Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del telar al joyero

Del telar al joyero

LAS JOYAS que diseña Monika Knutsson provienen de tiendas de antigüedades, rastros y mercadillos de Europa y EE UU. No porque esta artista sueca asentada en Nueva York las compre, sino porque allí consigue los delicados encajes vintage que le sirven de base para modelar sus pulseras, sortijas y demás creaciones. A partir de un concienzudo proceso de búsqueda, la artista selecciona los bordados más sutiles y, tras darles la forma deseada, laca cada tela para endurecerla y cubrirla de plata u oro. El resultado, tan elegante como original, ha convencido a personalidades tan exigentes como Beyoncé, que posee unos pendientes y un brazalete de la marca, cuyos precios oscilan entre los 150 y los 800 euros aproximadamente. A colección por temporada, Knutsson trabaja actualmente con los encajes que elaboraba la modista cubana Carmen Fiol, fallecida en 2016, y cuya familia ha dado su beneplácito a la artista.