Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Situación crítica a orillas del lago Tanganica
20 fotos

Situación crítica a orillas del lago Tanganica

Alrededor de 50.000 personas se han desplazado en esta región en el sureste de la República Democrática del Congo, para huir de los enfrentamientos tribales entre bantúes y pigmeos

República Democrática del Congo
  •  Alrededor de 50.000 personas se han desplazado a orillas del lago Tanganica, en el sureste de la República Democrática del Congo, para huir de los enfrentamientos tribales entre bantúes y pigmeos. Esta última minoría se rebela a ser gobernada por los bantúes y reivindica su derecho a acceder a cargos de responsabilidad, a las tierras y a la posibilidad de casarse con mujeres del grupo étnico mayoritario.   En la imagen, una mujer congoleña y su hijo en un campamento improvisado para personas desplazadas internas en Kabutunga (República Democrática del Congo) el pasado 21 de marzo. El pueblo fue incendiado durante un ataque y la gente empieza a regresar.
    1

    Alrededor de 50.000 personas se han desplazado a orillas del lago Tanganica, en el sureste de la República Democrática del Congo, para huir de los enfrentamientos tribales entre bantúes y pigmeos. Esta última minoría se rebela a ser gobernada por los bantúes y reivindica su derecho a acceder a cargos de responsabilidad, a las tierras y a la posibilidad de casarse con mujeres del grupo étnico mayoritario.

    En la imagen, una mujer congoleña y su hijo en un campamento improvisado para personas desplazadas internas en Kabutunga (República Democrática del Congo) el pasado 21 de marzo. El pueblo fue incendiado durante un ataque y la gente empieza a regresar.

  •  A pesar de algunos intentos de diálogo entre pigmeos y bantúes, el conflicto sigue en marcha. "La particularidad de este contexto es que formalmente aquí no hay campos de refugiados reconocidos como tales", asegura la coordinadora de Médicos sin Fronteras (MSF) desde el terreno, Susana Borges.   En la imagen, un hombre congoleño en un campamento improvisado para personas desplazadas el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).
    2

    A pesar de algunos intentos de diálogo entre pigmeos y bantúes, el conflicto sigue en marcha. "La particularidad de este contexto es que formalmente aquí no hay campos de refugiados reconocidos como tales", asegura la coordinadora de Médicos sin Fronteras (MSF) desde el terreno, Susana Borges.

    En la imagen, un hombre congoleño en un campamento improvisado para personas desplazadas el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).

  •  Los desplazados se mueven constantemente de una zona a otra, lo que se refleja en asentamientos precarios en los que es complicado prestar asistencia humanitaria. "Algunos no cuentan ni con lonas de plástico para abrigarse y duermen debajo de mosquiteras, aunque la temporada de lluvias aún no ha acabado", explica Borges, de MSF.   En la imagen, un joven congoleño en un campamento improvisado para desplazados internos el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).
    3

    Los desplazados se mueven constantemente de una zona a otra, lo que se refleja en asentamientos precarios en los que es complicado prestar asistencia humanitaria. "Algunos no cuentan ni con lonas de plástico para abrigarse y duermen debajo de mosquiteras, aunque la temporada de lluvias aún no ha acabado", explica Borges, de MSF.

    En la imagen, un joven congoleño en un campamento improvisado para desplazados internos el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).

  •  "La situación es crítica", lamenta la coordinadora de MSF desde Tanganica. Borges sostiene que la crisis en la región se ha deteriorado y que desde el año pasado el número de asentamientos para desplazados se ha ido incrementando. "Sin embargo, aún no se sienten seguros como para volver a sus casas. La situación es demasiado volátil".   En la imagen, Martha, que ha sido desplazada junto a su esposo y sus cinco hijos durante seis meses, planta semillas en el campamento improvisado de Kabutunga (República Democrática del Congo).
    4

    "La situación es crítica", lamenta la coordinadora de MSF desde Tanganica. Borges sostiene que la crisis en la región se ha deteriorado y que desde el año pasado el número de asentamientos para desplazados se ha ido incrementando. "Sin embargo, aún no se sienten seguros como para volver a sus casas. La situación es demasiado volátil".

    En la imagen, Martha, que ha sido desplazada junto a su esposo y sus cinco hijos durante seis meses, planta semillas en el campamento improvisado de Kabutunga (República Democrática del Congo).

  •  Es imposible calcular el número de personas que no tiene acceso a ayuda humanitaria en la región debido a los continuos desplazamientos de población y a las restricciones de movimiento en algunas zonas.   En la imagen, una niña congoleña pasa frente a una casa incendiada el 21 de marzo de 2018 en Mama Kasanga (República Democrática del Congo).
    5

    Es imposible calcular el número de personas que no tiene acceso a ayuda humanitaria en la región debido a los continuos desplazamientos de población y a las restricciones de movimiento en algunas zonas.

    En la imagen, una niña congoleña pasa frente a una casa incendiada el 21 de marzo de 2018 en Mama Kasanga (República Democrática del Congo).

  •  El desplazamiento de la población ha originado escasez de alimentos en el mercado y, en consecuencia, una subida de precios. "La seguridad alimentaria representa un grave problema en todo el país", según Susana Borger, coordinadora de MSF.   En la imagen, dos chicos congoleños ayudan en la construcción de un hogar improvisado para personas desplazadas el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).
    6

    El desplazamiento de la población ha originado escasez de alimentos en el mercado y, en consecuencia, una subida de precios. "La seguridad alimentaria representa un grave problema en todo el país", según Susana Borger, coordinadora de MSF.

    En la imagen, dos chicos congoleños ayudan en la construcción de un hogar improvisado para personas desplazadas el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).

  •  La República Democrática del Congo presenta uno de los índices de desnutrición más elevados del mundo: seis millones de niños padecen desnutrición crónica y otros dos millones malnutrición aguda severa, según los últimos datos de Unicef.   En la imagen, algunos menores congoleños en un campamento improvisado para personas internamente desplazadas y retornados el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).
    7

    La República Democrática del Congo presenta uno de los índices de desnutrición más elevados del mundo: seis millones de niños padecen desnutrición crónica y otros dos millones malnutrición aguda severa, según los últimos datos de Unicef.

    En la imagen, algunos menores congoleños en un campamento improvisado para personas internamente desplazadas y retornados el 21 de marzo de 2018 en Kabutunga (República Democrática del Congo).

  •  "Las familias ya no pueden cultivar sus campos, ni tienen dinero para comprar alimentos importados", sostiene Borges, de MSF. "Esto ha provocado algunos robos en las tierras de los lugareños, quienes en ocasiones han decidido dejar de cultivar allí".   En la imagen, algunos refugiados en el área del mercado de un campamento para desplazados el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    8

    "Las familias ya no pueden cultivar sus campos, ni tienen dinero para comprar alimentos importados", sostiene Borges, de MSF. "Esto ha provocado algunos robos en las tierras de los lugareños, quienes en ocasiones han decidido dejar de cultivar allí".

    En la imagen, algunos refugiados en el área del mercado de un campamento para desplazados el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).

  •  La afluencia de refugiados ha creado un caldo de cultivo ideal para la propagación de enfermedades en un país que se enfrenta al brote de cólera más grave de las últimas décadas.    En la imagen, algunos refugiados en un campamento el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    9

    La afluencia de refugiados ha creado un caldo de cultivo ideal para la propagación de enfermedades en un país que se enfrenta al brote de cólera más grave de las últimas décadas.

    En la imagen, algunos refugiados en un campamento el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).

  •  En 2017, 55.000 personas contrajeron el cólera en 24 de las 26 provincias del país y 1.190 de ellas murieron, según Médicos sin Fronteras.   En la imagen, algunos refugiados en el área del mercado de un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    10

    En 2017, 55.000 personas contrajeron el cólera en 24 de las 26 provincias del país y 1.190 de ellas murieron, según Médicos sin Fronteras.

    En la imagen, algunos refugiados en el área del mercado de un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).

  •  La malaria representa otro problema muy grave en Tanganica por la presencia del lago .  En la imagen, unos congoleños caminan en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    11

    La malaria representa otro problema muy grave en Tanganica por la presencia del lago

    .

    En la imagen, unos congoleños caminan en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).

  • Niños congoleños juegan en las ruinas de una antigua casa en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    12Niños congoleños juegan en las ruinas de una antigua casa en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
  • Algunos congoleños esperan una distribución de alimentos en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    13Algunos congoleños esperan una distribución de alimentos en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
  • Algunos refugiados en el mercado de un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    14Algunos refugiados en el mercado de un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
  • Un hombre congoleño camina por un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    15Un hombre congoleño camina por un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
  • Una joven congoleña corre en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    16Una joven congoleña corre en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
  • Algunos congoleños en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    17Algunos congoleños en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
  •  Tanganica no es el único foco de violencia e inseguridad del país. La situación de crisis que se vive en las zonas de Kivu, Kasai e Ituri es la causa de que más de 13 millones de congoleños necesiten ayuda humanitaria, según Naciones Unidas. Los desplazados internos ya suman más de 600.000   En la imagen, un hombre congoleño camina por un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    18

    Tanganica no es el único foco de violencia e inseguridad del país. La situación de crisis que se vive en las zonas de Kivu, Kasai e Ituri es la causa de que más de 13 millones de congoleños necesiten ayuda humanitaria, según Naciones Unidas. Los desplazados internos ya suman más de 600.000

    En la imagen, un hombre congoleño camina por un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).

  •  El Gobierno congoleño ha rechazado participar en la conferencia de donantes convocada por Naciones Unidas y la Unión Europea para el próximo 13 de abril en Ginebra. El objetivo de la cumbre es lograr 1.700 millones de dólares (alrededor de 1.371 millones de euros) para responder a las graves crisis humanitarias que enfrenta el país, el doble de la suma pedida para el año anterior.   En la imagen, una joven congoleña en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    19

    El Gobierno congoleño ha rechazado participar en la conferencia de donantes convocada por Naciones Unidas y la Unión Europea para el próximo 13 de abril en Ginebra. El objetivo de la cumbre es lograr 1.700 millones de dólares (alrededor de 1.371 millones de euros) para responder a las graves crisis humanitarias que enfrenta el país, el doble de la suma pedida para el año anterior.

    En la imagen, una joven congoleña en un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).

  •  José Makila, primer ministro ad interim, justifica esta decisión afirmando que la situación no es tan "excesiva", tal y como destacan las organizaciones internacionales.   En la imagen, una mujer congoleña camina por un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).
    20

    José Makila, primer ministro ad interim, justifica esta decisión afirmando que la situación no es tan "excesiva", tal y como destacan las organizaciones internacionales.

    En la imagen, una mujer congoleña camina por un campamento para personas internamente desplazadas el 20 de marzo de 2018 en Kalemie (República Democrática del Congo).