Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las ciudades han de luchar en contra de la cultura del pensamiento único”

Entrevista a Francesca Ferguson, directora del Make City Festival en Berlín

Francesca Ferguson nos recibe en el CRCLC House, el centro neurálgico de promoción de diálogos abiertos sobre la economía circular en Berlín. En el acto, varios ponentes dialogan sobre las ciudades en transición y el papel fundamental que jugará la economía circular para garantizar un futuro sostenible. Es uno de los más de 120 eventos que se organizan durante 17 días como parte del Make City Festival, un festival que tiene como objetivo construir puentes entre diferentes perspectivas urbanas para alentar el debate crítico y ofrecer alternativas al discurso tradicional sobre la gestión de ciudades.

Francesca, fundadora y directora del Festival, accede a realizar una entrevista en vídeo para el proyecto Hacia la Ciudad Humana. Rodeada de huertos urbanos que forman parte de una cooperativa social del CRCLC House, nos informa sobre la gestión del Festival: "Esta es la segunda edición de Make City Festival. La primera ocurrió en 2015 y realmente, fue un gran esfuerzo para todos los que estábamos organizándolo ya que no recibimos apoyo de nadie. Es muy difícil promover este tipo de eventos sin apoyos. En esta segunda edición, parece que varios grupos han visto la necesidad de crear este tipo de concertación y nos han apoyado más".

Esta segunda edición ha recibido el apoyo de grupos como el Departamento de Desarrollo Urbano y Vivienda del Senado alemán, empresas privadas, medios de comunicación y organizaciones como el Instituto Ramón Llull o la embajada española en Alemania. Asimismo, ha logrado unir a iniciativas ciudadanas con representantes políticos, la sociedad civil, empresas y grupos del sector privado, así como arquitectos, urbanistas y ponentes internacionales en una maratón de conferencias, mesas redondas, exposiciones y rutas urbanas para debatir sobre el futuro de ciudad deseable.

"Berlín es la ciudad ideal para organizar este tipo de festival", comenta Ferguson, enfatizando la relevancia que tiene el evento en un momento como el actual. "Por la historia que ha tenido, es una de las metrópolis más emocionantes del mundo y está pasando una serie de procesos de transformación que nos obliga a replantear radicalmente, una vez más, que tipo de ciudad queremos tener y que procesos de participación hemos de crear para lograrla".

Francesca se formó como gestora cultural y siempre ha estado interesada tanto en la dimensión urbana como en los enfoques multidisciplinarios que convergen en una ciudad. "Después de la crisis económica, me di cuenta de que teníamos que acabar con el discurso tradicional de gestión urbana. Los enfoques más verticales de gestión han quedado obsoletos y vi claramente la necesidad de promover un espacio de diálogo horizontal, en el que los representantes políticos pudieran interactuar con las plataformas ciudadanas sobre los desafíos urbanos y proponer soluciones conjuntas".

Paula García entrevistando a Francesca Ferguson alrededor de los huertos urbanos del CRCLR House en Berlín
Paula García entrevistando a Francesca Ferguson alrededor de los huertos urbanos del CRCLR House en Berlín Towards the Human City

Uno de los retos más grandes a los que este festival berlinés pretende dar respuesta es la articulación de un desarrollo urbano innovador que aporte soluciones para lograr el crecimiento económico de las ciudades, manteniendo a su vez la cohesión social, la diversidad urbana y el acceso equitativo a los activos de la ciudad.

"Es necesario crear otro tipo de diálogo sobre el futuro de nuestras ciudades", comenta Francesca, "ya que la interacción entre las entidades públicas y la ciudadanía ha cambiado drásticamente. Si queremos mantener los espacios abiertos y vibrantes en barrios emblemáticos de la vida urbana de ciudades como Berlín, hemos de aprender a trabajar mejor entre nosotros. Más unidos y de manera más transversal".

En este sentido, Francesca enfatiza cómo y por qué el festival es mucho más que un festival de urbanismo convencional. Según ella, hoy ya no se puede convocar un festival invitando solamente a un sector determinado. Especialmente en Berlín, donde desde la crisis económica, se han constituido una gran variedad de grupos y organizaciones representando la diversidad de realidades y visiones de modelos de ciudad posibles.

"Si queremos crear ciudades inteligentes, no será impulsándolas a través de la tecnología", enfatiza Francesca, "sino a través de procesos inteligentes colaborativos y estructurados que abran alternativas a un proceso de gobernanza participativo y un gobierno abierto a la cogestión con la ciudadanía".

El Festival se creó con ese fin y a través de ese espíritu. Replanteando cómo negociar el contrato social entre el interés público y el interés privado, el capital privado y papel regulador del estado.

"Un tema importante que salió reflejado a través del festival fue el desafío de la gentrificación y cómo las plataformas sociales se están organizando para dar una respuesta", nos cuenta Francesca. "No queremos vender la ciudad a fondos de capital riesgo. Queremos determinar qué se construye en términos de uso mixto y vivienda. Por eso el festival se presenta como alternativa a la cultura del pensamiento único en el urbanismo. Estamos en contra de modelos de ciudad que proponen una zona para vivienda social, otra para actividades económicas y otro bienestar y cultura".

Al final, tal y como define Francesca, el mayor activo que tiene una ciudad es su gente. Festivales de este tipo son una manera práctica de crear espacios de diálogo de forma que todo ese activo humano trabaje para una visión conjunta de ciudad que de respuesta a sus principales retos.

Entrevista realizada conjuntamente con Paula García Serna

Más información