Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El feminismo africano habla español

Minna Salami, fundadora del blog 'MsAfropolitan' anuncia en Instagram que su obra se podrá leer en castellano

Minna Salami, en una imagen de su blog. Ampliar foto
Minna Salami, en una imagen de su blog.

"El blog MsAfropolitan recibe mucho amor de España y me siento emocionada y agradecida por ello", publicó la bloguera afrofeminista Minna Salami (Finlandia, 1978) el pasado mes de septiembre, en su perfil de Instagram. Después publicó: "Mi primer libro, Sensuous Knowledge (Zed/Harper Collins, 2019) se ha asegurado una editorial española, Planeta de Libros". "Y hoy me hace feliz compartir que mi charla TED To change the world, change your illusions, sobre los estereotipos monolíticos negativos de las mujeres africanas y sus consecuencias, se ha convertido en un libro, Para cambiar el mundo, cambia tu forma de mirar", añadió. Se traslada a papel por cortesía de Mapas Colectivos, traducida por María Rosales y con prólogo de Raquel Lainde. Es un proyecto pequeño y delicioso, creado con amor, tiempo y micromecenazgos. Además de que aparezcan estas dos iniciativas, solo se podía leer en español uno de sus cuentos, recogido una antología de Federico Vivanco publicada el año pasado titulada Ellas también cuentan.

Escritora, bloguera y conferenciante nigeriana, finlandesa y sueca, Minna Salami se licenció en Artes por la Universidad de Lund y en Ciencias Políticas por la Universidad de Londres y fundó del blog feminista MsAfropolitan en 2010. Además, escribe regularmente en el Huffington Post y ha colaborado en The Observer, The Guardian, The Independent, Al Jazeera y New Internationalist.

"Siempre me encantó escribir", había explicado Salami a principios de este año en el Festival La Voz de la Mujer, en Llanos de Aridane (La Palma). Corría el mes de abril y la cita, organizada por el cabildo palmero y Karmala Cultural, reunía a creadoras de diversos perfiles, disciplinas y recorrido en torno a la experiencia de la expresión artística y el feminismo. Minna Salami llegaba de Londres, formateada y enriquecida entre África y Escandinavia, con mil paradas más entre ambas latitudes. "Mis padres bromeaban con el hecho de que ya era una bloguera cuando niña, aunque no existían los blogs. Escribía con seis años o algo así en el periódico del colegio. Columnas sobre cómo ser feliz, por ejemplo", y se reía.

MsAfropolitan es un fenómeno global hoy en día. Empezó a bloguear en 2006; en 2009, tenía una cierta notoriedad, publicando reflexiones aleatorias diarias; en 2010 encontró su fórmula mágica. "Me di cuenta que tenía más reacciones cuando hablaba de feminismo o de África o de identidad o de filosofía", precisa. "Creé MsAfropolitan sin tener planes. No sabía que podía llevarte a una carrera como conferenciante, periodista, profesora. Tenía sólo mi voz para expresarme y este espacio".

Historias

"Hay algo en bloguear como lo hago que implica integridad en lo que dices, haces y eres", señala Minna Salami, antes de afirmar que se ve a la vez como una científica y su propio experimento y defender una coherencia en todos los planos. Con el tiempo, afirma que todo se ha ido volcando en algo integrado: blog, vida, personalidad. Sensous knowledge significa la culminación de un viaje de la escritura, espiritual, del cambio político.

Minna Salami, en Los Llanos de Aridane.
Minna Salami, en Los Llanos de Aridane.

"Mi libro desafía la producción del conocimiento y las ideas restrictivas sobre lo que es, estudiando conceptos que impactan en nuestra vida desde una perspectiva feminista y negra", expone y pone el ejemplo de la dicotomía rosa-azul para los niños. Apunta que el género es maleable y dice no comprender por qué creamos reglas rígidas para normativizarlo. Rememora su infancia en el suroeste de Nigeria, en Yorubalandia, armada con Barbies con trajes rosas y la referencia del azul como un color femenino gracias a las mujeres que la rodeaban y al adire, un tipo de paño teñido con índigo y símbolos. "¿Por qué una historia domina en el mundo, cuando hay tantas diferentes?", se pregunta ella.

Minna Salami compara la historia de la Humanidad con un libro grande y gordo, que abres para analizar el índice y leer los contenidos. "A veces, abrimos algún capítulo y extraemos palabras clave y vemos el mundo según las mujeres de herencia negra, por ejemplo, y somos políticamente correctos y decimos que estamos viendo diversidad, pero es el capítulo del mundo según el hombre blanco el que da forma a nuestros pensamientos", filosofa ella. "El capítulo según el hombre blanco no es necesariamente incorrecto, pero lo que quiero decir es que tenemos una visión muy limitada de nuestro mundo y podríamos enriquecernos mucho más con una historia más amplia de la Humanidad".

Su blog trata de eso precisamente. De contar otras historias. Usa titulares que te atrapan: ¿Por qué las mujeres deberían ver porno? ¿Soy demasiado afrocéntrica para ti? Y observa las reacciones de los lectores desde una sonrisa educada.

"Ha sido fascinante observar los cambios desde que comencé mi blog", dice ella. "Hay temas que eran controvertidos y que traté y que ahora las jóvenes tuitean unas cien veces al día".

Un momento del diálogo con Minna Salami, en el festival palmero.
Un momento del diálogo con Minna Salami, en el festival palmero.

La autora opina que los medios sociales nos fuerzan a reconocer un mundo más diverso y empujan una serie de cuestiones que antes eran marginales hacia un primer plano. "Pero el mundo no es sólo conversaciones", advierte. "El mundo es instituciones, política, dinero, guerra, violencia, reglas de género. Soy de Nigeria, de un continente tan explotado todavía como cuando fue colonia, y hay muchas cosas que no han cambiado. Una motivación para mí es el pensamiento crítico. El opresor usa métodos para hacernos creer que el mundo cambia y hay que estar vigilantes y seguir trabajando por el cambio real".

¿Por qué una historia domina en el mundo, cuando hay tantas diferentes?

Patriarcado y lenguaje

Salami dice que siempre habla como mujer, como africana y como negra y defiende apasionadamente corrientes de pensamiento como #MeToo o #BlackLivesMatters. "#Metoo es un movimiento político, psicológico y espiritual muy fuerte", constata. "Anima a las mujeres a ser atrevidas de una manera en la que no fuimos antes, quizás. Está cambiando relaciones sociales. La manera en que cambiamos las instituciones son las relaciones sociales, porque las instituciones están formadas por gente. Si quienes toman decisiones ven a las mujeres de una manera diferente, tomarán decisiones diferentes".

Dice que el feminismo debe hermanarse con las luchas contra todas las explotaciones. "Lo que una gran parte del feminismo blanco no ha entendido del todo es que el patriarcado en sus países se hace fuerte gracias a la explotación de la gente de color en otros países. Si el feminismo en Occidente no se  alinea en la lucha contra el racismo, contra el imperialismo, contra la explotación de otros países, no está luchando contra el patriarcado", afirma tajante.

Se declara esperanzada porque el debate público sobre las cosas que importan se está colando en la intimidad. Pero también le preocupa la propia naturaleza de los medios sociales -efímeros, móviles, veloces, basados en trending topics- y que hace que todas las conversaciones profundas se diluyan entre hashtags y selfies. "Nos empoderamos con una persona negra en la portada de Vogue o el parlamento, pero el cambio debe ser más profundo que una foto o una persona", recuerda.

Una parte del feminismo blanco no ha entendido que el patriarcado en sus países se hace fuerte gracias a la explotación de la gente de color en otros países

"El lenguaje es conciencia", señala Minna Salami, enamorada siempre de la palabra precisa y curiosa. "Es la forma en que expresamos lo que tenemos dentro. Es crucial encontrar la palabra correcta para expresar lo que queremos decir o nos moveremos en un camino equivocado. También, como parte de un grupo oprimido, como una mujer, como una africana, el lenguaje siempre ha sido una herramienta más para oprimir a la gente. Por eso soy muy cuidadosa con él y encuentro interesante ver de dónde vienen los términos que usamos".


Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Twitter y Facebook.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información