Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las vacaciones de los políticos: cortas, cerca y pegados al teléfono

Los líderes de los cuatro principales partidos mantienen un perfil bajo con respecto a su descanso vacacional y aseguran que estarán completamente conectados

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, corriendo en las inmediaciones del Palacio de la Moncloa en junio de 2018.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, corriendo en las inmediaciones del Palacio de la Moncloa en junio de 2018. La Moncloa

Agosto, en España, sabe a vacaciones. A siesta y chiringuito, a días largos de holgazanería y noches de verbena, a volver el pueblo o a volar lejos. Pero poco o nada de eso catarán este año los principales políticos españoles. Las elecciones del 28 de abril dejaron un claro ganador, el Partido Socialista, pero un Congreso más fragmentado que nunca que no ha permitido, todavía, llegar a un acuerdo para la investidura. La situación no está para demasiados planes ociosos, con los nubarrones de una repetición electoral empezando a ondear en el horizonte.

De ahí que Pedro Sánchez, Pablo CasadoAlbert Rivera y Pablo Iglesias tengan varios elementos en común este verano: será corto, discreto y conectado. Sus equipos no están dispuestos a compartir demasiada información acerca de planes, destinos ni acompañantes, que en algunos casos serán improvisados y casi de última hora. En un país sin Gobierno y sin pactos por el momento para lograrlo, este año, la apuesta es mantener un perfil bajo y que las vacaciones sean, o parezcan, algo casi secundario.

Preguntar por el descanso de los líderes de PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos este año es una cuestión delicada. Nadie quiere dejar ver que no está pendiente del bloqueo o que se toma demasiados días libres. En un país sin Gobierno y sin pactos, este año la apuesta es mantener un perfil bajo y que las vacaciones sean, o parezcan, algo casi secundario.

Es decir: vacaciones, pero pocas y, sobre todo, muy discretas. El Gobierno tendrá Consejo de Ministros todos los viernes del mes y solo parará el 16, aprovechando el festivo nacional del día 15. Por tanto, esos cuatro días será más probable poder ver a los ministros dándose un chapuzón. Su jefe, Pedro Sánchez, también se cogerá unos cuantos días. "No tiene la cabeza en vacaciones", aseguran fuentes de su entorno. El próximo miércoles 7, Sánchez despachará y almorzará con el rey Felipe VI en Mallorca —todavía se desconoce si acompañado de su esposa, Begoña Gómez, como el año pasado— y a partir de ese fin de semana del 10 de agosto parará unos días, "aprovechando que es puente en toda España", explica un portavoz de Moncloa. Eso sí, siempre volviendo plenamente a la rutina parlamentaria el viernes 23, como muy tarde.

Albert Rivera, en una imagen de su cuenta de Instagram.
Albert Rivera, en una imagen de su cuenta de Instagram.

Se desconoce el destino por el que optará el presidente del Gobierno en funciones. Todo es ambiguo y poco claro. Podría descansar en Las Marismillas, la finca de Doñana que empezó a usar Felipe González en 1986 y en la que la familia de Sánchez ya estuvo el pasado verano, entonces acompañados durante un fin de semana por la cancillar alemana Angela Merkel. También podría quedarse incluso más cerca de Madrid, en la finca de Quintos de Mora, en Los Yébenes (Toledo), a menos de dos horas de la Moncloa. De hecho, puede que el descanso del presidente sea en el palacio presidencial, sin desplazamientos. En cualquier caso, mantendrá sus rutinas: estar en familia, ver series y correr 10 kilómetros diarios entre tres y cuatro días a la semana.

Pablo Casado y su esposa, Isabel Torres, en una fotografía de la cuenta de Instagram del líder del PP.
Pablo Casado y su esposa, Isabel Torres, en una fotografía de la cuenta de Instagram del líder del PP.

La familia articulará las rutinas del resto de los cabezas de los partidos. Pablo Casado optará por el plan habitual. El hoy líder del Partido Popular fue en su día diputado por Ávila, y en esa provincia descansará. En concreto, pasará dos semanas en el pueblo abulense de Las Navas del Marqués, a menos de una hora de Madrid. Allí ha estado años empadronado y llegó a optar a concejal. Acudirá previsiblemente junto a su mujer, Isabel Torres, y sus dos hijos. "A Isa y a mí nos gusta disfrutar buenos momentos con los niños, amigos y los vecinos del pueblo que sentimos nuestro", decía de esa villa el pasado abril.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, es hermético en sus vacaciones. Esta próxima semana no tiene compromisos con los medios, por lo que puede que la tome de vacaciones. Aficionado a las redes, él mismo será el encargado de dar cuenta de sus días de asueto a través de ellas. Solo se sabe que repartirá su tiempo, ya sea en España o fuera, entre sus amigos y su hija Daniela. Eso sí, "siempre está operativo", explican desde el partido.

Pablo Iglesias, con su perro, en una fotografía de su cuenta de Instagram.
Pablo Iglesias, con su perro, en una fotografía de su cuenta de Instagram.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, e Irene Montero, número dos del partido, pasarán el mes de agosto en Madrid, informa Ana Marcos. La dirigente dio a luz el pasado viernes a su hija. Como ya sucedió con sus mellizos que nacieron al sexto mes de embarazo, Aitana —el nombre de la niña— nació con casi un mes de antelación. La pareja se centrará en el cuidado de sus tres hijos con una diferencia de edad de apenas un año.

Montero se apartó de la política activa a mediados de julio. La portavoz parlamentaria de Unidas Podemos ejerció su derecho al voto en las dos sesiones de investidura desde su casa de manera telemática. Por su parte, Iglesias se apartó de la vida pública esta semana tras el fracaso de la negociación para formar una coalición de Gobierno con el PSOE. El dirigente ha decidido permanecer en Madrid a la espera de que Sánchez, presidente en funciones, inicie la ronda de contactos para tratar de formar un nuevo Ejecutivo. No es tiempo de series ni de libros.

Por turnos rotatorios

El ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, respondía el pasado jueves en la Cadena Ser la pregunta que tantos se hacían: si, en plenas negociaciones, habrá vacaciones para el Gobierno en funciones. "Nos hemos repartido, organizado, digamos, para que podamos tener una semana en agosto cada uno", explicaba Ábalos, respondiendo también al quid de la cuestión. "¿Cree que los españoles comprenderían ver a sus políticos en la playa mientras España está sin un Gobierno?". "Por eso mismo hemos tomado esa decisión", respondía él. "Con nosotros no habría la condescendencia que habría con el señor Rajoy, que se permitió en 2016 irse de vacaciones tranquilamente y nos recomendó a todos los españoles relax. Imagínese si hacemos nosotros eso. Pero claro, a todos no se nos mide igual".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >