Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sí, Le Corbusier también le daba (y muy bien) a los pinceles

Una exposición en la galería madrileña Guillermo de Osma repasa la obra pictórica del genial arquitecto y su obsesión por la forma

Le Corbusier en su taller de París, en 1953, junto a uno de sus dibujos.
Le Corbusier en su taller de París, en 1953, junto a uno de sus dibujos.

Pasó a la historia como uno de los precursores de la arquitectura moderna, pero Le Corbusier –seudónimo con el que el suizo Charles-Édouard Jeanneret (Suiza, 1887- Francia, 1965) se presentaba ante el mundo– era mucho más que eso. Urbanista, poeta, agitador, ensayista, promotor y, sí, también pintor de gran talento. Una faceta que reivindica Le Corbusier. Arte y diseño, la muestra que acoge la galería madrileña Guillermo de Osma hasta el 25 de marzo.

La exposición plantea un recorrido por más de 20 pinturas, dibujos y collages producidos en sus últimas tres décadas de vida. Composiciones en las que el estudio de la naturaleza y la figura humana son el punto de partida para experimentar con las formas, hasta llegar a crear su propio sistema de proporciones.

'Quatre Femmes' (1950), una de las obras de la exposición.
'Quatre Femmes' (1950), una de las obras de la exposición.

El color y el cuerpo femenino protagonizan obras con mucha fuerza visual, como Deux femmes nuages (1937), Quatre Femmes (1950) o Taureau (1960). “Prefiero dibujar a hablar”, dijo el artista en una ocasión. Y añadió: “Dibujar es más rápido, y deja menos espacio para las mentiras”.

Mobiliario del apartamento de Le Pavillon Suisse de París.
Mobiliario del apartamento de Le Pavillon Suisse de París.

Junto a estas pinturas se presentan también algunos de los muebles que Le Corbusier comenzó a diseñar en colaboración con Pierre Jeanneret y Charlotte Perriad, a partir de 1925. Algunos de los trabajos más destacados son las sillas Fauteuil B (1928) y Siège à dossier basculant Mob. B 301 (1928-29) –ambas con largos reposabrazos, patas metálicas y respaldo ligeramente inclinado–, y los muebles del Apartamento de Le Pavillon Suisse de 1933, orientados a potenciar la luz y el orden en el espacio privado.

'Taureau' (1960).
'Taureau' (1960).

“Se trata de un artista total, una figura clave de la modernidad”, señala el director y fundador de la galería, Guillermo de Osma. “En esta exposición mostramos su obra plástica, de gran interés y calidad, desconocida frente a su faceta como arquitecto". En definitiva, un artista con una visión interdisciplinar y humanista del arte, que nos plantea grandes interrogantes –entre ellos, el de cuándo dormía–.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información