Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álvaro de Francisco & Álvaro Serrano: El Tinder de las mascotas

Álvaro de Francisco y Álvaro Serrano, retratados en la protectora de animales de Molina de Segura (Murcia).
Álvaro de Francisco y Álvaro Serrano, retratados en la protectora de animales de Molina de Segura (Murcia).

EN PRIMARIA hacía reventa de bolis y de piedras y peonzas”, asegura Álvaro de Francisco para ilustrar que su actitud emprendedora viene de lejos. A sus 26 años, este licenciado en Veterinaria y su socio Álvaro Serrano, informático de 29 años, han desarrollado una plataforma que conecta protectoras de animales con particulares interesados en adoptar una mascota. Miwuki —de miau, wuff y kikirikí— funciona desde febrero de 2017 y ha gestionado más de 10.600 adopciones en España.

En la plataforma, las protectoras pueden crear los perfiles de los animales que tienen disponibles para adopción. En la actualidad ya se han sumado más de 760 organizaciones y superan los 90.000 usuarios registrados. “Las protectoras no tienen programas informáticos y todo era bastante caótico. Visitamos una en la que una señora con un calendario controlaba cientos de perros”, recuerda De Francisco. “Además, les cuesta llegar a adoptantes nuevos. Quisimos ayudar en todos los sentidos: organización y difusión. Ahora nos llaman ‘el Tinder de los animales”.

Desde el principio, remachan, Miwuki ha marchado “casi sola”. De hecho, ya está presente en España, Francia, México y Argentina, y el año pasado firmaron un acuerdo de colaboración con la Fundación Affinity para tratar de paliar el abandono, que en 2017 afectó a 17 de cada 1.000 perros y a 10 de cada 1.000 gatos en España. Además, De Francisco fue seleccionado por el programa de Coca-Cola GeneradorES para trabajar con otros jóvenes en la creación de nuevos modelos de negocio.

¿El siguiente paso? Ampliar los servicios de la plataforma para que cubra todo el proceso de tener una mascota, desde la adopción hasta las vacunas, pasando por el almacenamiento de datos. “Tenemos muchas ideas, pero vamos poco a poco”, resume De Francisco.