Bioluminiscencia en Holbox, un santuario de luciérnagas y otros espectáculos naturales que ver en México

La biodiversidad, la geografía y el clima del país le han dado el privilegio de ser un lugar en el que suceden extraordinarios fenómenos que pueden ser admirados en vivo y a todo color

Vista aérea de un grupo de ballenas jorobadas en aguas del Pacífico mexicano.
Vista aérea de un grupo de ballenas jorobadas en aguas del Pacífico mexicano.OFICINA DE CONVENCIONES Y VISITANTES DE IXTAPA ZIHUATENEJO.

Cierre los ojos e imagínese en medio del océano nadando con un inofensivo pez que mide más de 12 metros de largo o bien piense en cómo se vería un bosque iluminado por cientos de luces amarillas que parecen ser estrellas caídas del cielo. Estos acontecimientos no son ficción, son hechos reales, inusuales fenómenos de la naturaleza que he tenido la fortuna de presenciar en mi país: México. Aquí van cinco espectáculos de la naturaleza que vale la pena presenciar al menos una vez en la vida.

En busca de ballenas jorobadas, reinas de grandes alas

Ixtapa Zihuatanejo, un verdadero paraíso de playa y destino líder en México según los World Travel Awards 2020, es el hogar temporal de las ballenas jorobadas y una zona oficial para su avistamiento.

Estos ejemplares arriban a los mares del Pacífico mexicano entre los meses de diciembre y marzo siguiendo una ruta migratoria desde Oregón (Estados Unidos). Su propósito es refugiarse en aguas cálidas para dar a luz a sus ballenatos y aparearse. ¡Llegan a pesar hasta 50 toneladas y medir hasta 20 metros!

Mi punto de partida fue Barra de Potosí, un pueblito de pescadores del Estado mexicano de Guerrero con embarcaciones certificadas y guías que ofrecen el recorrido para ir en busca de estos enormes mamíferos. Es una de las aventuras más emocionantes para un viajero y cumplir el sueño de verlas es un espectáculo que sobrepasa los límites de la imaginación. Para localizarlas utilizan hidrófonos que captan sus movimientos y sonidos a siete kilómetros de distancia. ¡Es asombroso!

Encuentro con el tiburón ballena en aguas del Caribe mexicano.
Encuentro con el tiburón ballena en aguas del Caribe mexicano.mariel

Nadar con el tiburón ballena, el pez más grande de los océanos

Nunca olvidaré el acelerado latir de mi corazón cuando sumergí la cabeza en el mar y vi por primera vez un tiburón ballena, un gigante marino del que resalta un dorso grisáceo con lunares blancos. ¡Cómo no asombrarse! Este viajero del océano puede llegar a medir hasta 18 metros de longitud y pesar más de 21 toneladas; cualidades que le otorgan el título de ser el pez más grande del mundo.

El también conocido como Pez Domino llega a las cálidas aguas del Caribe mexicano entre los meses de mayo y septiembre, atraído por su alimento favorito: el plancton, organismos microscópicos. Según The National Center for Biotechnology Information (NCBI), los mares de México son uno de los centros de población más importantes del Rhincodon Typus, nombre científico del tiburón ballena.

A pesar de su descomunal apariencia, es pacífico y amigable, lo que permite que se pueda nadar a su lado sin ningún riesgo. En Quintana Roo, situado en la península de Yucatán, existen compañías certificadas y especializadas en deportes acuáticos, como Solo Buceo, que ofrecen esta experiencia. Algunas de las indicaciones que se deben seguir son: no hay que tocarlos ni aproximarse demasiado, no se debe usar protector solar y hay que turnarse con las personas que van en tu misma embarcación para vivir este encuentro de forma gradual.

Visitar el Santuario de las Luciérnagas, las hadas del bosque

Tlaxcala es el Estado más pequeño de México, y también un destino favorecido por tener enormes bosques que anualmente se iluminan por pequeñas luces amarillas que danzan suavemente entre los árboles. La magia de estos espacios verdes se debe a las luciérnagas que invaden esta zona entre el mes de julio y los primeros días de agosto.

En los bosques del municipio mexicano de Nanacamilpa se encuentra el Santuario de las Luciérnagas.
En los bosques del municipio mexicano de Nanacamilpa se encuentra el Santuario de las Luciérnagas.ADRIÁN MOEDANO

Para ser testigo de este espectáculo visual es necesario llegar a los bosques del municipio de Nanacamilpa, corazón del Santuario de las Luciérnagas, un área natural protegida en la que ofrecen recorridos. El avistamiento de estos escarabajos se debe a que en la época de lluvia aprovechan para aparearse y el parpadeo de la luz emitida por las hembras es una señal de cortejo que les mandan a los machos.

Esta es experiencia tan mágica como enternecedora. En mi caso, la disfruté de principio a fin. Y para hacerlo de la mejor manera posible estas son algunas de mis recomendaciones: llevar impermeable, botas de senderismo, no emitir ninguna luz artificial (ni de celulares o cámaras), evitar hacer movimientos bruscos y guardar silencio.

La migración de la mariposa monarca, el alma de los muertos

Uno de los fenómenos migratorios más impresionantes del planeta es el de las mariposas monarcas, y este únicamente se puede presenciar en México. Millones de estos insectos se desplazan más de 4.000 kilómetros desde Canadá y Estados Unidos para refugiarse del invierno en los bosques del Estado de México y Michoacán, en donde se encuentra la Reserva de la Biósfera para la Mariposa Monarca, declarada en 2008 patrimonio mundial por la Unesco. Lamentablemente, su población se ha reducido entre un 22% y un 72% durante la última década, por lo que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) incorporó el pasado julio a la mariposa monarca migratoria (Danaus plexippus plexippus) en su Lista Roja de Especies Amenazadas en la categoría de en peligro (solo hay otra por encima: en peligro crítico).

La temporada llega entre los meses de noviembre y marzo y su migración se debe a que buscan hibernar y reproducirse. Algo fuera de serie es que las mariposas que alcanzan esta área protegida son la cuarta generación de una serie de lepidópteros que se reproducen, viven y mueren en este largo camino migratorio.

Mi recomendación es visitar el santuario El Rosario, en el pueblo mágico de Angangueo, ubicado a poco más de tres horas en coche al oeste de Ciudad de México. Según me contó un guía local que me llevó por los senderos, los Purépechas nombraron a las mariposas monarcas “el alma de los muertos” porque su llegada coincide con la celebración del Día de Muertos en el país.

Bioluminiscencia en la isla Holbox, estrellas caídas del cielo

Por si un paseo nocturno en kayak no fuera suficiente, en la isla mexicana de Holbox sucede un fenómeno natural llamado bioluminiscencia que añade estelas de luz en el agua mientras se rema. Este resplandor es generado por millones de microorganismos vivos que convierten su energía química en luz mediante una enzima llamada luciferasa.

He tenido oportunidad de ver en más de una ocasión la bioluminiscencia y mi sitio preferido son los islotes ubicados a un costado del hotel Las Nubes. Existe una compañía llamada HolboXtrem con la que contratar kayaks y guías especializados para vivir este fenómeno.

Lo ideal es hacer esta actividad en las noches sin Luna o en espacios en los que la luz artificial no irrumpa la visibilidad. Un consejo: llevar una playera blanca que se pueda meter al agua y extenderla; al estirar la tela verás una concentración impresionante de estos microorganismos.

No hay duda que las playas de arena blanca y aguas cristalinas de México tienen una gran belleza, pero para aquellos viajeros que desean ver más allá de lo obvio esta tierra azteca esconde extraordinarios secretos dignos de admirarse.

Mariel Galán es creadora del canal de YouTube Mariel de Viaje y del blog marieldeviaje.com. A través de sus vídeos y reportajes da consejos útiles de viajes e inspira a la gente a recorrer el mundo.

Suscríbete aquí a la newsletter de El Viajero y encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestras cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS