Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué llego al orgasmo a solas pero no con mi pareja

No solo se trata de la falta de comunicación, el estrés también puede ser uno de los motivos

Seis de cada 10 mujeres españolas tienen problemas para llegar al orgasmo cuando mantienen relaciones sexuales con sus parejas. Una cifra que es mucho menor en el caso de los hombres, que solo son el 20%, según una encuesta realizada por la marca de preservativos Control. Esto, sin embargo, no quiere decir que un 60% de las mujeres sea incapaz de llegar a experimentar orgasmos. Al contrario, explica Ruth González Pérez, psicóloga y sexóloga, que "es bastante habitual que sean capaces de llegar al clímax a solas". Pero, ¿por qué no lo logran en pareja?

La clave principal de este problema, señala esta experta, es bastante obvia: "Nuestro modelo sexual está basado en la penetración y esto no favorece el orgasmo de la mujer, que necesita de la estimulación del clítoris para conseguirlo". Pero este no es la única, "También necesita encontrarse tranquila y sin preocupaciones para poder dejarse llevar y centrarse en las sensaciones que llevan al orgasmo".

Relajarse no es tan sencillo, si tenemos en cuenta nuestro ritmo de vida actual y el estrés que supone, que es mayor en mujeres porque, además de las responsabilidades laborales, tienden a hacerse cargo de más labores en el entorno familiar y personal, lo que, inevitablemente, pasa factura, como publicó Cinco Días. Todo esto puede hacer que ellas estén más dispersas en los encuentros sexuales y tengan mayor dificultad para llegar al clímax. Sin embargo, "cuando estamos solas y sabemos lo que nos gusta y cómo nos gusta, nos relajamos y no tenemos problema en centrarnos en nuestro cuerpo y estimularlo", apunta González.

La desigualdad en la pareja puede dificultar el orgasmo

Si bien las cifras de mujeres que no llegan al orgasmo son altas, quizás es igual de preocupante el número de mujeres que optan por fingir en vez de comunicarlo y hacer algo al respecto: el 56,4% de las mujeres encuestadas por Control reconoce haberlo hecho en más de una ocasión, frente al 17% de los participantes masculinos. Un problema que solo tiene una solución: aumentar la comunicación con la pareja. "Tenemos que normalizar el hablar de sexo y no sentirnos incómodos por pedir aquello que nos satisface", dice la sexóloga, aunque recuerda que hay que tener tacto y tener en cuenta "las necesidades de la otra persona para que no se sienta herida o juzgada".

En ocasiones no es necesario verbalizarlo: se pueden dar pistas mediante gestos, sonidos o juegos que ayuden a la otra persona a entender lo que nos gusta o no. Sea de la forma que sea, "decir lo que nos hace disfrutar, lo que queremos probar, lo que no y lo que queremos cambiar o mejorar siempre será positivo para la pareja y para el disfrute de ambos", afirma Ana García, sexóloga y terapeuta de pareja.

También es importante que exista una situación de igualdad en la pareja. Cuando no la hay, empeora la vida sexual, apunta un estudio de la Universidad de Chicago realizado en 29 países occidentales: "En las relaciones basadas en la igualdad, las parejas tienden a desarrollar hábitos sexuales que están más de acuerdo con los intereses de ambos". Pero además, un reparto de tareas más igualitario ayuda a disminuir las tensiones en la pareja, a tener más ganas, y a estar más receptivo, e incluso más generoso, durante las relaciones con el otro.

Conseguir el orgasmo en solitario facilita la llegada en pareja

Pese a todo, es importante aclarar que nunca será tan fácil alcanzar el orgasmo a solas como hacerlo en pareja. Al fin y al cabo, apunta González, el autoerotismo es un placer más egoísta, solo centrado en las emociones y sensaciones propias: "A solas exploro mi cuerpo, mis genitales, los miro, los toco y pruebo diferentes formas de masturbarme". Así resulta más fácil conseguir atajos para llegar al clímax.

La buena noticia es que si se logra el orgasmo a solas, estamos ante un buen punto de partida para conseguirlo en pareja porque, apunta García, al menos sabemos "cómo y dónde" y solo es cuestión de compartir con mimo esas indicaciones. "Hacer un trabajo de autoconocimiento para aprender a disfrutar de uno mismo, hace que cuando estamos con otras personas, podamos guiarlas", continúa esta experta, quien añade: "El camino se hace mucho más fácil y más efectivo".

Igualmente, una vez se consigue, las perspectivas son bastante buenas, según el mismo barómetro de Control, "el 27,7% de las mujeres afirma tener más de un orgasmo en cada acto sexual, algo de lo que solo un 12,5% de los hombres puede presumir".

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información