Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la bicicleta a la cintura

'La vie est belt' fabrica cinturones y accesorios a partir de neumáticos y mangueras

Hubert Motte es un ingeniero apasionado por crear cosas y un ecologista convencido Ampliar foto
Hubert Motte es un ingeniero apasionado por crear cosas y un ecologista convencido

Hubert Motte es un joven emprendedor francés que en el 2017 creó La vie est belt (La vida es “cinturón”, en español), una micro empresa que recupera neumáticos y cámaras de aire para darles una nueva vida como cinturones y complementos. La confección de las nuevas prendas resultantes está en manos de un negocio local de Lille (en el norte de Francia) que emplea a personas con algún tipo de discapacidad.

La idea del upcycling le vino a Motte cuando aún estaba estudiando en la escuela de ingenieros. El último semestre de la carrera lo pasó de intercambio en Colombia. En Bogotá animaba talleres en un barrio de chabolas donde vio cómo se hacinaba la basura, en general, y muchos neumáticos usados y abandonados en particular. ¿Por qué no re aprovechar todo este material para darle un nuevo uso?

De vuelta a Lille se encontró con una problemática parecida a la colombiana: montañas y montañas de neumáticos desechados y muchas personas viviendo en situación precaria por falta de trabajo. En su página web se puede leer que cada año en Europa se queman más de 10 millones de neumáticos de bicicletas. ¿Por qué no poner freno a este desmán medioambiental y, de paso, contribuir a la creación de empleo sobre todo para las personas con mayor dificultad de acceso? En el 2017 la tasa de desempleo entre las personas con alguna discapacidad alcanzó el 20% del total, es decir, afectaba a 500.000 personas en Francia.

El envío se hace intentando respetar lo máximo posible el principio del “residuo cero”

Motte quiso dar rienda suelta a su pasión, la de crear cosas, y a la vez tener un impacto positivo para la sociedad y para el planeta. Se decidió por el cinturón porque es un objeto de uso universal, mixto, para todas las edades y que no es muy complicado de realizar. Es por todo ello que decidió crear La vie est belt, un nombre que hace un juego de palabras con la frase “la vida es bella” sustituyendo el adjetivo por “cinturón” en inglés. Motte se decidió a recuperar neumáticos de bicicletas del norte de Francia así como mangueras para apagar incendios ya en desuso. Y todo ello lo convierte en cinturones desde el 2017.

Poco a poco fueron ampliando el catálogo para fabricar también con este material de base accesorios como llaveros y pajaritas. Desde el año pasado recuperan también tejido desechado con el que confeccionan ropa interior para hombre. Christophe, Gaëtan y Anne son las tres personas formadas por La vie est belt para fabricar todos sus productos y empleadas por la empresa social AlterEos. El 80% de su plantilla tienen algún tipo de discapacidad.

¿Quién iba a imaginar que con neumáticos podrian fabricarse pajaritas?
¿Quién iba a imaginar que con neumáticos podrian fabricarse pajaritas?

Motte considera que se ha acabado la era de la masificación de la moda convencional, que es, todo sea dicho de paso, la segunda industria más contaminante del mundo después de la del petróleo. Una industria que produce productos sin historia y, por lo tanto, sin sentido. La vie est belt envía sus productos —locales, solidarios y ecológicos— por todo el mundo y dispone a la vez de varias tiendas de distribución en Francia, Bélgica y Luxemburgo. El envío se hace intentando respetar lo máximo posible el principio del “residuo cero”. De entrada se evita el exceso de embalaje del producto y todo se mete en sobres kraft 100% reciclables y fabricados a solo 15 kilómetros de la empresa.

Los boxers para hombre son únicos y están llenos de color, como la vida
Los boxers para hombre son únicos y están llenos de color, como la vida

La tienda virtual ofrece varios tipos de cinturones hechos a partir de neumáticos de bicicletas y también de coches, y con mangueras de incendios así como ropa interior para hombre y accesorios. Los precios oscilan entre los ocho euros que cuesta un llavero o una goma para el pelo hasta los 50 euros del cinturón más caro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información