Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meghan Markle viaja a Nueva York en secreto para celebrar la llegada de su hijo

Los amigos de la duquesa de Sussex le han organizado una 'babyshower' en Estados Unidos

Meghan Markle, el 12 de febrero en una gala celebrada en el Museo de Historia Natural de Londres.
Meghan Markle, el 12 de febrero en una gala celebrada en el Museo de Historia Natural de Londres. WireImage

Es típico en la cultura anglosajona y sobre todo en Estados Unidos que, antes de que nazca un niño, sus padres, familiares y amigos organicen una fiesta de bienvenida llamada babyshower. Meghan Markle, estadounidense de nacimiento, no ha querido perderse esa tradición y ha volado hasta su país natal para celebrarla.

Según recogen publicaciones como People y la británica Hello, la esposa del príncipe Enrique de Inglaterra está en Nueva York para dar una fiesta junto a sus amigos antes de que nazca su primer hijo. La fiesta tendrá lugar este martes. Markle espera a su primer hijo, que ocupará el séptimo lugar en la línea de sucesión al trono británico, para finales de abril, tal y como desveló ella misma. Así, está embarazada de siete meses y, al entrar en el tercer trimestre del embarazo pronto no podrá volar. 

Los medios británicos aseguran que esta babyshower se celebrará en un hotel —de lujo, pero no identificado— en el Upper East Side de Nueva York y que tendrá alrededor de 15 invitados, principalmente sus amigos más íntimos, como la estilista y wedding planner Jessica Mulroney. Se desconoce si acudirán sus excompañeros de la serie Suits o sus amigos más célebres, como los Clooney, Serena Williams o Priyanka Chopra, que estuvieron en su boda el pasado mes de mayo. A quien no se ha visto en la ciudad —ni se prevé su presencia en la celebración— ha sido a su marido, el príncipe Enrique, que aunque no tiene compromisos oficiales en su agenda los próximos días.

Aunque la fiesta tendrá lugar esta semana, la duquesa ha llegado a la ciudad algo antes, entre el jueves y el viernes de la anterior. El sábado pasó la jornada junto a Mulroney, comprando algunos dulces y ropa de bebé, y el lunes medios británicos la retrataron en la ciudad acompañada por agentes de seguridad tratando de pasar desapercibida bajo un abrigo negro, una gorra gris y oculta tras su melena negra, que le tapaba la cara. 

Esta será una de las últimas escapadas de Markle, aunque no la última oficial. Los próximos días los duques de Sussex harán el que previsiblemente sí será su último viaje al extranjero, al menos juntos, hasta que nazca su hijo. Meghan y Enrique visitarán Marruecos desde el sábado 23 hasta el lunes 25 de febrero, siguiendo así la estela de los reyes de España, que estuvieron en ese país la semana pasada. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >