Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

El joven al que un falso mensaje convirtió en un monstruo

La Policía avisa de que un hombre, cuya fotografía se ha difundido por WhatsApp, no es el responsable de una brutal paliza a una mujer de 64 años

Imagen difundida del presunto atacante de una mujer en Algeciras.
Imagen difundida del presunto atacante de una mujer en Algeciras.

La indignación social tras la difusión del vídeo que muestra la brutal paliza que el pasado domingo un hombre propinó a una mujer de 64 años en Algeciras para robarle el bolso ha viralizado la imagen del presunto culpable. Una fotografía de carné en blanco y negro, que se ha difundido especialmente a través de WhatsApp, muestra a un joven de pelo y ojos oscuros con barba de pocos días al que se le acusa de ser “el hijo de puta” que agredió a la mujer. “Se encuentra en busca y captura, pásalo”, anima el texto con el fin de difundir el rostro del presunto atacante. Sin embargo, el joven no es el agresor, según ha confirmado la Policía.

“Si te ha llegado esta imagen, no le creas ni la difundas. Es falso. Esta persona no es la que cometió la agresión a una mujer en Algeciras este fin de semana”, ha publicado en su cuenta de Twitter la Policía, con una fotografía distorsionada del joven.

Sin embargo, la imagen del hombre ya ha corrido de móvil en móvil, difundida por ciudadanos que, probablemente con buena intención, han intentado contribuir al cerco del verdadero agresor sin tener en cuenta el riesgo de expandir mensajes anónimos que criminalizan a un ciudadano sin pruebas. Se desconoce quién ha iniciado la cadena de mensajes ni los motivos por los que ha elegido la imagen de este joven, a la que ha intentado dar un aspecto de ficha policial. En el vídeo difundido de la agresión es imposible distinguir con claridad el rostro del verdadero atacante.

Mientras tanto, el verdadero atracador continúa en busca y captura. La paliza, grabada por una cámara de seguridad, tuvo lugar el pasado domingo, a las 22.15, cuando un hombre propinó dos puñetazos a una mujer de 64 años que llamaba al telefonillo de un portal. La víctima, que cuida de una persona dependiente en ese edificio, cayó al suelo, donde el agresor volvió a atacarla con dos rodillazos y otros dos puñetazos. A continuación, le quitó el bolso y huyó de lugar.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información