Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres en las que se refugia Meghan Markle en Nueva York

La estilista Jessica Mulroney, la tenista Serena Williams o la abogada Amal Clooney forman el círculo íntimo de la duquesa de Sussex, y con ellas ha celebrado una fiesta en la ciudad estadounidense antes del inminente nacimiento de su primer hijo

Meghan Markle, en Nueva York.
Meghan Markle, en Nueva York. GTRES

La amistad es clave para superar los momentos de zozobra. Y Meghan Markle no está pasando una época precisamente fácil. Además de acostumbrarse a vivir en un país extranjero, a hacerse a una nueva y muy especial familia, a tener decenas de compromisos oficiales en los que cada uno de sus gestos y prendas son escrutados, a enfrentarse calladamente a las críticas de los tabloides y a esperar la llegada de su primer hijo, la esposa del príncipe Enrique de Inglaterra tiene que lidiar con las acusaciones y mentiras que recibe por parte de su familia, quienes amenazan con publicar en varios libros.

En una situación así, resulta natural que Markle haya querido poner cierta tierra de por medio y refugiarse en los suyos. Sobre todo, en las suyas. La duquesa de Sussex está estos días en Nueva York, la que dicen que es una de sus ciudades favoritas, para ver a un grupo de amigas que son sus íntimas, a las que recurre cuando necesita volver a conectar con ese mundo al que ha pertenecido hasta hace escasos meses. Actrices, diseñadoras, atletas... Las mujeres que fueron a su boda de forma pública, pero también quienes van a visitarla a Londres en escapadas secretas o quienes no tienen miedo de alzar la voz por ella, que no puede hacerlo, y defenderla cuando es necesario.

En vez de atravesar medio mundo para llegar a su California natal ha decidido quedarse a mitad de camino y reunir en la ciudad a un puñado de amigas de su confianza. Allí, en el exclusivo hotel Mark del Upper East Side, al noreste de Manhattan, ha juntado a sus más íntimas para celebrar una fiesta por el nacimiento de su primer hijo, que llegará al mundo en abril, según ella misma ha explicado. En las puertas del exclusivo establecimiento se han acumulado decenas de fotógrafos estos días, y también se ha visto llegar paquetes y bolsas de regalos.

Ver esta publicación en Instagram

Magical weekend with a handsome fella

Una publicación compartida de Jess Mulroney (@jessicamulroney) el

Una de esas mujeres, de las menos mediáticas de la pandilla —aunque su cercanía a la duquesa ha disparado su popularidad y ahora colabora en programas de televisión como Good Morning America o Cityline—, es Jessica Mulroney. Estilista, diseñadora de bodas y eventos y creadora de un proyecto solidario para mujeres sin hogar, esta canadiense de 38 años es buena amiga de Markle desde que la ahora esposa del príncipe Enrique era actriz y vivía en Toronto, donde permaneció siete años grabando la serie Suits. Ella estuvo presente en la primera aparición pública de Enrique y Meghan, en los Juegos Invictus que se celebraron en esa ciudad. 

Además de amiga de Meghan, Jessica ha sido su asesora estilística en multitud de ocasiones; la ayudó a elegir el vestido de novia que llevó durante un capítulo de Suits y también con prendas para sus primeras citas con la familia real británica. Además, también ha ayudado con sus estilismos a Sophie Grégoire-Trudeau, la mujer del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Su conexión con las altas esferas también viene por matrimonio, ya que su marido es Ben Mulroney, hijo del exprimer ministro del país Brian Mulroney

Amal Clooney, en la fiesta de Meghan Markle en Nueva York. ampliar foto
Amal Clooney, en la fiesta de Meghan Markle en Nueva York. GC Images

Con quien Markle también pasó toda la jornada del lunes fue con Abigail Spencer. En un principio ambas iban a almorzar en el restaurante del museo Met Breuer, pero el equipo de seguridad de la duquesa lo consideró un lugar demasiado expuesto, por lo que la duquesa solo hizo una corta visita a la galería y ambas comieron en otro lujoso hotel cercano, The Surrey. Spencer, de 37 años, es actriz y fue compañera de la duquesa en Suits hace años (solo estuvo en la serie entre 2012 y 2013), pero conectaron y siguen siendo buenas amigas. Después, Spencer ha aparecido en otras series como True Detective o Anatomía de Grey.

Meghan Markle y Abigail Spencer a su salida del hotel Surrey de Nueva York. ampliar foto
Meghan Markle y Abigail Spencer a su salida del hotel Surrey de Nueva York. GTRES

Al regresar por la tarde a su hotel se unió al grupo la diseñadora Misha Nonoo, de 34 años. Una de las más íntimas amigas de la duquesa, los medios británicos acreditan que fue ella quien presentó a Markle al príncipe Enrique. Nacida en Bahréin y criada en Londres, la amiga de la duquesa se comprometió con su novio, el magnate petrolero Michael Hess, el pasado día de San Valentín en un viaje a México. Nonoo diseña desde hace tres años prendas sencillas de colores básicos con materiales sostenibles —que la propia Markle ha llevado— y en 2015 fue considerada una de las 30 personas menores de 30 años más influyentes.

Todas salieron a cenar al restaurante The Polo Bar, perteneciente al diseñador Ralph Lauren y uno de los favoritos de los famosos en la ciudad, así como del presidente Trump. Al grupo se unió Serena Williams, que llegó al lugar muy seria y vestida completamente de negro. La tenista es una de las mejores amigas de Markle y acudió a la boda de los duques el pasado mayo junto a su marido Alexis Ohanian, el confundador de la empresa tecnológica Reddit. 

Meghan Markle junto a Markus Anderson, el lunes en Nueva York. ampliar foto
Meghan Markle junto a Markus Anderson, el lunes en Nueva York. GTRES

Serena es de las pocas amigas que han dado la cara públicamente por Meghan. En diciembre afirmó que su amiga no era "una tirana", dadas las acusaciones acerca de ella que salían de palacio. "Tiene una personalidad que deslumbra", ha afirmado Williams sobre Meghan Markle, a quien conoció en un partido de tenis benéfico en 2014. "Le dije que tenía que ser ella misma y no esconderse", ha explicado.

Al grupo se les unió el martes Amal Clooney, la abogada de derechos humanos buena amiga de la duquesa. El martes la fiesta en pos del bebé tuvo lugar en el hotel Carlyle, otro clásico establecimiento neoyorquino. La abogada y la exactriz se conocen desde hace tiempo, y fue la primera la que ayudó a la hoy duquesa a aterrizar en Londres y asentarse en la ciudad. 

Entre tantas mujeres, también hubo un hombre en la reunión. Agarrando cariñosamente a Meghan Markle del brazo y de la cintura estaba Markus Anderson. Fiel amigo de la duquesa —también la acompañó en aquellos Juegos Invictus—, Anderson es un cotizado consultor que trabaja para la red de clubes privados Soho House, donde empezó su carrera como camarero. De hecho, él fue partícipe de la apertura del club de esa exclusiva línea en Toronto hace siete años y conoció entonces a la hoy duquesa. Con él viajó Meghan a Europa hace un par de años, y juntos se retrataron en el ya cerrado Instagram de la joven tomando "unas tapas con mis amigos", como escribió en perfecto español la entonces actriz. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >