Crisis de la covid-19

Ayudar a contener la más famosa de las enfermedades sin olvidar a las más desatendidas

Por qué una ONG enfocada en dolencias olvidadas decide donar respiradores en España y cómo ayudará eso a África

Ghana es uno de los países donde se registran casos de las llamadas Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD), como la lepra o el pian.
Ghana es uno de los países donde se registran casos de las llamadas Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD), como la lepra o el pian.Elssie Ansareo (Fundación Anesvad)

Las enfermedades tropicales desatendidas son 20, tienen nombres tan raros como equinococosis, dracunculosis o úlcera de Buruli, y afectan a 1.000 millones de personas. Son las genéricamente llamadas olvidadas. Y ahora más, eclipsadas por un virus mundialmente famoso que hasta hace unos meses la humanidad desconocía y que tampoco tiene un nombre fácil, el SARS Cov-2, coloquialmente llamado coronavirus. Mientras que las primeras son males de pobres en países pobres, la covid-19 ha adquirido la categoría de pandemia y ha creado una situación sanitaria, económica y social sin precedentes en la historia reciente, incluso en las naciones más prósperas. Pero, ¿qué tienen en común? Lo que cualquier enfermedad: para su prevención, diagnóstico, tratamiento y curación se necesitan esencialmente sistemas de salud públicos robustos, dotados y universales. Es lo que destaca la campaña Menos Virus. Más sanidad, impulsada por la ONG Anesvad, que trabaja en África con las primeras y ha decidido apoyar la lucha contra la segunda en España.

Más información

La ONG vasca ha donado el 25% de sus fondos, dos de los ocho millones para 2020, para la adquisición de respiradores invasivos: 55 para el servicio de salud vasco y otros 55 para el Gobierno de España, que se distribuirán entren los hospitales más afectados por la crisis. "Como organización que defiende el derecho a la salud para cualquier persona, en cualquier lugar, también aquí, entendimos que era necesario hacer una aportación útil", explica por teléfono Garbiñe Biurrun, presidenta del patronato de Anesvad.

Pero la organización, cuya misión se centra en la atención de cuatro enfermedades olvidadas (úlcera de Buruli, pian, lepra y filariasis linfática) en cuatro países africanos (Ghana, Benín, Togo y Costa de Marfil), ha encontrado la manera de que esta colaboración con el Gobierno vasco y el español, revierta en beneficio de África Subsahariana. Allí es donde tiene que llegar el material donado, los respiradores y otros elementos no perecederos, una vez que aquí dejen de ser necesarios. Aunque todavía no se ha cerrado el detalle de cuál será el destino concreto del material, Biurrun anota que se intentará que sean los países donde Anesvad trabaja, que además no están entre los prioritarios de la Cooperación Española.

La ONG vasca ha donado el 25% de sus fondos de 2020 para la adquisición de 110 respiradores invasivos para hospitales españoles

"El continente se enfrenta a una inminente escalada de casos que amenaza los ya frágiles sistemas sanitarios, que soportan una sobrecarga generada por otras enfermedades infecciosas", advierte en un comunicado la ONG, que además de continuar su habitual labor, prevé acciones y envíos de materiales adicionales para apoyar la contención de la covid-19 en África. La enfermedad avanza y hasta el 23 de abril se registraron más de 26.100 contagios y 1.253 fallecidos.

Imagen de la campaña.
Imagen de la campaña.

"Me conmueve que uno de los aprendizajes en España es que hay que reforzar los sistemas de atención primaria", apunta Biurrun. Algo que, añade, luchan por conseguir para las poblaciones africanas donde trabajan y que, visto lo sucedido durante esta pandemia, no se puede dar por ganado. "Hay conexión entre las necesidades que apreciamos aquí ahora con las de allí. Son realidades absolutamente distintas, pero los problemas son compartidos", reflexiona. Por eso, cree que la vulnerabilidad experimentada por los españoles, puede conectarlos emocionalmente con otros países "que viven cada día con enfermedades para las que no tienen remedio, viendo morir a sus hijos y familiares".

Espero que el virus no se cebe con los países africanos porque podría ser tremendo y provocar además que se desvíen atención y fondos para la atención de otras enfermedades que no van a desaparecer Garbiñe Biurrun, Anesvad

Con ambas iniciativas, la campaña y la donación, Anesvad ha vuelto la mirada hacia España, donde comenzó hace ya medio siglo su defensa de la sanidad pública, gratuita y universal, sin dejar de atender, insisten, su actual misión allí donde no está el foco. Ni ahora ni antes. Primero, arrancando el compromiso de las Administraciones de destinar el material donado a África subsahariana, donde elementos como los respiradores son muy escasos. Segundo, impulsando un movimiento a favor del derecho a la salud que no solo busca ganar adeptos a través de las redes sociales, con logos y manifiestos para compartir, sino que espera revierta en la recaudación de fondos mediante la venta de banderas blancas con el mensaje Menos Virus. Más sanidad. Una acción que todavía está en preparación.

"En una situación desconocida como la actual pandemia todos somos vulnerables, pero espero que el virus no se cebe con los países africanos porque podría ser tremendo y provocar además que se desvíen atención y fondos para la atención de otras enfermedades que no van a desaparecer", comenta la presidenta del patronato de la ONG. En este sentido, pese a que Anesvad va a destinar el 25% de su presupuesto de este año a la atención del coronavirus en España, "no va a dejar de hacer nada que tuviera ya planificado en los proyectos", remarca Biurrun. Si bien, algunos de sus programas se han ralentizado por la incidencia de las medidas contra la covid-19 en los cuatro países en los que opera, otros se han reforzado.

Es el caso de los relacionados con la promoción de la higiene, tan importante para evitar la propagación de enfermedades desatendidas como el pian. "Aquí estamos casi aprendiendo a lavarnos las manos y en aquellos países cualquier proyecto sanitario empieza por instalar depósitos de agua para el aseo. Esta es una de nuestras líneas de intervención y la estamos reforzando", expone Biurrun. Además, en Costa de Marfil, donde el Gobierno ha puesto en marcha un Plan Nacional de Respuesta frente a la covid-19, que hasta el 23 de abril ha provocado casi 1.000 contagios y 14 muertos en aquel país,  Anesvad prevé actuar en coordinación con la OMS para intervenir en varios distritos sanitarios y fortalecerlos a través de la sensibilización y abastecimiento de medicamentos y material médico.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter. 

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50