Premiados seis doctores en informática menores de 30 años

La SCIE y la Fundación BBVA otorgan el galardón para impulsar a jóvenes en su carrera profesional

El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, y el director, Rafael Pardo, con los premiados.
El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, y el director, Rafael Pardo, con los premiados. F. BBVA

Seis doctores en informática menores de 30 años han recogido este lunes los primeros Premios de Investigación que conceden la Fundación BBVA y la Sociedad Científica Informática de España (SCIE). Estos galardones han sido creados para impulsar y dar visibilidad a informáticos menores de 30 años que realizan investigación de alta calidad en España, y para reconocer su "creatividad, originalidad y excelencia".

Más información

En esta edición inaugural los ganadores han sido Cristóbal Camarero, de la Universidad de Cantabria, que investiga cómo mejorar las interconexiones entre los procesadores de un supercomputador para optimizar su rendimiento, así como en la demostración automática de teoremas y en aplicaciones en banca; y Elena Garcés, de la Universidad de Zaragoza y actualmente investigadora posdoctoral en Technicolor (Rennes, Francia), que ha desarrollado algoritmos para el tratamiento digital de imágenes que resultan de gran interés para el cine y el desarrollo de programas de realidad virtual.

También han recogido el premio Josué Feliu Pérez, de la Universidad Politécnica de Valencia, que ha mejorado la eficiencia de un tipo de procesadores --llamados multinúcleo-- presentes en la actualidad tanto en los teléfonos inteligentes como en grandes centros de cálculo; y Petar Jovanovic, de la Universidad Politécnica de Cataluña, autor de aplicaciones para análisis de Big Data que ya usa la Organización Mundial de la Salud (OMS) para erradicar enfermedades en países desfavorecidos, como el mal de Chagas.

Igualmente, han recibido el galardón María Pérez Ortiz, de la Universidad de Córdoba y actualmente en la Universidad de Cambridge (Reino Unido), que ha desarrollado aplicaciones innovadoras en áreas tan diversas como la agricultura sostenible, los trasplantes de órganos, el cambio climático y la oncología; y Alejandro Ramos Soto, de la Universidad de Santiago de Compostela, cuyo trabajo ha dado lugar a Galiweather, un sistema que traduce a lenguaje natural los datos de los técnicos de la agencia meteorológica gallega y produce así automáticamente 314 previsiones del tiempo diarias, una por cada uno de los municipios gallegos. Cada uno de los premiados recibirá una dotación económica de 5.000 euros.

Retos de la informática

La ceremonia, celebrada en Madrid, ha servido para destacar cómo la informática, una ciencia relativamente reciente, ha supuesto todo un cambio de paradigma tecnológico, económico y social, y también para señalar los retos que ello conlleva. "La informática, al poner la información al alcance de todos, y gracias al abaratamiento de los dispositivos, está demostrando ser una tecnología altamente democratizadora, alterando la organización de las empresas, el consumo, la comunicación, el entretenimiento, la generación de conocimiento, el acceso y cuidado de la salud y las relaciones personales", ha declarado el presidente de Fundación BBVA, Francisco González.

Uno de los mensajes enunciados durante la ceremonia es que la informática ha desencadenado una revolución social sin precedentes que también plantea retos, como un escenario laboral cambiante y nuevos dilemas éticos. "Estamos a las puertas de rebasar lo que Herbert Simon, uno de los padres de la Inteligencia Artificial, predijo hace varias décadas: cohabitar el planeta con computadores. Al acercarnos a esos niveles de actuación inteligente nos hemos hecho conscientes de que precisamos dotar a las máquinas más sofisticadas de criterio ético", ha manifestado González.

Otro gran desafío, para el presidente de la Fundación BBVA, es el riesgo del aumento del desempleo, problema para el que propone mejorar la formación. "Para convertir los retos de esta revolución digital en oportunidades, es preciso ofrecer a las futuras generaciones los conocimientos que les permitan adaptarse a los nuevos perfiles profesionales", ha dicho.

En este sentido, el presidente de la SCIE, Antonio Bahamonde, ha advertido de que los niños y adolescentes "nativos digitales", aunque están rodeados de tecnologías, no conocen ni los riesgos ni las posibilidades que estas les ofrecen. Por ello, ha abogado por incluir Informática en la enseñanza que reciben.

Tanto Francisco González como Antonio Bahamonde han resaltado el alto nivel alcanzado por la investigación en informática en España, y han recordado la necesidad de seguir atrayendo talento. "La informática no sólo se hace con computadores, se hace sobre todo con talento; deberíamos potenciar el talento y ser capaces de atraerlo", ha comentado Bahamonte, al tiempo que ha insistido en que sólo se podrá avanzar si hay sinergias entre la investigación académica y la industria.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción