Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin de la era toples en ‘Bild’

La publicación ha tomado esta decisión por las quejas de lectoras que consideran las imágenes "ofensivas" o "degradantes"

Una de las imágenes de contenido erótico en la edición digital del diario Bild.
Una de las imágenes de contenido erótico en la edición digital del diario Bild.

Los vientos de cambio golpean incluso al Bild. El periódico que más vende en Alemania y en Europa ha anunciado que a partir de ahora no publicará más sus clásicos posados de chicas desnudas de cintura para arriba, aspirantes a ser la chica del mes.

Lo ha anunciado el propio diario en un artículo titulado: Hombres, ahora vais a tener que ser fuertes. “Termina una era que ha marcado los tabloides durante décadas (no solo Bild): decimos adiós a las fotos de las que antes llamábamos gatitas —ahora impensable— y que durante diez años ha sido la chica Bild. No vamos a publicar más fotos de producción propia de chicas en toples”, aseguraba el artículo.

Explica Bild que desde hace meses, tienen la sensación de que “muchas mujeres encuentran esas imágenes ofensivas o degradantes. Tanto entre nuestras lectoras como en la propia oficina del periódico”.

La crisis de la prensa escrita ha llevado a muchas publicaciones a plantearse cómo reconquistar lectores y, sobre todo, lectoras, que a menudo no se sienten identificadas con contenidos como los que publica el tabloide alemán. A pesar de su éxito, la transformación digital y la fragmentación del panorama mediático también ha hecho daño, y mucho, al Bild Zeitung. De los cuatro millones de copias que vendía a principios del año 2000 ha pasado a vender un millón y medio en la actualidad.

Bild es un fenómeno extraño para el lector español, poco acostumbrado a navegar en el universo tabloide. En este periódico, las entrevistas políticas más codiciadas y oportunas o los mejores directos de las crisis de Gobierno conviven con las imágenes de chicas florero semidesnudas, con los sucesos más escabrosos o con una cobertura exhaustiva de la jungla de los famosos.

Pero lo cierto es que el cóctel informativo funciona. Es un diario que todavía gusta y en el que los políticos se pelean por salir. Saben que a través de Bild su mensaje llega al mayor número de votantes posible. Y por eso, la línea editorial del diario se examina a menudo con lupa, sobre todo en momentos clave de la vida política alemana, como la crisis de los refugiados o las elecciones. Dónde se posicione Bild puede marcar, por ejemplo, el tono de una campaña.

Desde 2016, el diario había estado dirigido por una mujer, Tanit Koch, algo que no había sucedido en 63 años de historia de la publicación. El pasado febrero, sin embargo, Koch anunció que se iba, porque dijo que su capacidad de compromiso “había llegado a un límite”. En los pasillos de Berlín, era público y notorio su enfrentamiento con el jefe de la edición digital, que ha acabado coronando ambas ediciones.

Hace seis años, en el día de la mujer trabajadora, Bild decidió prescindir de las mujeres desnudas en su primera y publicar esas imágenes en páginas interiores. Ahora han decidido ir un poco más allá, respondiendo a una creciente presión, que tiene también su reflejo en las redes. Hace tres años, arrancó una campaña en Twitter bajo el hashtag #stopBildsexism, que esta semana se felicitaba por el logro. “La chica Bild ya no está desnuda. Es un paso importante hacia delante, las protestas funcionan”, tuiteaban desde la cuenta de la campaña.

El diario alemán sigue la estela de The Sun, el tabloide británico que en 2015 decidió dejar de publicar su famosa página tres, en la que también aparecían mujeres semidesnudas. Bild aclara no obstante que sí seguirán publicando fotos de chicas desnudas en casos de posados “de los que hable todo el país”, pero que a partir de ahora se esforzarán en explorar nuevos ángulos de la fotografía erótica que debe “estimular la imaginación e incluso provocar”. Los primeros intentos anticipan que el cambio no es necesariamente sustancial. El lunes se podía ver a una chica con una camiseta apretada y semitransparente posando con la barriga al aire y en bragas.

Más información