víctima de ETA, cuya casa había quedado destrozada en un atentado. También, que percibió en los años noventa cantidades periódicas para dárselas a Calixto Ayesa, entonces consejero de Salud de Navarra, como “compensación” que el partido le concedió a este último porque ganaba menos dinero como cargo público que en su trabajo privado como médico y porque arrastraba una deuda de la época de UCD. Esta “compensación económica” la autorizó, según ha dicho, el propio José María Aznar, entonces presidente del PP.

La Audiencia Nacional y el Supremo ya consideraron clave la declaración de Del Burgo en la sentencia sobre la trama principal de Gürtel, conocida como Época I, cuando dieron por acreditada la contabilidad paralela de los populares. Aunque el exparlamentario ha negado este martes que su testimonio demuestre la existencia de una caja b. “Las donaciones anónimas por su propia naturaleza son entregas en dinero en metálico. Y, por tanto, que el partido tuviera dinero para hacer pagos en metálico no significa absolutamente nada”, ha alegado Del Burgo, que ha insistido en que guardaba “recibís” de todas las operaciones en las que él intervenía. Eso sí, no ha sabido responder si los perceptores finales justificaban después esos ingresos ante Hacienda ni por qué no se recogían en la contabilidad oficial del PP. “Si yo hubiera sabido que ha habido una contabilidad b, hubiera puesto el grito en el cielo y hubiéramos acabado con esa práctica”, ha asegurado tajante.

“Yo no tenía la más remota idea de que pudiera haber una caja b”, se ha defendido también Eugenio Nasarre: “Y mi convicción es que, mientras no se demuestre lo contrario, yo no puedo decir que hubiera una caja b”. Pese a ello, este testigo también ha descrito el operativo ideado en la sede de la calle de Génova. Álvaro Lapuerta, extesorero del PP, autorizaba las entregas de las cantidades y Bárcenas las daba. En su caso, percibió 30.000 euros para la Fundación Humanismo y Democracia: “Lapuerta me dijo que lo había conseguido de unas donaciones anónimas. Me lo entregaron y yo lo entregué a la fundación”. ¿Lo apuntaron como donación del PP en las cuentas de la fundación? “Se apuntó como donantes anónimos, que era exactamente el origen […] A mí me lo da una persona del PP, que me dice que procede de unos donantes anónimos. Yo le creí”.

El millón de García-Escudero

Pío García-Escudero, expresidente del Senado, también se ha reconocido en los papeles de Bárcenas. Pero, esta vez, solo a medias. Los apuntes contables del extesorero recogen una entrada de un millón de pesetas en diciembre de 2001 bajo el concepto “A Pío García-Escudero (devol. Antic. Atentado)”. Según ha admitido este martes el exdirigente del PP, en aquella época, pidió un préstamo al partido para rehabilitar su vivienda, que había quedado destrozada tras un atentado de ETA. Un crédito que, según su versión actual, ascendió a cuatro millones que devolvió después en cuatro pagos, como refleja la contabilidad oficial de la formación. Pero inicialmente, cuando EL PAÍS reveló la caja b, aseguró que fueron cinco millones. “Yo había manejado la cifra de cinco millones, pero finalmente pedí uno de cuatro millones”. Según ha dicho, entonces respondió “de memoria”. “En un principio, yo lo manifesté equivocadamente. Pero, cuando hice memoria, vi que eran cuatro”.

“Yo no he recibido ningún dinero”

Por su parte, Jaume Matas, exministro de Medio Ambiente y expresidente de Baleares, ha negado el apunte contable reflejado a su nombre. El 2 de abril de 2003, Bárcenas anotó en sus papeles una salida de 8.400 euros bajo el concepto “A Matas para piso”. Justo el 24 de marzo de ese año, tras su salida del Gobierno, el popular había firmado un contrato de alquiler en Madrid por valor de 2.100 euros mensuales y había pedido ayuda económica al partido, que lo puso en nómina. “La fianza, más tres meses, salen 8.400, ¿es por este motivo [que se puso esa cantidad en la documentación del extesorero]?”, le ha preguntado una acusación popular. “Yo no he recibido ningún dinero. No recuerdo haber recibido alguna ayuda para un piso”, ha añadido el expolítico, en semilibertad desde agosto tras ser condenado por el caso Nóos.

Jaume Matas, exministro y expresidente balear, observa una de las hojas de los 'papeles de Bárcenas', este martes, en el juicio.
Jaume Matas, exministro y expresidente balear, observa una de las hojas de los 'papeles de Bárcenas', este martes, en el juicio.EUROPA PRESS / Europa Press

Cuatro testigos más

Además de la declaración de estos cuatro testigos, para este martes se han programado otros cuatro interrogatorios. El de Pedro J. Ramírez, exdirector del periódico El Mundo. Y, también, el plato fuerte de la jornada: los de tres ex secretarios generales del PP —Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos y María Dolores de Cospedal—. Ángel Acebes, que ocupó el cargo entre octubre de 2003 y junio de 2008, ya lo hizo el pasado 15 de marzo, cuando negó cualquier conocimiento de la caja b. “No son ciertos [los papeles de Bárcenas]. No se corresponde con la realidad ni con nada que se le aproxime que yo conozca”, afirmó Acebes a preguntas de las partes y pese a la sentencia del Supremo que les dio validez como prueba.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50