Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal desea pero no sabe cómo descentralizarse

Los ayuntamientos quieren más competencias y el PC un referéndum para crear las regiones

Vista general del Parlamento de Portugal.
Vista general del Parlamento de Portugal. Getty Images

Francia se lleva la fama, pero pocos países hay en Europa país más centralizados que Portugal. Es cierto que con el procés de Cataluña algunos comentaristas lusos se han ufanado de que su Constitución incluya el derecho a la autodeterminación en un país sin regiones y con una autonomía municipal bastante escasa. Tras 43 años e una Constitución que habla de crear regiones, PC y el Bloco, socios del Gobierno socialista, desempolvan la idea.

El programa electoral del PS prometía la descentralización, con la regionalización y mayores competencias y recursos financieros para los ayuntamientos. Dos años en el Gobierno le llevan a anunciar que va a cumplir lo prometido. Gracias a la presión de los alcaldes de los municipios ricos, como Lisboa, Oporto o Cascais parece que serán los ayuntamientos los que comenzarán a tener más competencias (y sus correspondientes recursos económicos) en salud, educación y transporte. Sin embargo, para los socios del Gobierno, PC y Bloco de Esquerda, esa descentralización es insuficiente, quieren la regionalización del país, la vieja bicha.

En 1998, el Gobierno del hoy secretario general de la ONU, el socialista António Guterres, llamó a la urnas al pueblo portugués para refrendar las regiones. Ya había sido difícil definir cuántas eran; para el PS, nueve; para el PC también nueve, pero diferentes; para PSD y CDS, ninguna, pues no estaban por la labor (entre ellos el actual presidente del país). Finalmente se votó con un mapa de 8 regiones. Fue un fracaso estrepitoso: el 60,6% votó en contra, con una participación del 48,3%, por debajo del 50% exigido para la validez de la consulta.

Años después, ha habido otros intentos de los partidos, siempre con el número de regiones basculando, entre siete y cinco, como los actuales sucedáneos Comisiones de Coordinación y Desarrollo Regional (CCDR).

En la necesidad de estirar la cuerda con el Gobierno, el PC anuncia varias iniciativas parlamentarias para que se reactive la regionalización con referéndum incluido. De momento, los comunistas no han explicado cuántas regiones quieren que haya. El otro socio del Gobierno, el Bloco de Esquerda, también defiende el “arranque del proceso de descentralización administrativa”, y el fin de las cinco CCDR, pero sin concretar. De la derecha a la izquierda, todos los partidos están unidos en la necesidad de descentralizar el Estado, aunque ninguno de ellos sabe ni cómo ni cuándo ni con quién. El miedo a otro referéndum fracasado no anima.

CCDR: http://www.ccdrc.pt/

REFERÉNDUM DE 1998: //elpais.com/diario/1998/11/09/internacional/910566001_850215.html

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.