El zoo de Londres salva a un pingüino nacido prematuramente

Los progenitores rompieron el huevo por error, pero los criadores del parque reaccionaron a tiempo

Todavía no estaba lista para salir del cascarón cuando sus progenitores, por error, rompieron el huevo. Esta cría hembra de pingüino debía haber nacido este jueves, pero su accidentada llegada al mundo se produjo hace un mes. Por suerte, los criadores del zoo de Londres reaccionaron a tiempo y pudieron salvar su vida. Cuando vieron que el polluelo todavía respiraba, lo llevaron a una incubadora. Allí fue bautizada como Rainbow (Arco Iris, en inglés) y es todo un orgullo para los responsables del parque londinense. "Nos entusiasmó cuando empezó a pedir comida abriendo su pico y emitiendo pequeños graznidos", asegura Suzi Hyde, una de sus cuidadoras. Con una dieta a base de pescado, vitaminas y minerales, la cría ha ido ganando peso de manera sostenida. Al nacer pesaba solo 73 gramos y cuando abandone la incubadora, en la que debe pasar un total de 10 semanas, se espera que esté en torno a los tres kilos. En breve comenzarán para ella las clases de natación en la guardería de animales del parque, un paso fundamental antes de poder volver a reunirse con los otro 80 pingüinos con los que compartirá una piscina de 1.500 metros cuadrados, la mayor de Reino Unido.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50