Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Un padre y su hijo matan ilegalmente en Alaska a una osa y sus cachorros mientras hibernaban

Gracias a que los furtivos fueron grabados por una cámara del Servicio Forestal estadounidense pudieron ser identificados y condenados

Un momento del vídeo difundido por la organización The Human Society en la que padre e hijo celebran la captura de una osa y sus cachorros.

Dos hombres disparan a una osa y sus dos cachorros mientras hibernan en la isla de Esther, en Alaska. Tras sacar a la madre ya muerta de su guarida lo celebran y se jactan: "Nunca nos podrán relacionar con esto". Uno de ellos llega a sacarse una foto con el animal antes de descuartizarlo. Lo que los cazadores no sabían es que una cámara había grabado toda la escena. El Servicio Forestal estadounidense y el Departamento de Pesca y Caza de Alaska la habían colocado para estudiar a esta familia de osos negros. Matar a oseznos o a madres oso y sus cachorros mientras hibernan es ilegal en esta zona de Alaska.

Las imágenes han sido difundidas por la organización The Human Society, que promueve el bienestar animal. Gracias a ellas se pudo identificar a los furtivos: Andrew Renner, de 41 años y su hijo Owen, de 18. Ambos se declararon culpables de 12 actos ilegales. Andrew Renner fue condenado el pasado mes de enero a tres meses de cárcel y tuvo que pagar una multa de 9.000 dólares (unos 8.000 euros). Además tuvo que entregar a las autoridades el bote en el que habían llegado a la isla, y los esquís y las armas que habían utilizado. Su hijo Owen pudo elegir entre 30 días de cárcel o de servicios sociales. A ambos se les han retirado sus licencias de caza. Al padre durante 10 años y al hijo, durante dos. "Se hizo justicia, pero estos animales merecen más respeto y compasión", defiende The Human Society en su comunicado.

Dos días después del asesinato de la familia de osos, que sucedió en abril de 2018, los Renner volvieron al lugar de los hechos para tratar de borrar las pruebas. "Voy a entrar en la guarida y asegurarme de que no queda ninguna parte pequeña", sugiere el padre. Más tarde se les puede ver en el vídeo tratando de buscar todos los casquillos de bala y llevándose los cuerpos de los cachorros en una bolsa. Su intención era ocultar que habían matado a los cachorros. Pero el vídeo desmintió su versión y tuvieron que declararse culpables.

"Esta brutalidad pronto podría ser lo normal", denuncian desde The Human Society. La organización ha difundido las imágenes para concienciar sobre la situación que se vive con la caza de osos en Alaska. La ley federal prohíbe actualmente estas prácticas en las reservas nacionales del Estado pero la administración de Trump está estudiando levantar esa prohibición, según explica la ONG: "Si esta crueldad atroz se produce mientras existen protecciones, anularlas prácticamente animaría a que estas masacres continúen. Necesitamos más protecciones federales, no menos, para garantizar que este tipo de actividades crueles y horribles estén prohibidas para siempre".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información