ETA

El etarra Kubati niega que exista una estructura para homenajear a los presos de la banda

La Audiencia Nacional investiga casi un centenar de actos de apoyo a los terroristas

Desde la izquierda, Juan Mari Olano; Antonio López Ruiz, Kubati; y Haimar Altuna, a su llegada este martes a la Audiencia Nacional para declarar.
Desde la izquierda, Juan Mari Olano; Antonio López Ruiz, Kubati; y Haimar Altuna, a su llegada este martes a la Audiencia Nacional para declarar.Kiko Huesca / EFE

El etarra Antonio López Ruiz, alias Kubati, no se ha salido del guion durante su declaración este martes como imputado en la Audiencia Nacional por su supuesta participación en la organización de homenajes a integrantes de la banda terrorista. El antiguo componente del Comando Goierri Costa y asesino de la disidente de la banda Dolores González Katarain, Yoyes, solo ha respondido a preguntas de su abogado para negar que exista una estructura estable para poner en marcha estos actos, como mantiene la Guardia Civil. Kubati ha insistido en que los homenajes han salido adelante gracias exclusivamente a la existencia de una “dinámica” dentro de la izquierda abertzale. Una línea de defensa que han repetido los otros cinco investigados que han comparecido también esta mañana ante el juez —tres dirigentes de Sortu y dos condenados por su pertenencia a Gestoras por Amnistía, organización vinculada a ETA—, según han detallado fuentes jurídicas.

Esta ronda de declaraciones llega después de que la Guardia Civil activara el pasado enero una operación para detener a los presuntos organizadores de casi un centenar de homenajes a etarras en el País Vasco y Navarra. Según los investigadores, varios de los arrestados “dirigían y coordinaban en primera persona” estos actos y recurrían a diferentes asociaciones como “pantalla” para encubrir a los “promotores genuinos”. En este punto, el instituto armado señala directamente a Kalera Kalera, un colectivo en apoyo a los presos de la banda y que actualmente encabeza Kubati como portavoz.

Los imputados se han desentendido, en cambio, de cualquier estructura. Y han afirmado este martes que su participación en los actos se ciñe a su condición de ex presos de la banda o amigos de familiares de los reclusos. Esta versión sigue la línea marcada ya el 24 de febrero, cuando declararon otros seis investigados en la causa —entre ellos, Miren Zabaleta, de Sortu—. Entonces, estos seis dijeron al juez que habían ejercido como portavoces en eventos puntuales, como concentraciones y ruedas de prensa, por su pertenencia a la izquierda abertzale.

EH Bildu ha mostrado su apoyo a los arrestados en varias ocasiones. Tras las detenciones de enero, la portavoz del partido en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, atribuyó la operación policial a una “represión de los aparatos del Estado hacia los avances democráticos”. Jon Irritu, diputado nacional de la formación, también acompañó el pasado 24 de febrero a seis de los imputados durante sus comparecencias en la Audiencia Nacional: “Creemos que es preocupante y un sinsentido que tengan que venir a declarar representantes políticos que están trabajando por la normalización y la paz en Euskal Herria”, dijo.

Los colectivos de víctimas, que llevan años denunciando estos actos, lo ven con otros ojos. De hecho, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se encuentra personada como acusación popular en la causa. El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) y la Fundación Víctimas del Terrorismo también calificaron de “buena noticia” los arrestos. Y Maite Pagazaurtundúa, eurodiputada de Ciudadanos y hermana de Joseba Pagazaurtundúa, asesinado por ETA, añadió: “La estrategia de humillación a las víctimas debe ser juzgada hasta sus últimas consecuencias”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50