Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Bullying’ entre madres: cuando otras mujeres critican cómo crías a tu hijo

Una bloguera denuncia su caso y da voz a muchas mujeres que pasan por lo mismo, consiguiendo un gran alcance en las redes

‘Bullying’ entre madres: cuando otras mujeres critican cómo crías a tu hijo

“Tienes que dar de mamar a tu hijo”, “no puedes estar cansada, tú tienes una hija y yo tres”, o “dale esta medicina que es mejor para el catarro”, por ejemplo, son frases que pueden parecer ingenuas, pero que pueden causar dolor en la madre que lo recibe: mermando su autoestima, aumentando su sentimiento de culpa o creyendo que está criando de una forma incorrecta. Y hay una realidad según los expertos: ninguna forma es mejor que otra a la hora de cuidar a nuestros hijos, obviamente dejando de lado todo lo que arremeta o lleve a la pérdida de respeto hacia el menor. Esa postura de indefensión te lleva a desahogarte, a querer contar lo que te está pasando, y muchas veces no puedes hacerlo con tu entorno y acudes a las redes sociales; un arma de doble filo: es un lugar muy útil, pero en el que estás expuesta. Mientras unos te apoyan, otros te pueden machacar.

Esto es lo que hizo la bloguera Maya Vorderstrasse en su cuenta de Instagram, decidió contar lo que le había ocurrido. “Una compañera madre me dijo: “el hecho de que tengas tiempo para colgar fotos en las redes, me dice que no tienes ni idea de lo que es estar cansada de verdad. Yo tengo ocho hijos, tú tienes dos, supéralo. ¿Por qué su cansancio es real y el mío no?”, se preguntaba la bloguera.

“Eres buena madre si tienes una casa limpia o sucia”, continuaba en su mensaje, “también lo eres si te desahogas o si escondes tus problemas; si te quedas en casa y te vuelves loca, o si vas a trabajar y echas mucho de menos a tu bebé; si cocinas o si le das potito para comer”. Y prosigue con la lista: “si le das biberón, si le das el pecho, si eres soltera o casada, pobre, rica, madre joven, mayor o eres madre del tipo A o B, si tienes un hijo o 12, TÚ ERES LA MEJOR MADRE”, exclamaba.

“No permitas que nadie te diga lo contrario”, aconsejaba. “Amamos a nuestros hijos y lo hacemos lo mejor que podemos. No seas parte del problema, no contribuyas a la cultura del odio y del prejuicio que puede destrozar la autoestima y la confianza de las mujeres. No sabes su historia”.

A fellow mother said to me: “The fact that you have time to stage pictures, tells me that you have no idea what a tired mother really is. I have 8 kids, you have 2, get over it.” Why is her tiredness real and mine isn’t? You are a good mother if you have a messy house or if you have a neat house. You are a good mother if you open up about your problems or if you suffer in silence. You are a good mother if you stay at home and go borderline crazy, or if you go to work with a heavy heart and miss your baby all day. You’re a good mother if you make your child’s food or if you buy a jar of baby food. If you bottle feed. If you breastfeed. Single mother, married mother, divorced mother, rich mother, poor mother, minivan mother, young mother, older mother, tattooed mother, type A mother, type B mother, 1 child, 12 children, you are THE BEST MOTHER! Do not allow anyone to tell you otherwise! DEAR GOD, this shouldn’t be a thing, there are no comparisons! We love our children, and we’re all doing our best. Don’t contribute to a judgmental & hateful culture that destroys women’s self esteem and confidence. You don’t know their story. I don’t need praise, it’s just that so many of my friends go through this as well and it’s getting old. Let’s stand tall, join in together and tell our story and how this has affected us. I created the hashtag #MOMSAGAINSTMOMSHAMING please use it!

Una publicación compartida de M A Y A 🍉 (@mayavorderstrasse) el

Tras su alegato, Vorderstrasse decidió crear el hashtag #MOMSAGAINSTMOMSHAMING , “por favor, úsalo”, reclamaba la bloguera. Y su comentario fue muy aplaudido. Entre las respuestas, hubo felicitaciones y comentarios de ánimo: “Cuando nos encontramos en plena lucha por la igualdad, cómo puede haber mujeres que sigan juzgando a otras, nunca seremos un género fuerte si no estamos unidas”, entre otros.

Su mensaje lleva más de 25.000 me gusta y más de 2.100 comentarios. Convirtiendo una situación cotidiana, en un problema de muchas mujeres que ha cogido relevancia.

Algo que no solo te pasa a ti 

La experta Irene S. Levine, profesora de psiquiatría de la Universidad de Nueva York daba cinco pautas en Today para afrontar estas vejaciones:

  • Evita los comentarios. Si sabes que una madre te tiene manía, no te la cruces. No hace falta que sufras
  • Si no pudieras evitar el acoso, distánciate de ella o ellas lo máximo posible físicamente
  • No te tomes el acoso como algo personal, seguramente la acosadora esté haciendo lo mismo con otras
  • No formes equipo contra la acosadora, acosar al acosado nunca funciona
  • Protege a tu pequeño, no dejes que las palabras o actos de la acosadora le dañen
  • No pienses que puedes cambiar a alguien que te acosa, nunca funciona

La información acerca de los temas que son más susceptibles para sufrir acoso y generan más críticas entre madres son cinco:

1. La lactancia: ¿Sí o no dar de mamar genera muchas críticas? Mientras unas valoran el apego que se produce con el pequeño y los beneficios más que demostrados otras, por razones personales, deciden no dar de lactar, enfrentándose a fuertes críticas.

2. Colgar fotos de tu hijo en Internet: Hay muchos padres y madres que deciden no colgar fotos de su retoño en las redes, mientras otras sí lo hacen. Es cierto, que al publicar las imágenes hay que comprobar las reglas de seguridad y privacidad de cada sitio.

3. Comida ecológica: la comida ecológica, sobre todo para los más pequeños, se ha convertido en toda una tendencia, al carecer mucha de conservantes y de procesados. Una dieta equilibrada es necesaria y saludable, pero tampoco hay que perder la cabeza.

4. Salir arreglada: los cuatro meses tras dar a luz es difícil encontrar un rato para ducharse o para arreglarse, pero no nos ocurre a todas. Cada una sale a la calle como quiere.

5. Madres trabajadoras vs madres en casa: quedarse en casa o no. La polémica está servida. Ambas posturas tienen sus pros y sus contras. Podríamos incluir en este apartado llevar o no al bebé con cuatro meses a la guardería, otro de los temas estrella para la criticas. AL final, la decisión final es de cada uno y tomar una u otra no te convierte en mala madre.

Hay crianzas como tipos de personas. Lo importante no es quien es la mejor madre, sino priorizar el bienestar de los hijos, haciendo lo que a ti parece mejor y por supuesto, a no ser que ponga en riesgo al menor, nadie puede juzgarte por hacerlo de una manera u otra.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información