El extenso “duelo” de una orca que acompañó el cuerpo muerto de su cría durante 17 días

Los científicos calculan que transportó al ballenato fallecido unos 1.600 kilómetros, en aguas canadienses y estadounidenses del Pacífico. No hay registros anteriores tan prolongados en el tiempo

Ejemplar de orca en la zona de la Columbia Británica (Canadá), en el Océano Pacífico.
Ejemplar de orca en la zona de la Columbia Británica (Canadá), en el Océano Pacífico.GETTY IMAGES

Tahlequah (también conocida como J35) es una orca nacida en 1998 y que forma parte de una comunidad de 75 de estos cetáceos que vive en aguas de la Columbia Británica y el estado de Washington. El pasado 24 de julio, científicos del Ministerio de pesca y océanos de Canadá reportaron que había dado a luz a una cría cerca de las costas de Victoria. El ballenato falleció horas después. Sin embargo, Tahlequah no abandonó el cuerpo; lo mantuvo a flote durante 17 días. “En este caso, estamos absolutamente seguros que la ballena empujó a su cría cerca de 1.000 millas (unos 1.600 kilómetros)”, anunció en un comunicado Ken Balcomb, fundador del Centro de investigaciones sobre las ballenas de Washington.

Más información
“¡Socorro, me persigue una ardilla!”
Detenido por matar a la gata de sus vecinos con una escopeta en Gran Canaria
200 animales sobreviven en pésimas condiciones en una granja asturiana

Los científicos habían divisado a Tahlequah con su cría muerta en distintos puntos, tanto en aguas canadienses como estadounidenses. Finalmente, la orca fue vista el 11 de agosto sin el ballenato. Buscaba alimento en el estrecho de Georgia, cerca de Vancouver. “Su duelo ha terminado y su comportamiento es notablemente juguetón”, dijo Balcomb, agregando que lo más seguro es que el cuerpo de la cría se hundió.

Sheila Thornton, responsable del equipo de investigación sobre orcas del Ministerio de pesca y océanos de Canadá, declaró a CBC News que el tiempo que Tahlequah transportó a su ballenato muerto no tiene precedentes. “Son animales muy inteligentes y la pérdida de una cría es muy profunda para ellos”, expresó. Por su parte, Ken Balcomb subrayó que permanecer al lado de un cuerpo sin vida es un comportamiento visto entre algunos primates y mamíferos marinos, aunque el de esta orca no tiene parangón en cuanto a tiempo y distancia. Su centro ya había constatado algunos ejemplos, pero de apenas unas horas de duración.

En 2010, Tahlequah dio a luz a una cría que logró sobrevivir. El deceso de su segundo ballenato es una trágica noticia, ya que, según los expertos, únicamente 40 orcas han llegado a la edad adulta en los últimos 20 años en esta zona del Pacífico; un tercio de los nacimientos totales. Los científicos atribuyen el problema al impacto de la pesca en las poblaciones de salmón real (alimento esencial de estas ballenas) y a las actividades de los barcos, cuyos ruidos desorientan a las orcas e impide que ubiquen a presas o a otros miembros de su especie.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS