Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

The Rock aprovecha un discurso en MTV para denunciar lo “miserable” que fue Hollywood con él

Dwayne Johnson es hoy uno de los actores más populares y mejor pagados del mundo, pero hace 20 años la industria no sabía qué hacer con este exluchador multirracial de casi dos metros de alto

The Rock MTV
Dwayne Johnson, alias 'The Rock', recogiendo el premio Generation Award en la gala de los MTV Movie Awards anoche en Los Ángeles. Foto: Getty Images

Dwayne Johnson (California, 1972) es uno de los actores más taquilleros de la actualidad. Sus películas podrían considerarse de acción descerebrada (una serie de terremotos destrozan Estados Unidos, un orangután gigantesco siempre el pánico en Chicago, el rascacielos más alto del mundo es atacado por unos terroristas), pero tienen a la vez un sabor a aventura clásica que conquista incluso a los que desprecian el género. Él parece no tomarse demasiado en serio a sí mismo, lo que le da un halo de tío enrollado que desarma incluso a la crítica más seria. Por todo esto, tal vez, Time lo incluyó en su lista de personajes más influyentes de 2019.

“Cuando llegué a Hollywood no sabían qué hacer conmigo. Era un luchador profesional mitad negro, mitad samoano y de casi dos metros de altura”

Dwayne Johnson, 'The Rock', recogiendo un premio MTV

Pero antes de todo esto, Hollywood no lo trató especialmente bien. Lo ha revelado al recoger un premio Generation Award en la gala de los MTV Movie Awards celebrada esta semana, que premian a las figuras más populares y taquilleras de las películas cada año. “Cuando llegué a Hollywood no sabían qué hacer conmigo”, confesó a los presentes. “Era un luchador profesional mitad negro, mitad samoano (Johnson tiene orígenes en Samoa, uno de los cuatro países que forman la Polinesia) y de casi dos metros de altura”.

“Entonces me dijeron cómo tenía que ser", continuó. "Tienes que perder peso’, ‘tienes que ser alguien diferente’, ‘tienes que dejar de ir al gimnasio’, ‘tienes que dejar de llamarte a ti mismo ‘The Rock’… ¿Cómo? Durante años me lo creí”.

Johnson podría estar hablando de sus inicios en el mundo de la interpretación, que se limitaron a pequeños papeles en series como Aquellos maravillosos 70, La red o Star Trek: Voyager, entre 1999 y 2001. Pero ese año consiguió su primer papel importante: el del rey Escorpión en El regreso de la momia (2001), que le llevaría, solo un año después, a protagonizar su propia película, El rey Escorpión (2002).

El discurso de Dwayne Johnson al recoger su premio en la gala MTV Movie Awards, completo y en inglés.

“Así que tomé una decisión”, continuó Johnson. “Yo no me iba a adaptar a Hollywood, Hollywood se iba a adaptar a mí”. Dicho y hecho: el ascenso de Johnson como héroe de acción en una época en la que Hollywood se había quedado sin ellos (los de los ochenta eran ya sexagenarios ya y no había habido un recambio generacional efectivo) fue fulgurante. En la última lista Forbes de las 100 celebridades mejor pagadas, Johnson ocupó el puesto 5 con unos ingresos de 110 millones de euros y actualmente tiene ocho proyectos de alto presupuesto entre sus planes de futuro.

“Lo que veis aquí esta noche”, remató el actor y excampeón de lucha libre, “esto es lo que soy, un orgulloso hombre mitad negro, mitad samoano. Es importante que seas lo más auténtico posible, soy el ejemplo andante de eso”. Pero el actor señaló después que eso no es lo más importante: “Sé amable, compasivo, inclusivo y, en resumen, sé bueno con la gente porque eso es lo que importa. Si puedes llegar a ese lugar, ahí es cuando te conviertes en alguien poderoso e influyente de un buen modo. [...] Cuando tenía quince años oí una frase que nunca olvidaré y llevo siempre conmigo: ‘Es agradable ser importante, pero es más importante ser agradable”.

Hace un tiempo, Dwayne Johnson especuló con la idea de presentarse a presidente de Estados Unidos. Semanas después se publicó una encuesta. Resultado: está entre los favoritos.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información