Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sol raro

Un sol raro

El periódico es la mejor pantalla para protegernos de la vida real”, escribió Heimito von Doderer. Al menos desde 1946, con la invención del biquini, “pantalla” es la palabra clave en relación con el sol: solo es posible descubrir la piel cubriéndola para evitar quemaduras. “Hay un sol raro en Australia”, observó un periodista argentino hace algunos años, constatando un fenómeno climático o demostrando su chauvinismo. La primera protección solar eficaz fue desarrollada por un estudiante suizo de química llamado Franz Greiter. Greiter padeció en 1938 una quemadura tan intensa mientras escalaba una montaña que decidió inventar una barrera contra el sol; ocho años después, su invento llegaba al mercado, pero Bayer y L’Oréal ya habían comercializado las primeras cremas protectoras. No ha cambiado mucho desde entonces, tampoco la piedad que nos provocan quienes no tienen a nadie que les pase el protector solar: una espalda marcada por dedos impotentes es una manifestación veraniega de involuntaria soltería.