Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Forenses

Les paguen o no, el daño está hecho. Llevan 35 años trabajando bajo distintos gobiernos, y sólo ahora alguien creyó que eran prescindibles, una ecuación más del debe y el haber

Forenses

El Equipo Argentino de Antropología Forense trabaja desde hace 35 años en la Argentina y en 30 países identificando restos de víctimas de violencia de estado (entre otras violencias). El jueves envió un comunicado brutal: "El EAAF suspende sus actividades en Argentina porque el Estado no le giró los fondos acordados". La secretaría de Derechos Humanos no les pagó trabajos realizados en 2018 -la identificación de soldados muertos en Malvinas, la búsqueda de desaparecidos de la dictadura-, y los dejó en una situación crítica. Seguirán realizando tareas internacionales, pero no en su país. No pueden: no les pagamos. Conozco un poco a esa gente. A Mercedes Doretti, que en 2007 recibió 500 mil dólares por la beca MacArthur y donó la mitad al Equipo porque "yo no trabajo sola". A Mercedes Salado, que me dijo "Lo que hacemos es tan pequeño. Encuentras la identidad de una persona. Y eso es todo. Pero es una dignificación del muerto y también del vivo". A Luis Fondebrider, que me dijo "La relación con los familiares de los desaparecidos la tuvimos siempre. Nosotros tocábamos a sus muertos. Tocar los muertos crea una relación especial con la gente". Escribir ese comunicado, que lleva incertidumbre a miles de familiares que esperan, debe haber sido para ellos más difícil que tocar a los muertos. El gobierno argentino adujo "problemas administrativos" y aseguró que les pagarían el viernes. Pero el viernes aún no habían recibido nada. Les paguen o no, el daño está hecho. Llevan 35 años trabajando bajo distintos gobiernos, y sólo ahora alguien creyó que eran prescindibles, una ecuación más del debe y el haber. Después de todo, ¿cuánto vale un puñado de huesos con nombre, cuánto estamos dispuestos a pagar por un poco de memoria colectiva? Nada indica que ese alguien no vuelva a creer lo mismo, se les pague o no, en el futuro inmediato.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >