Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sonda ‘Mars Express’ será reprogramada a 150 millones de kilómetros de distancia

La Agencia Espacial Europea intenta evitar la pérdida de la veterana nave por el desgaste de sus componentes

Recreación de Mars Express
Recreación de Mars Express

Después de 15 años orbitando Marte, la sonda europea Mars Express necesita urgentemente una actualización para seguir comunicándose con la Tierra.

La Agencia Espacial Europea acaba de anunciar que la nave será reprogramada desde su centro de control, salvando una distancia de 150 millones de kilómetros. El objetivo es conservar intacto el sistema que permite a la nave orientar sus instrumentos a la superficie de Marte y su antena hacia la Tierra.

Mars Express es la primera misión a Marte de la ESA. Fue lanzada en junio de 2003 y desde ese  año ha tomado imágenes de la superficie del planeta rojo que han permitido localizar indicios de agua, metano, un gas que podría tener un origen biológico, y explorar Fobos, uno de los dos satélites del planeta.

No sabíamos si era posible una revisión tan enorme porque nunca se había hecho antes

Cuatro de los seis giroscopios del aparato corren peligro de romperse por el uso. Estos sensores miden la rotación de la nave sobre sus tres ejes. “Mars Express no fue diseñada para funcionar sin estos componentes, con lo que estimamos que la misión terminaría entre enero y junio de 2019”, señala James Godfrey, jefe de operaciones de la misión, en una nota difundida por la ESA.

La solución es usar dos sensores estelares que cada pocos segundos toman una imagen de las estrellas de fondo y sirven para calcular su posición exacta. “Volar usando los sensores estelares y con los giroscopios apagados implica reescribir buena parte del software de Mars Express, lo que supone un gran reto”, explica el ingeniero de la misión Simon Wood. “No sabíamos si era posible una revisión tan enorme porque nunca se había hecho antes, especialmente por el poco tiempo que teníamos. Pero ante un final abrupto de la misión con casi total seguridad, lo que comenzó como una loca especulación el verano pasado se ha convertido en la reprogramación completa que ya está lista para instalarse”, añade.

Durante meses, varios equipos de la ESA han escrito el nuevo software de la nave, en parte trasplantando código de otras sondas como Rosetta y reorganizando el funcionamiento de los instrumentos científicos a bordo. Si todo sale bien, Mars Express será capaz de navegar usando los sensores estelares y solo encenderá los giroscopios cuando sea indispensable, lo que permitiría extender la misión durante varios años más, según la ESA.

El martes se dio luz verde a la operación y la actualización fue enviada y grabada en la memoria de la nave, aunque, al igual que con cualquier teléfono o portátil desactualizado, antes hay que apagarla y reiniciarla, un proceso previsto para el próximo lunes.

Más información