Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Padezco endometriosis y tengo que operarme, ¿debo congelar mis óvulos si quiero ser madre?

Las clínicas IVI publican un estudio que propone criopreservación antes de pasar por quirófano en los casos más graves. Los especialistas sugieren que hay que tener en cuenta más factores

Una de cada 10 mujeres padece endometriosis en España, según datos del Ministerio de Sanidad. Esta enfermedad se caracteriza por dolores menstruales muy intensos que se extienden de la espalda a la pelvis. Estos dolores suelen ir acompañados de sangrados abundantes y a veces amenorrea –pérdida de la regla–. Hoy por hoy, no tiene cura, y lo único que pueden hacer las mujeres que la padecen es someterse a una operación que elimina el endometrio que crece fuera del útero, provocando un dolor intenso.

Una de las consecuencias negativas de padecer esta enfermedad es la dificultad que tienen estas mujeres para quedarse embarazadas. Una preocupación razonable, ya que esta patología puede afectar a la capacidad de tener hijos. “Para que se produzca la gestación se necesita un embrión sano y un endometrio adecuado, la endometriosis puede afectar, no solo a la zona de implantación, el endometrio, sino también a los óvulos que se forman en el ovario”, explica Rocío Núñez Calonge, experta en Reproducción Asistida y Bioética. “Ese tejido alterado como consecuencia de la endometriosis puede invadir distintas zonas, como el ovario, y producir sustancias que alteran la función de los óvulos y producir así esterilidad”. Por eso, lo más conveniente es que, ya que la endometriosis evoluciona cada vez a peor, cuando se detecta, hay que tratarla, según argumental la experta.

Se estima que el 40% de las mujeres que la padecen es infértil. Un último estudio presentado por clínicas IVI, el primero con datos objetivos y elaborado en el mundo, con 485 pacientes operadas y no operadas, puede dar un poco de luz para todas aquellas que, padeciendo endometriosis, deseen ser madres. La edad media de las mujeres a análisis fue de 35,7 años.

¿Se debe operar antes o después de someterse a una fecundación in vitro?

Este estudio concluye que aquellas que preservan sus óvulos –los precios oscilan de 2.400 a 3.400 euros de media– antes de pasar por quirófano, tuvieron mejores resultados a la hora de quedarse embarazadas. En este caso, la tasa de recién nacidos vivos en las pacientes jóvenes (menores de 35 años) no operadas está cerca del 70%, mientras que, en el caso de las que han sido sometidas a una cirugía se aproxima al 50%.

“Desde hace tiempo hay dudas en la comunidad científica no resueltas sobre este tema. Se sabe que la calidad ovocitaria se puede ver afectada en los casos de endometriosis, pero existía la duda sobre si la vitrificación es un factor que podría afectar todavía más a los ovocitos”, añade el doctor Juan Antonio García-Velasco, director de IVI Madrid y coautor del estudio, en el texto. Las causas de la endometriosis siguen siendo una incógnita, cuando hablamos de esta patología debemos saber que se trata de una enfermedad crónica que afecta a la capacidad reproductiva de la mujer, “de ahí la importancia de este estudio”, incide este experto.

Los autores añaden: “Ahora sabemos a ciencia cierta que la preservación de la fertilidad es efectiva en pacientes con endometriosis porque asegura una capacidad reproductiva en una enfermedad que tiene un carácter progresivo, por lo que podemos afirmar que es recomendable primero preservar y luego operar, en los casos en los que la cirugía esté indicada”, explica la Ana Cobo, directora de la Unidad de Criobiología de IVI Valencia, en un comunicado.

“El principal resultado del estudio es que las mujeres que vitrifican sus ovocitos antes de una cirugía tienen mejores resultados de embarazo que después de la misma, puede confirmarse con el tamaño de la muestra de este trabajo”, explica Núñez. “Sin embargo, eso no quiere decir que en todas las mujeres suceda lo mismo y se pueda generalizar. Esto es, dependiendo de diversos factores como la edad, el grado o gravedad de la endometriosis, la respuesta a la inducción de la ovulación antes de vitrificar, etcétera, los resultados pueden ser diferentes”, añade la experta. “Podemos encontrarnos con mujeres jóvenes que tienen una endometriosis severa, que no responderán al tratamiento y no se podrán vitrificar sus óvulos. En otros casos, pueden embarazarse de forma espontánea. Existen, en fin, gran cantidad de variaciones en este aspecto”.

Según mantiene Núñez, existen diversos estudios previos que proponen la preservación de la fertilidad vitrificando los ovocitos como una forma de conseguir antes la gestación. Uno de los primeros se publicó hace diez años, proponiendo la congelación de ovocitos como alternativa para la preservación de fertilidad en estas mujeres: “También existe una guía reciente de la Sociedad Española de Fertilidad, Manejo de la paciente con Endometriosis durante la Edad Fertil Guía de Práctica Clínica Basada en la Evidencia 2018, donde se recomienda también esta técnica como solución a la infertilidad de pacientes con esta patología”.

La endometriosis es una enfermedad progresiva, que va destruyendo el endometrio y puede afectar seriamente a la capacidad de gestación. “Por eso, en función de la gravedad de esta, y de cuándo desee quedar embarazada la paciente, tendrá más o menos posibilidades de hacerlo”, explica Núñez. “En mujeres jóvenes, asintomáticas, que quieren el embarazo de forma más inmediata, este puede producirse de manera espontánea. En el caso de que se quiera retrasar, la criopreservación de los óvulos sería la opción más aconsejable”.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >