Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin título

Marianela Sánchez colgó un vídeo en Facebook. Acusaba a su profesor de baile de haberla violado

Sin título

Marianela Sánchez tiene 33 años, es instructora en un gimnasio y reside en Villa Adelina, al norte de Buenos Aires. El pasado 15 de diciembre, sábado, colgó un vídeo en su página de Facebook. En él afirmaba que su hermano mayor, Gustavo, había abusado de ella cuando tenía 5 años, y él, 12. También afirmaba que Luis María Rodríguez, su antiguo profesor de baile, la había violado dos décadas atrás. Ella tenía entonces 13 años; él, 25.

Luis María Rodríguez, de 45 años, fue nombrado hace unos meses director de Deportes de la Municipalidad de San Pedro, una ciudad de 48.000 habitantes al norte de Buenos Aires. El 15 de diciembre, por la noche, se encontraba en la fiesta de fin de curso de la Escuela Normal de San Pedro. Una amiga le telefoneó para advertirle de que circulaba por las redes un vídeo en el que se le acusaba de violación. Rodríguez fue a casa de la amiga para ver el vídeo de Marianela. Luego se marchó, muy alterado. La amiga avisó a la hermana y el hermano de Rodríguez. Ambos le encontraron en su casa, muerto, pasada la medianoche. Se había ahorcado con unos cables.

Rodríguez era un hombre popular en San Pedro. Había enseñado tango y danzas folclóricas a muchísima gente. Centenares de personas acudieron a su velatorio. Los teléfonos móviles hervían: unos y otros se rebotaban insultos contra Marianela Sánchez, la denunciante. La hermana del difunto, Bety Rodríguez, periodista local, declaró que, si hubo delito, lo procedente era denunciarlo en comisaría, no en las redes. También explicó que Luis María se había separado de su esposa y de sus hijos hacía dos años y estaba deprimido desde entonces. En 2016 había intentado suicidarse. Actualmente tenía una nueva pareja, Paula Ferreyra. Esperaban un hijo en febrero. Paula Ferreyra requirió tratamiento psicológico después de conocer la noticia del suicidio. Al día siguiente declaró a la prensa que Marianela Sánchez era “basura”. La madre de Marianela, Graciela Corvalán, explicó que solía encontrarse con Luis María Rodríguez por las calles de San Pedro y que él le pedía que saludara a Marianela de su parte. Cuando hablaba de ello con su hija, Marianela le respondía que no quería saber nada de Luis María porque era “basura”. Graciela Corvalán estaba visiblemente hundida. No sabía si creer o no a Marianela en lo referente a los presuntos abusos de su hermano Gustavo. “La familia está rota”, dijo.

El fiscal de San Pedro, Fidel Manso, abrió de inmediato una investigación en torno a la muerte de Luis María Rodríguez. Declaró que nunca se podía descartar de antemano un posible homicidio. Habló también de otra posible figura delictiva, la de instigación al suicidio. Citó a Marianela Sánchez el martes 18 para que declarara como testigo. Varios vecinos anunciaron que recibirían a Marianela Sánchez de forma muy hostil. Marianela se declaró “conmocionada” por los acontecimientos y alegó una “indisposición personal” para solicitar un aplazamiento, que le fue concedido. Al día siguiente, miércoles, empezó a circular un vídeo de 2017 en el que Marianela y Luis María bailaban en la Sociedad Italiana de San Pedro, donde él seguía dando clases. Muchos vecinos lo consideraron una prueba de la inocencia de Luis María. Otros, en cambio, murmuraban que pronto surgirían nuevas denuncias contra Luis María.

Esto es lo que se sabe hasta la fecha. A mí no se me ha ocurrido ningún título satisfactorio. El lector puede intentarlo.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información