Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo reconocer a la avispa asiática y prevenir sus picaduras

El insecto se ha ganado fama de asesino tras provocar la muerte de tres personas en 2018 y otras dos este verano

Llegó a Francia en 2006 —o al menos ese fue el año en el que fue detectada en Europa por primera vez— y se ha convertido en la primera invasión exitosa de una avispa en este continente, señala un documento elaborado por el Ministerio de Transición Ecológica para el control, gestión y posible erradicación de este insecto. Desde las tierras galas, la avispa asiática (llamada así porque proviene del sudeste asiático) o avispa negra (por su característico color) se ha ido expandiendo hacia otros países europeos, como Portugal y ha llegado a España, donde sus picaduras acabaron con la vida de tres personas en el verano de 2018 y otras dos han fallecido este año.

Las muertes relacionadas con su pinchazo han causado pánico y revuelo, hasta el punto de merecerle el apodo de "asesina". Pero, ¿es realmente tan peligrosa? La respuesta, según Rentokil Initial, la principal empresa de control de plagas en España, es "no más que una avispa común". La diferencia está, principalmente, que su tamaño es mucho mayor, por lo que "es capaz de inocular más veneno y producir una reacción más dolorosa". Sin embargo, los fallecimientos relacionados con sus picaduras rondan el 0,08%, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Aun así, nadie quiere tener que sufrir la molestia de un insecto y mucho menos una que sea dolorosa. Por esto, es conveniente saber reconocerla y tomar las medidas adecuadas para evitar el contacto con ella. Este tipo de avispa tiene casi todo el cuerpo negro (con la excepción de algunas zonas marrones oscuras) y algunas manchas amarillas o naranjas, como en la cabeza). "Es fácil de reconocer ya que es la única tan oscura en toda Europa", señala el documento del Ministerio de Transición Ecológica. Además, son mucho más grandes: pueden llegar a rondar los 3,5 centímetros.

Cómo evitar su picadura

Las recomendaciones de Rentokil Inicial para evitar las picaduras de la avispa asiática son muy fáciles de seguir.

1. Inspeccionar la casa en busca de avisperos durante las estaciones de primavera y verano. Si se encuentra alguno, hay que mantener una distancia de entre 3 y 5 metros.

2. Mantener los cubos de basura con tapa ya que la comida puede atraerlas al interior de la casa.

3. Cerrar puertas y ventanas o usar mallas antimosquitos para que no logren pasar.

4. Si se observa una, es importante mantener la calma, no gritar ni agitar los brazos para espantarlas. Los movimientos bruscos pueden volverlas agresivas.

5. Evitar los colores y olores fuertes. Al igual que la basura, los aromas como las colonias o perfumes también pueden atraerlas.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información