Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El arte de fotografiar aves

El arte de fotografiar aves

7 fotos

Una bandada de estorninos que parece impresa sobre fuego. Una pareja de araos que se corteja a contraluz. En sus encuentros con las aves, el autor de estas imágenes huye del enfoque documental y descriptivo para elevar la fotografía de aves a la categoría de arte. Esta es una historia de admiración por estos animales, contada bajo el prisma de la creatividad.

  • Retrato íntimo de un alcatraz atlántico, en las islas Saltee, Irlanda. Para la fotografía se han usado multiplicadores de focal.
    1Retrato íntimo de un alcatraz atlántico, en las islas Saltee, Irlanda. Para la fotografía se han usado multiplicadores de focal.
  • Una bandada de estorninos acosados por un halcón, en Oviedo, Asturias. En el momento de la toma se realizó una doble exposición.
    2Una bandada de estorninos acosados por un halcón, en Oviedo, Asturias. En el momento de la toma se realizó una doble exposición.
  • Contraluz de cigüeñas comunes peleando por un lugar en su dormidero, en Alcalá de Guadaíra, Sevilla.
    3Contraluz de cigüeñas comunes peleando por un lugar en su dormidero, en Alcalá de Guadaíra, Sevilla.
  • Garceta común sorprendida por el mar Cantábrico, en Gijón, Asturias.
    4Garceta común sorprendida por el mar Cantábrico, en Gijón, Asturias.
  • Contraluz de araos formando un corazón, en las islas Hébridas, Escocia.
    5Contraluz de araos formando un corazón, en las islas Hébridas, Escocia.
  • Contraluz de alcatraz realizado mediante la técnica de 'panning', en los acantilados de Bempton Cliffs, Inglaterra.
    6Contraluz de alcatraz realizado mediante la técnica de 'panning', en los acantilados de Bempton Cliffs, Inglaterra.
  • Cortejo de alcatraces, en los acantilados de Troup Head, Escocia. Estas aves se emparejan de por vida.    Siempre me sentí atraído por las aves, por su belleza y su capacidad de volar y de conquistar ese espacio para nosotros inaccesible: el cielo. Me he ido centrando en ellas para desarrollar este arte de observación que es la fotografía. No solo intento capturar imágenes de las aves que veo, sino la forma en que las veo. En la fotografía de aves se tiende hacia una visión documentalista. En ella, el reto es que el animal ocupe la mayor parte del fotograma y la imagen tenga el mayor detalle posible. Si lo que queremos es una visión artística, hay que huir de esta concepción e ir a planos más abiertos donde primen la composición y el entorno. Como contrapunto están las abstracciones. Aquí la cercanía sí importa, pero desde una visión que cambie la figura del ave tal y como es en realidad. Centrarnos en una parte de su cuerpo, aislarla y componer para crear una abstracción que nos dé una visión artística que el mero retrato no es capaz de dar. Al principio de mi vida fotográfica trabajé mucho en blanco y negro. En muchas ocasiones me aprovecho de ese pasado para buscar distintos encuadres, fondos y luces que mejoren mis fotografías. Utilizar distintas temperaturas de color para crear atmósferas, jugar con bajas velocidades de obturación para conseguir “pinturas”, crear ambientes oníricos mediante desenfoques y dobles exposiciones. Estas son algunas de las técnicas para conseguir ese componente artístico que siempre intento buscar en mis encuentros con las aves.
    7Cortejo de alcatraces, en los acantilados de Troup Head, Escocia. Estas aves se emparejan de por vida.

    Siempre me sentí atraído por las aves, por su belleza y su capacidad de volar y de conquistar ese espacio para nosotros inaccesible: el cielo. Me he ido centrando en ellas para desarrollar este arte de observación que es la fotografía. No solo intento capturar imágenes de las aves que veo, sino la forma en que las veo. En la fotografía de aves se tiende hacia una visión documentalista. En ella, el reto es que el animal ocupe la mayor parte del fotograma y la imagen tenga el mayor detalle posible. Si lo que queremos es una visión artística, hay que huir de esta concepción e ir a planos más abiertos donde primen la composición y el entorno. Como contrapunto están las abstracciones. Aquí la cercanía sí importa, pero desde una visión que cambie la figura del ave tal y como es en realidad. Centrarnos en una parte de su cuerpo, aislarla y componer para crear una abstracción que nos dé una visión artística que el mero retrato no es capaz de dar. Al principio de mi vida fotográfica trabajé mucho en blanco y negro. En muchas ocasiones me aprovecho de ese pasado para buscar distintos encuadres, fondos y luces que mejoren mis fotografías. Utilizar distintas temperaturas de color para crear atmósferas, jugar con bajas velocidades de obturación para conseguir “pinturas”, crear ambientes oníricos mediante desenfoques y dobles exposiciones. Estas son algunas de las técnicas para conseguir ese componente artístico que siempre intento buscar en mis encuentros con las aves.