Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad de Madrid, la más rica de España, tercera a la cola en ayuda internacional al desarrollo

Los grupos políticos de la Asamblea regional se comprometen, en distinto grado, a recuperar la cooperación para el desarrollo, que en 2016 contó con un 0,008% del total del presupuesto

La Comunidad de Madrid, la más rica de España, tercera a la cola en ayuda internacional al desarrollo

La cooperación internacional para el desarrollo de países menos adelantados también es asunto de las comunidades autónomas y ayuntamientos, además del Gobierno central. Pero no todas cuentan con presupuesto suficiente ni agencias especializadas que gestionen esta política pública. La de Madrid, la que más PIB per cápita registra de España, es sin embargo de las menos solidarias. En 2016, último año con datos consolidados, destinó un 0,008% (1,6 millones de euros) de su prepuesto total, según un estudio presentado este jueves por la Red de ONG para el desarrollo de Madrid. Esta cifra, sitúa a la región en el tercer puesto por la cola en cuanto a esfuerzo económico, solo por delante de Canarias y Murcia, y por debajo de la media (0,08%). A la cabeza está País Vasco con un 0,36%, seguida de Andalucía con un 0,15%.

"La ayuda oficial al desarrollo no es el principal elemento para valorar si una política de cooperación es transformadora, pero sí es un indicativo del compromiso", ha valorado Luisa Gil, autora de la investigación junto con Natalia Millán. Según sus pesquisas, esta política "no cuenta ni con estructuras ni recursos suficientes", ha añadido. Tampoco han encontrado "una reflexión estratégica hacia el desarrollo sostenible" en la Comunidad. 

El Ayuntamiento de Madrid destinó a cooperación al desarrollo 7,88 millones de euros en 2016, cinco veces más que la Comunidad ese año

En el debate posterior con los portavoces de la comisión de políticas sociales de la Asamblea de Madrid, que ha moderado Planeta Futuro, el representante de Podemos, Emilio Delgado, ha propuesto la creación de una agencia madrileña de cooperación y ha afirmado su compromiso por destinar el 0,4% del presupuesto. Los otros tres grupos en la mesa no han querido poner una cifra. Alberto Reyero, de Ciudadanos, ha dicho que no porque el nivel de ayuda "dependerá de la situación económica"; María José Navarro, del PSOE, ha hablado de "fuerte compromiso"; y la representante del PP, en el Gobierno, ha asegurado que "habrá subida" en 2019. De momento, los 3,3 millones presupuestados en 2018 para cooperación internacional suponen una ligera recuperación.

El Ayuntamiento de Madrid, más solidario que la Comunidad

Mejor parado sale en el análisis de la Red de ONGD el Ayuntamiento de Madrid, en el que las autoras del informe observan "un cambio de discurso" y una recuperación de la dotación para la ayuda internacional en los últimos años. Aunque habrá que ver si las buenas palabras "se transforman en una realidad", ha indicado Millán. Ya en 2017, el consistorio liderado por Manuela Carmena destinó a esta política 7,88 millones de euros, cinco veces más que la Comunidad ese mismo ejercicio. Para 2018 ha presupuestado 10,81 millones, tres veces más que la región.

Estos números representan un cambio de papeles en cuanto a la relevancia de ambas administraciones entre todas las de la comunidad en cuanto a la contribución cuantitativa para el desarrollo de países pobres. En el período 2007-2010, subrayan las autoras del estudio, la Comunidad de Madrid aportaba el 60% de toda la ayuda oficial al desarrollo de la región y el Ayuntamiento el 30%. El 10% correspondía al resto de municipios.

La oportunidad de la Agenda 2030

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, con sus 169 metas como acabar con el hambre, la pobreza infantil, reducir la contaminación, la desigualdad y la violencia de género, son una oportunidad para avanzar en el desarrollo sostenible de las regiones y municipios, así como en la coherencia de políticas (que las medidas que tomen unas y otros no vayan en contra del logro estos retos globales). Así lo han destacado todos los intervinientes, representantes de distintas administraciones. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer para que se produzca lo que se llama la localización de la agenda.

Los primeros pasos para ello se dieron a principios de verano, casi tres años después de la aprobación de los ODS, cuando la Comunidad de Madrid elaboró un plan para su implementación y creó la figura de la Alta Comisionada para el Cambio Climático y la Agenda 2030 en la región. Los grupos de la oposición en la mesa de debate le han reprochado al PP que lo hiciera tan tarde y solo porque España presentaba su plan de acción ante la ONU en el que la Comunidad de Madrid no podía ser la única que quedara fuera y no presentara nada. Todos han coincidido, además, en que no conocen aún a la comisionada ni se han reunido con ella. Reyero, de Ciudadanos, ha llegado a afirmar que no cree que esta figura "vaya a servir para nada".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información