Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos corta la financiación al Fondo de Población de la ONU

El país, principal financiador de la agencia encargada de los programas de planificación familiar y salud reproductiva en el mundo, alega que el organismo apoya abortos forzados en China

Estados Unidos

Estados Unidos anunció este lunes que corta toda financiación al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organismo encargado de prestar servicios de planificación familiar y salud reproductiva, entre otros, en todo el mundo y especialmente en situaciones de crisis humanitarias. Así, la agencia pierde a uno de sus principales financiadores. Solo en 2016 aportó 69 millones de dólares. ¿Por qué ha tomado esta decisión? La Administración Trump ha alegado que el UNFPA, en tanto que desarrolla labores en China, apoya un programa de abortos forzados en aquel país, aunque reconoce que "no hay pruebas" de que lo haga. Y la organización ha negado categóricamente la acusación tras conocerse la decisión.

"El UNFPA rechaza esta afirmación, dado que todo su trabajo promueve los derechos humanos de individuos y parejas para que tomen sus propias decisiones, libres de coacción o discriminación", ha señalado el Fondo en un comunicado.

Este es el primer gran recorte del Gobierno de Donald Trump a organismos de Naciones Unidas, a los que ya anunció que reduciría un 40% su apoyo económico. En este caso, según el comunicado en el que se hacía pública la decisión, recogido por AFP, "la determinación se traducirá en la retención de los 32,5 millones de dólares previstos para el UNFPA en 2017". Unos fondos que, en su lugar, se destinarán a otros programas de salud global.

En la práctica, este recorte supondrá un obstáculo para la continuidad de los programas de salud materna y control de la natalidad que el UNFPA desarrolla en más de 150 países. La decisión se suma a otra tomada el pasado enero por Trump, que prohíbe el uso de fondos del Gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero. ¿Una declaración de intenciones contra los derechos reproductivos de niñas y mujeres en el mundo?

Con todo, en el pasado, EE UU ya había dejado de financiar al UNFPA por decisión de Ejecutivos republicanos bajo la misma justificación, mientras que el apoyo se recuperaba tradicionalmente con Administraciones demócratas. El Fondo es desde hace años blanco de las críticas de políticos conservadores y organizaciones religiosas en el país. Entre otras cosas, estos grupos acusan al organismo de apoyar y participar en la gestión de un programa de abortos forzados y esterilizaciones involuntarias en China.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, lamenta la decisión de EE UU de cortar su apoyo financiero al Fondo y asegura que puede tener efectos devastadores en la salud de niñas y mujeres y sus familias en todo en el mundo, según ha expresado este martes su portavoz Stéphane Dujarric en su intervención diaria ante la prensa. Guterres cree que la decisión está basada en una percepción incorrecta sobre la naturaleza y el trabajo que realiza este organismo.

Esa afirmación es "errónea", ha respondido el Fondo, que subraya que los países de la ONU han descrito su trabajo en China como "una fuerza para el bien". Además, recuerda que las aportaciones de Washington han permitido combatir la violencia de género y reducir la mortalidad materna en lugares como Irak, Nepal, Sudán, Siria, Filipinas, Ucrania y Yemen. "Siempre hemos valorado a Estados Unidos como un socio fiable y un líder para ayudar a asegurar que todo embarazo sea deseado, que todo nacimiento sea seguro y que todos los jóvenes desarrollen su potencial", asegura el UNFPA en su comunicado. En 2017, lo tendrán que hacer sin el apoyo de los estadounidenses.

La respuesta de la Fundación de la ONU

La presidenta y directora general de la Fundación de las Naciones Unidas, Kathy Calvin, ha emitido un comunicado en el que advierte de las consecuencias de esta decisión y llama al resto de donantes a prestar más apoyo al UNFPA para contrarrestar el recorte anunciado por EE UU.

"La Fundación de las Naciones Unidas llama a la acción ante el recorte del apoyo vital de EE UU al Fondo de Población de la ONU (UNFPA), que es inaceptable y marcadamente en contra de los valores estadounidenses. Estados Unidos es uno de los mayores contribuyentes del UNFPA y la eliminación de sus fondos amenaza la salud y los derechos de millones de niñas y mujeres de todo el mundo, en particular, de las que se encuentran en situaciones de crisis.

La Fundación de la ONU llama al resto de donantes a prestar más apoyo al UNFPA para contrarrestar el recorte anunciado por EE UU

El UNFPA está en primera línea en más de 150 países, a menudo en lugares donde Estados Unidos no puede estar, prestando servicios esenciales como la planificación familiar voluntaria, la capacitación de parteras, el cuidado prenatal y atención para un parto seguro. Tambien trabaja para terminar con el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina. El UNFPA no financia ni realiza abortos ni esterilizaciones forzadas en ninguna parte del mundo. En cambio, la agencia ofrece planificación familiar voluntaria para prevenir embarazos no deseados que, a su vez, permite que las niñas y las mujeres continúen su formación, ganar un sueldo y tener vidas más prósperas.

El UNFPA suele ser el primer proveedor de salud y, en algunos casos, el único, en las crisis humanitarias. El año pasado, utilizó los fondos del Gobierno de Estados Unidos para llevar a nueve millones de personas en situaciones de emergencia servicios de prevención del VIH/SIDA, información sobre violencia doméstica, chequeos durante el embarazo, parto seguro y otros servicios críticos.

En el campo de refugiados de Zaatari, en Jordania, donde las niñas y las mujeres se enfrentan a desafíos extraordinarios como la desnutrición y la violencia, el UNFPA está allí para asegurarse de que cada parto sea seguro. En Irak, una clínica de este organismo apoya a las mujeres que son supervivientes de abusos físicos, violencia sexual y otras atrocidades horribles infligidas por el Estado Islámico. Es la única clínica de este tipo en Irak y está plenamente respaldada por los mismos fondos del Gobierno de Estados Unidos que ahora están siendo eliminados.

El Gobierno de Estados Unidos desempeñó un papel central en la creación y lanzamiento del UNFPA en 1969 y ha sido un miembro activo de la Junta Ejecutiva de esta agencia en los últimos 45 años bajo las Administraciones republicana y demócrata. El mandato del organismo sigue siendo el mismo de entonces: invertir en la salud y los derechos de las niñas y las mujeres, y capacitarlas para planificar sus familias y sus futuros. La inversión de EE UU crea un efecto de onda, generando no solo mujeres y niñas fuertes, saludables y empoderadas, sino familias, comunidades y países más estables y prósperos.

La salud y los derechos de las niñas y mujeres más vulnerables del mundo están en riesgo. La Fundación de las Naciones Unidas pide al Gobierno de Estados Unidos que defienda los valores estadounidenses y restablezca la financiación total del UNFPA para preservar su labor salvadora en todo el mundo".

Más información