Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oxford y Cambridge son aún mas elitistas de lo pensado

Las dos Universidades, entre las 10 mejores del mundo, siguen siendo coto de las clases altas

La Universidad de Oxford. rn rn
La Universidad de Oxford.

En un país tan clasista como Reino Unido sorprende poco que menos del 1% de la población adulta se haya graduado en Oxford o Cambridge, las carísimas joyas de la corona de la excelencia universitaria. Y, sin embargo, el grueso de la prensa local ha puesto el grito en el cielo ante la más reciente radiografía de la población estudiantil que ingresa en Oxbridge: “Aún más elitistas de lo que creíamos”, ha sido la sentencia tras conocerse los datos del último lustro, que reflejan un retroceso en cuanto a diversidad social y racial en las aulas magnas.

Los estudiantes ajenos a las dos clases más altas en una escala de siete (élite y clase media establecida), los ingleses del deprimido norte o aquellos cuyo color de piel y cultura no responden al perfil anglosajón lo tienen muchísimo más difícil para ingresar en uno de esos dos centros que podrían brindarles un futuro laboral óptimo. O, lo que es lo mismo, aquellos a los que arropan familias acomodadas, se han criado en el sur del país o en Londres y no pertenecen a una minoría son favorecidos por las dos únicas Universidades británicas que integran la lista de las diez mejores en la clasificación mundial. Se estima que el 90% de sus graduados consigue trabajo a los seis meses.

Las cifras recabadas por el diputado laborista David Lammy reflejan que los alumnos de medios privilegiados copan más plazas que en la década anterior (por encima del 80%) o el dato escandaloso de que a lo largo de 2010-2015, un tercio de los 38 campus (colleges) de Oxford no abrieron una sola plaza a un estudiante de color.

Cambridge alega guiarse sólo por consideraciones académicas, mientras Oxford recuerda que esas desigualdades son el reflejo de la misma sociedad. Estudiar en Oxbridge cuesta cada año 9.250 libras. La primera ministra, Theresa May, ha prometido que esas tasas se congelarán a partir del próximo año, pero está por ver si su Partido Conservador se lo permite.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.