Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

‘Hope’, la orangutana que sobrevivió a 74 disparos de perdigón en Indonesia

Su cría murió por malnutrición horas después de que ambos animales, en peligro de extinción, fueran rescatados

Dos veterinarias junto a la orangutana 'Hope', este pasado domingo en Sibolangit (Indonesia).
Dos veterinarias junto a la orangutana 'Hope', este pasado domingo en Sibolangit (Indonesia). AP
Madrid / Yakarta

Hope (Esperanza, en su traducción al español) es el nombre de la orangutana que fue hallada hace diez días en Indonesia en una plantación de aceite de palma con 74 disparos de perdigón en el cuerpo junto a su cría. La pequeña murió horas después por malnutrición, en la provincia de Aceh, según anunció la semana pasada el Ministerio de Medio Ambiente, pero Hope, que también sufrió un apuñalamiento y pertenece a una especie en peligro de extinción, ha logrado sobrevivir.

Los orangutanes fueron rescatados el pasado sábado 9 de marzo por la agencia de conservación indonesia (BKSDA) en los alrededores de la ciudad de Subulussalam, en la provincia de Aceh, donde fueron localizados por varios residentes. Después fueron trasladados a un centro de cuarentena cercano, situado en el distrito de Sibolangit, en la mitad norte de la isla de Sumatra. "La madre presentaba heridas en la mano derecha, la pierna derecha y la espalda, mientras que el bebé de un mes de edad presentaba síntomas de malnutrición", ha explicado el Ministerio de Medio Ambiente en las redes sociales.

En las radiografías que le hicieron al animal en Sibolangit, se observan restos de decenas de perdigones en el tórax, los brazos, el cuello y la cara del mamífero, que está siendo tratado en las instalaciones del Programa de Conservación del Orangután de Sumatra (SOCP, por sus siglas en inglés). "Siendo sinceros, estamos en shock por el resultado [de las radiografías]. 74 perdigones, los ojos dañados, varios huesos fracturados, una herida de puñalada... Sin embargo, no se rinde. Hope no será la última [en sufrir esto], pero nos ha enseñado a ser lo suficientemente fuertes para salvar cada vez más orangutanes", ha escrito en su cuenta de Facebook el Centro de Información del Orangután (OIC, por sus siglas en inglés), una asociación que está trabajando con el SOCP para tratar de salvar al simio.

Radiografía de la orangutana 'Hope', que sufrió más de 70 disparos de perdigón en Indonesia. ampliar foto
Radiografía de la orangutana 'Hope', que sufrió más de 70 disparos de perdigón en Indonesia. AP

Aunque Hope, una hembra adulta de unos 30 años, ha podido ser salvada por los veterinarios, se encuentra en cuidados intensivos y sigue muy grave. Su cría fue enterrada en el jardín del centro de cuarentena de Sibolangit. Además, tras la noticia del rescate de la orangutana con 74 disparos de perdigón, la semana pasada un grupo de personas se manifestó en la ciudad de Banda Aceh, de unos 235.000 habitantes, para pedir justicia y claridad en este caso y protestar contra el maltrato animal.

El ministerio de Medio Ambiente ha asegurado que instará a las autoridades a investigar el caso para encontrar a los responsables. Cerca de 1.000 orangutanes mueren cada año en Sumatra y Borneo, donde la fragmentación de los grupos por la construcción de carreteras, agricultura e industrias amenaza a la especie, según la ONG Programa de Conservación del Orangután de Sumatra.

El Gobierno calcula que 71.640 orangutanes viven entre la isla de Sumatra y la isla de Borneo —que Indonesia comparte con Malasia y Brunei—, aunque la población está en declive, según un estudio gubernamental publicado en el año 2017. De los 150.000 que había a finales de la década de los noventa, la mitad murieron entre 1999 y 2015, debido sobre todo a las consecuencias de las actividades humanas en la región, como la deforestación. Además, el orangután de Sumatra está incluido en la lista de especies en peligro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Esta organización también señala las actividades humanas como la causa principal de la situación de este mamífero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información