El trazo preciso que embellece los ojos

Agrandan el ojo y potencian la mirada. Los delineadores o ‘eyeliners’ son tendencia y cuanto más exagerados, mejor. Solo hace falta un poco de destreza

1. Idôle Liner, de Lancôme. El aliado perfecto para conseguir una mirada de cine sin curvas. No mancha, no se cuartea. Resistente al agua. 34 euros. 2. Xtreme Precision Liner, de Benefit. Para alcanzar una gran precisión por ser muy fino. Fórmula modulable y de secado rápido. Acabado satinado. 23,99 euros. 3. Tattoo Liner, de KVD. Trazo líquido en forma de rotulador preciso y potente para una mirada impactante. 22 euros en Sephora. 4. Tattoo Pencil Liner, de KVD. Lápiz de ojos en gel pigmentado de alto rendimiento, resistente a la corrosión y de larga duración para delinear o emborronar según las circunstancias. 21,99 euros. 5. Eye Pencil, de Camaleon. Atrevido tono turquesa para el verano. Se puede aplicar en varias líneas y difuminar. 2,99 euros. 6. Eyeshadow Pen, de La Biosthétique. Trazo suave y a la vez de larga duración para delinear y difuminar al mismo tiempo. 15,43 euros. 7. Kylie Kyliner, de Kylie Jenner. Eyeliner líquido para deslizar sobre el párpado superior o inferior al ras de las pestañas. Sensación ligera. 19,99 euros. 8. The Dip Eyeliner, de Essence. Tonalidad marrón con punta rígida para dibujar en curva sobre las pestañas. Es resistente al agua. 2,99 euros
1. Idôle Liner, de Lancôme. El aliado perfecto para conseguir una mirada de cine sin curvas. No mancha, no se cuartea. Resistente al agua. 34 euros. 2. Xtreme Precision Liner, de Benefit. Para alcanzar una gran precisión por ser muy fino. Fórmula modulable y de secado rápido. Acabado satinado. 23,99 euros. 3. Tattoo Liner, de KVD. Trazo líquido en forma de rotulador preciso y potente para una mirada impactante. 22 euros en Sephora. 4. Tattoo Pencil Liner, de KVD. Lápiz de ojos en gel pigmentado de alto rendimiento, resistente a la corrosión y de larga duración para delinear o emborronar según las circunstancias. 21,99 euros. 5. Eye Pencil, de Camaleon. Atrevido tono turquesa para el verano. Se puede aplicar en varias líneas y difuminar. 2,99 euros. 6. Eyeshadow Pen, de La Biosthétique. Trazo suave y a la vez de larga duración para delinear y difuminar al mismo tiempo. 15,43 euros. 7. Kylie Kyliner, de Kylie Jenner. Eyeliner líquido para deslizar sobre el párpado superior o inferior al ras de las pestañas. Sensación ligera. 19,99 euros. 8. The Dip Eyeliner, de Essence. Tonalidad marrón con punta rígida para dibujar en curva sobre las pestañas. Es resistente al agua. 2,99 eurosJuan Carlos de Marcos

La técnica del delineado del ojo es ancestral. Ya en el Antiguo Egipto, las mujeres (el mejor ejemplo es Cleopatra) y los hombres lo utilizaban. Para ello, machacaban hormigas y con un palito dibujaban una gruesa línea al ras de las pestañas. El fin era embellecer, pero también proteger el ojo del polvo del desierto.

En las últimas alfombras rojas, el maquillaje ojo de gato ha irrumpido con fuerza para potenciar la mirada, incluso de modo un tanto rockero. Paris Jackson, la hija —cantante, modelo y actriz— de Michael Jackson, acaba de debutar en la industria de la belleza como rostro del nuevo Tattoo Pencil Liner de KVD Beauty. “Como artista, me sentí atraída por esta marca y este producto por su compromiso con el arte y la autoexpresión”, explicó la hija del rey del pop.

“Y es que en maquillaje todo vale. Hemos pasado de un eyeliner sutil dibujado con lápiz al grafismo más potente en tonalidades inusuales hasta ahora como el fucsia, turquesa o incluso amarillo para conseguir un momento sofisticado y exótico”, explica Roberto Siguero, maquillador oficial de Lancôme España. La diferencia que encontramos frente al lápiz es que con el eyeliner el delineado es más preciso, de larga duración y con un color más intenso. Los eyeliners actuales pueden ser líquidos, en forma de rotulador o en crema para aplicar con un pincel. Los pinceles tienen forma sesgada, y los rotuladores, muy finos, para que la aplicación sea fácil y se adapte a la forma del ojo. “Pero, atención, no todos los ojos son aptos para este tipo de maquillaje. Los párpados encapotados o caídos solo podrán lucirlo en las pestañas inferiores porque en las superiores apenas se podrá ver”, advierte Siguero.

La tendencia es dar importancia al rabillo, que puede ser delineado en diferentes modalidades para cambiar la forma del ojo (hacia arriba lo agranda) o dar un toque más o menos sofisticado. “Un truco para no meter la pata es dibujar primero un patrón con un lápiz y después repasar con el eyeliner por la misma línea”, desvela Siguero.

Por su parte, Eva Escolano, make up artist (maquilladora) de famosos, opina que el delineador no solo es tendencia, sino que también aporta intensidad a la mirada y “empodera” a mujeres y hombres. “Se llevan de todo tipo: finos y extralargos, gruesos o con líneas superpuestas. Incluso hay plantillas para los menos diestros. ¡No hay excusa aunque tiemble la mano! Si el ojo es redondo, marca en el párpado superior e inferior una línea para difuminarla creando un sombreado alargado. Si el párpado es pequeño, es recomendable hacer la línea solo desde el centro hasta el final, siguiendo siempre el nacimiento de las pestañas, y si es caído, dibuja el trazo por el interior y en el párpado inferior sube la raya, dándole importancia al rabillo del ojo”, concluye Escolano.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS