Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres ciudades españolas que destacan en el mundo por su atención a los niños

Oviedo y Mislata (Valencia) ganan un concurso internacional de Unicef con candidaturas de 36 países sobre iniciativas en favor de la infancia, en el que también ha sido finalista Torrelodones (Madrid)

Una de las actividades realizadas en el encuentro de Ciudades Amigas de la Infancia.
Una de las actividades realizadas en el encuentro de Ciudades Amigas de la Infancia.

Oviedo, Mislata (Valencia) y Torrelodones (Madrid) tienen algo en común: son tres de las mejores ciudades en el mundo para ser niño. Las dos primeras acaban de ganar sendos premios en un concurso internacional organizado por Unicef para distinguir a los Ayuntamientos que mejores prácticas han puesto en marcha en el área de la infancia, los Inspired awards. El municipio madrileño quedó finalista. El fallo se ha conocido este jueves en Colonia (Alemania) en el encuentro de Ciudades Amigas de la Infancia.

Esta red comenzó a forjarse en 1996 como marco para empujar a las corporaciones locales a que tomaran medidas más decisivas para el bienestar de los niños. Ese año Unicef creó un certificado que atestigua que en una urbe se dan las condiciones adecuadas para que un menor se desarrolle plenamente. Ir al colegio por un recorrido seguro, tener espacio de juegos, no ser discriminados por ningún motivo o disponer de protección social en casos más graves son algunos de los elementos que hacen que las ciudades sumen puntos en esta tabla. 

Cientos de ciudades en 46 países se han sumado desde entonces a esta red mundial que por primera vez ha convocado un certamen para premiar a las mejores iniciativas. En España se otorgan certificados cada dos años desde 2001 y esta telaraña está compuesta por 277 localidades, que representan el 42% de la población infantil. Sus ayuntamientos cuentan con un plan específico de infancia y consejos juveniles e infantiles que se reúnen cada cierto tiempo y que al menos una vez al año mantienen una reunión con la corporación municipal.

"Cada ciudad lo organiza como cree oportuno. Unas lo hacen a través de elecciones en los colegios, otras organizan los consejos por barrios... Es divertido porque cuando los chavales cumplen 18 dicen en broma que les ha llegado la hora de jubilarse", comenta Paola Bernal, técnica que forma parte de este programa dentro de Unicef España. "Es curioso observarles las primeras veces, cuando casi no se atreven a hablar, a años después. El consejo de Sevilla, por ejemplo, participó en la implantación de unas fuentes y exigieron que tuviesen tres alturas: una para adultos, otra para ellos y otra para sus perros. Otro chico de Asturias acabó presentándose en las últimas elecciones como candidato a concejal", resume Bernal.

El concurso sobre mejores prácticas para la infancia ha recibido 277 candidaturas procedentes de 36 países. Los ganadores de las seis categorías se han decidido mediante una mezcla de votación por internet y criterios de un jurado técnico. Estos son los ganadores y el finalista español.

Oviedo. Un 60% de niñas y ningún barrio atrás

Cuando la nueva corporación municipal se puso al frente de Oviedo (PP-Ciudadanos) tras las últimas elecciones locales, una de sus primeras decisiones fue seguir adelante con el plan de infancia que tiene en marcha desde hace cuatro años la ciudad. La capital asturiana ha sido la ganadora en la categoría de No discriminación y equidad. 140 niños componen el consejo infantil de la ciudad, que periódicamente se reúne para debatir sus necesidades y transmitírselas al gobierno municipal.

Estos representantes salen de lo que el municipio denomina 16 grupos de participación repartidos en los siete distritos de Oviedo. "Nuestro rasgo característico es que el consejo incluye un 60% de niñas para fomentar su empoderamiento y garantizamos que estén representados todos los colectivos de todos los barrios: desde los más vulnerables, hasta los que tienen alguna discapacidad", detalla Silvia Suárez, coordinadora de la estrategia municipal en esta área. El plan de infancia lo elaboran de forma conjunta las asociaciones sociales de Oviedo, el consejo de niños y adolescentes y el Ayuntamiento.

Mislata. Las calles son de los niños

Esta localidad valenciana de 43.000 habitantes ha obtenido el galardón en la categoría de Entornos seguros y limpios. Mislata ha logrado instalar en el municipio rutas seguras para ir a la escuela que incluye la participación de los propietarios de los pequeños negocios que hay camino a los centros educativos. "Esta idea surgió de los propios niños, pero los padres también necesitaban seguridad de que no iba a haber ningún problema en el trayecto de casa a las escuelas. Hemos hecho el proyecto piloto con dos colegios, que incluye 1.500 niños y este año lo ampliaremos a toda Mislata, que son 7.000 estudiantes", explica Carlos Fernández, alcalde socialista.

Gracias a este plan también se han revitalizado parques y zonas de juego, se han impulsado iniciativas como la plantación de flora en el municipio, la instalación de un cine al aire libre o la decoración de algunos de los muros con arte urbano.

Torrelodones. En busca del problema

El ayuntamiento madrileño ha resultado finalista de la categoría Servicios sociales amigos de la infancia. La ciudad formó ya en su legislatura anterior a un grupo de educadores de calle que buscan a los chavales que pueden tener problemas. Van a los parques, al patio de los colegios, o a la salida de los institutos y se ofrecen a iniciar una conversación con los chavales de la localidad. "No les hacemos venir a ningún edificio del Ayuntamiento, queremos ir nosotros donde están ellos, que vean que somos como ellos. Nuestros educadores han conseguido mezclarse con ellos y hemos encontrado problemas de todo tipo. Desde exclusión social, problemas de drogas, hasta problemas de identidad sexual. Hay algunos adolescentes que no quieren ayuda, pero muchos otros están deseando que alguien les escuche", detalla Jesús Moreno, concejal de Comunicación.

"Se patean el pueblo y hemos hecho hasta un mapa con los problemas juveniles que tenemos", añade. el edil "La anterior corporación nos cedió el testigo y lo cogimos encantados. Yo, que vengo del mundo de la empresa, me decidí a dar el paso especialmente por este tipo de proyectos. Yo tengo cinco hijos y son los primeros que participan en todo esto", reconoce el alcalde Alfredo García-Plata (Vecinos por Torrelodones).

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información