Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

El cambio está en sus manos

Comienza hoy la Semana Verde de la UE y el Comisario Europeo de Medio Ambiente considera esencial la participación ciudadana para que las ciudades sean más sostenibles desde los puntos de vista medioambiental y social

¿Qué hace que una ciudad sea verde? ¿Son sus parques y espacios verdes, su aire limpio, una buena red de transporte público o carriles bici, un sistema eficiente de recogida de residuos, la participación ciudadana? ¿O la combinación de todo ello?

Para construir una ciudad que sea genuinamente sostenible y esté preparada para el futuro se requiere tiempo, visión e inversión. Es preciso que se impliquen los políticos municipales, los habitantes y los empresarios de la ciudad. La Semana Verde de la UE es el principal acontecimiento anual de Europa dedicado a la política sobre medio ambiente. Este año, tendrá lugar del 21 al 25 de mayo y tratará de cómo integrar las consideraciones medioambientales en nuestras ciudades. Se abordará cómo ayuda la UE a que las ciudades sean un lugar mejor donde vivir y trabajar y se expondrán los avances políticos logrados en calidad del aire, ruido, naturaleza y biodiversidad, agua y gestión de residuos.

Esta Semana será testigo de nuevos logros políticos. Durante la Semana Verde de la UE, se espera que los ministros aprueben oficialmente nuevos objetivos en materia de desechos que conviertan el sistema de gestión de residuos de Europa en el más avanzado del mundo. Además, respaldarán a los municipios en su progreso hacia la economía circular aportándoles certeza para que puedan planificar el futuro. En virtud de la nueva normativa, de aquí a 2035 los Estados miembros están obligados a reducir al 10 % los residuos que van a parar a vertederos. También se fija el objetivo de reciclar el 65 % de los residuos municipales para ese mismo año y se establece una cifra específica para los envases de plástico: en 2030, al menos el 55 % de ellos deberán ser reciclados.

Asimismo, damos un paso más en el problema de los plásticos, uno de los desafíos medioambientales y económicos más acuciantes de nuestra época. Las basuras de plástico, desde botellas hasta vasos de café, pasando por envases de alimentos y pajitas para beber, saturan nuestros océanos, matan a los animales marinos y amenazan nuestra propia salud. Pero también contaminan nuestras ciudades y espacios públicos. La propuesta legislativa inminente de la Comisión Europea sobre basuras marinas ayudará a evitar que todos estos desechos de plástico se conviertan en basura, además de beneficiar a los entornos urbanos. A esto hay que añadir la propuesta que ya hemos puesto sobre la mesa de actualizar la normativa sobre agua potable. Mejorar el acceso al agua corriente, junto con una mayor transparencia sobre la calidad del agua, ayudará a aumentar la confianza en la que sale del grifo y evitará que la consumamos embotellada en envases de plástico.

La prevención, la reutilización y la sustitución son las claves para luchar contra la plaga de los desechos de plástico

La prevención, la reutilización y la sustitución son las claves para luchar contra la plaga de los desechos de plástico. Existen alternativas sostenibles, solo tenemos que aplicarlas y generalizarlas. Ya hay numerosos municipios y ciudadanos que lo hacen. Tomemos, por ejemplo, la red de alrededor de 400 ciudades y municipios europeos que han adoptado un enfoque circular de la gestión de residuos y han asumido el compromiso de eliminar por completo la producción de desechos. Además de adoptar medidas contra los residuos, muchas ciudades apuestan claramente por las credenciales ecológicas, como Capital Verde de la UE o Ciudad Hoja Verde de la UE, aplicando desde planes para pasar a ser neutras en carbono hasta la planificación urbana sostenible. Durante los últimos diez años, la Unión Europea ha ido creando, lenta pero segura, una red de Capitales Verdes Europeas. Desde Estocolmo y Hamburgo hasta Nijmegen este año y Oslo el próximo, la familia de modelos de referencia en sostenibilidad no deja de aumentar.

La UE apoya a las ciudades que se esfuerzan por ser más sostenibles y ecológicas, no solo mediante normativas, sino también con herramientas. La Semana Verde de la UE de 2018 será testigo del lanzamiento de la nueva Herramienta de la Ciudad Verde, que permitirá a las ciudades valorar su rendimiento en materia medioambiental en 12 áreas y comparar su enfoque con el de otros municipios, para obtener asesoramiento y recomendaciones de mejora. Es una fuente de información para ideas verdes y de planificación urbana sostenible.

Pero no nos limitamos a prestar ayuda teórica, sino que la dotamos de medios económicos: en la propuesta de la Comisión Europea para el próximo presupuesto de la UE a largo plazo, hemos integrado la acción por el clima y la protección medioambiental en todos nuestros programas de inversión principales, porque el presupuesto de la UE ha de ser un factor impulsor de la sostenibilidad. A principios de junio, vamos a complementar este enfoque con una propuesta que refuerza LIFE, el programa de financiación específica para el medio ambiente.

Lo que está claro es que, para que nuestras ciudades sean más sostenibles desde los puntos de vista medioambiental y social, la participación ciudadana es esencial. Las ciudades que han desarrollado estrategias para mejorar la participación, colaboración y comunicación con los representantes locales son las que han conseguido hacer realidad su visión sostenible. En las numerosas ciudades que he visitado que han conseguido implementar con éxito estrategias urbanas de gran calidad, como Nijmegen y Liubliana, por citar tan solo dos, hay un elemento común: la participación ciudadana adecuada. No podemos olvidar que son los habitantes urbanos quienes han de vivir con las decisiones que se adoptan en los ámbitos municipal, nacional o europeo. El cambio está en sus manos.

Karmenu Vella es Comisario Europeo de Medio Ambiente.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información