Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Pablo Escobar: “Los colombianos tenemos miedo a la paz”

El hijo del narcotraficante más famoso del mundo presenta su segundo libro, 'Pablo Escobar in fraganti, lo que mi padre nunca me contó'

Juan Sebastián Marroquín o Juan Pablo Escobar.

Juan Sebastián Marroquín o Juan Pablo Escobar recuerda que solo tuvo 10 minutos para escoger un nombre que no lo vinculara a su padre, el narcotraficante Pablo Escobar. Le llevó más de 30 páginas de la guía telefónica encontrar un apellido que no estuviera relacionado de alguna forma con el narcotráfico. Ahora no parece molestarle tanto su antiguo nombre con el que firma su segundo libro sobre su padre: Pablo Escobar in fraganti, lo que mi padre nunca me contó. “Juan Sebastián y Juan Pablo somos el mismo y me puedes decir Pedro y seguiré siendo la misma persona, para mí el nombre es algo que no tiene ninguna importancia, ni el apellido, lo que define a las personas son sus acciones y sus palabras”, dice Marroquín.

Pero en esta segunda entrega sobre su padre, el nombre parece importar tanto que Marroquín firma con el apellido de su padre. El hijo de Pablo Escobar dice que "tuvo que ser periodista e investigador" por seis meses en los que recorrió Colombia en búsqueda de las versiones de los enemigos y aliados de su padre, con ello quería mostrar la corrupción y las relaciones a nivel internacional de las que se valió su padre para crecer su fortuna y poder militar: “En el caso de la CIA para financiar la lucha anticomunista a principios de los 80 y en el caso de la DEA en una de las rutas que yo describo, porque me la contó mi propio padre, donde enviaban 800 kilos de cocaína desde el aeropuerto internacional de Medellín al de Miami durante tres años de manera ininterrumpida”, menciona Marroquín. 

En este libro Marroquín dedica un capítulo exclusivamente a criticar a las narcoseries como Narcos y La reina del sur, de las que dice enaltecen la figura del narcotraficante. El hijo de Pablo Escobar dice que gracias estas series recibe correspondencia a diario de personas que aspiran a ser como su padre. Recuerda como en marzo el rapero Wiz Khalifa llevó flores a la tumba del narcotraficante, con lo que remata: “Yo no le llevaría flores a mi padre”.

Sobre el desarme de las FARC y el camino a la paz de Colombia dice que no hay alternativa: “Cualquier camino hacia la paz es difícil de recorrer pero hay que recorrerlo, y hay que apoyar todos los esfuerzos de paz que se hagan en Colombia para lograrla. Tenemos poco ejercicio en materia de paz los colombianos. Tenemos mucho ejercicio y mucha experiencia en términos de guerra, en eso sí somos expertos, para matar, para el terrorismo, para el secuestro tristemente somos expertos, pero para hacer la paz, para dialogar, para reconciliarnos, para acercarnos no tenemos práctica y tenemos miedo a la paz como colombianos”.

Más información