Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arguiñano celebra sus 50 años como cocinero con ‘1.000 recetas de oro’

El chef vasco publica un libro de 2,5 kilos de peso con los mejores platos de su trayectoria gastronómica

Karlos Arguiñano posa con su último libro junto a una estatua erigida en su nombre en Zarautz (Gipuzkoa).
Karlos Arguiñano posa con su último libro junto a una estatua erigida en su nombre en Zarautz (Gipuzkoa).

"Estoy asombrado por el éxito de mis libros. El secreto está en el cariño con el que se hacen las cosas". Karlos Arguiñano (Beasain, Gipuzkoa, 1948), el más mediático de los cocineros, acaba de cumplir 70 años de edad (el pasado 6 de septiembre) y acumula ya medio siglo como chef. Dice él que ha realizado 6.500 recetas en la televisión desde que un día, a lo tonto, se le ocurrió comentar en una reunión entre amigos que quería un programa de cocina en la tele. "Todavía me sigue sorprendiendo el juego que dan una cebolla, unos pimientos, una sartén y un chorrito de aceite", comenta el popular cocinero.

Arguiñano está de celebración, por partida doble. Con motivo de sus 70 años de edad y los 50 desde que decidió dedicarse a los fogones, saca a la luz un nuevo libro, y ya van casi 60 en total, en el que recopila "lo mejor" de su trayectoria gastronómica. Platos sencillos, elaboraciones caseras, con productos de temporada... Un bonito con tomate, unos huevos escalfados con guisantes y pan frito, unas alubias blancas con chorizo o una tarta de zanahoria y coco, son algunas de las propuestas que se recogen en su última producción editorial: 1.000 recetas de oro.

1.000 recetas de oro (Editorial Planeta) es un homenaje a una trayectoria que le ha llevado de "la nada", en alusión a sus humildes inicios en la profesión, al estrellato y la fama: "Ya empiezo a gustar hasta a los hombres, y eso quiero decir que algo estoy haciendo bien", ha comentado este jueves Arguiñano con su habitual sentido del humor durante la presentación del libro en el restaurante que lleva su nombre y regentan sus hijos en Zarautz (Gipuzkoa).

El Mick Jagger de la cocina

Calcula que de este libro se venderán 100.000 ejemplares, aunque tampoco se muestra preocupado por el resultado de las ventas. Lo dice a la vista del tirón que han tenido sus anteriores colecciones de recetas. Este es el quinto que publica con Planeta y suma medio millón de ejemplares vendidos en total, según los datos ofrecidos por la editorial. El quinto de la saga da continuidad, por este orden a A mi manera, En familia, Sabores de siempre y La alegría de cocinar, que le han llevado a ser considerado por sus padrinos editoriales como "el Mick Jagger de la cocina".

Arguiñano junto a la tarta por sus 50 años como cocinero.
Arguiñano junto a la tarta por sus 50 años como cocinero.

El nuevo recetario, de 726 páginas y dos kilos y medio de peso ("parece que va a salir un cordero de dentro", dice con su habitual salero), es un compendio de las principales elaboraciones que ha creado durante su trayectoria culinaria. "He decidido escoger la mayor variedad posible de platos", ha comentado Arguiñano, un firme defensor de la cocina sana y variada: "Con este libro será fácil encontrar una receta para cada ocasión", ha agregado.

"Con 70 años ya no haces tonterías. Igual no haces muchas cosas, pero las haces con ganas y con todo el cariño", ha afirmado el veterano cocinero, que se jacta de ser de la misma quinta que el Príncipe Carlos de Inglaterra, de quien ha dicho: "Yo estoy más ilusionado que él y me parece que voy a ser yo antes rey de España que él de Inglaterra".

El cocinero vasco, que conduce en Antena 3 el programa diario Karlos Arguiñano en tu cocina, asegura estar al margen de la rivalidad por las distinciones y las estrellas. Recibió una en 1985 y la perdió precisamente por dedicarse a difundir el arte de los fogones en las televisiones. "Que sigan repartiendo estrellas, a mí no me preocupan porque vivo en las nubes", ha dicho hoy.

Y ha amenazado con seguir en la primera línea tratando de popularizar la cocina sencilla y "con fundamento". La jubilación es algo que no se le pasa por la cabeza: "Lo único que me preocupa es lo que viene por delante, no lo de atrás, no tengo nostalgia. He hecho muchas cosas, lo mismo hijos –seis naturales y una adoptada– que programas, que trabajo, aunque me han dicho que hijos ya no voy a tener", ha comentado entre risas y antes de descubrir una tarta hecha ex profeso con motivo de sus 50 años como cocinero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >