Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así te entregará un burrito uno de los drones de Google

Medios estadounidenses recogen en un vídeo las primeras pruebas de reparto de comida a través de drones que está haciendo el gigante tecnológico en la Universidad de Virginia

El dron que Chipotle utiliza para sus entregas de burritos en Virginia Tech.
El dron que Chipotle utiliza para sus entregas de burritos en Virginia Tech.

Hay que ponerse en la situación. Eres un estudiante del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia y en mitad de una sesión de estudio intenso descubres que tienes hambre. Sin embargo, ese instinto natural, común a todo hijo de vecino, está interrumpiendo tu aprendizaje y desplazarte hacia un restaurante, por muy cercano que sea, te llevará un precioso tiempo que tendrás que quitar a tu formación. Así que decides, como buen estudiante que eres de una universidad tecnológica, que un dron te traiga un burrito. Dicho y hecho, el avión no tripulado de Google te entregará tu pedido de burritos Chipotle.

Este ejemplo que podría parecer una locura a simple lectura, ya es real. Esta semana el gigante tecnológico, que ya anunció su asociación con la cadena de comida rápida Chipotle, ha empezado a hacer entregas a través de drones en el campus de la Virginia Tech. Según Google, y suponemos que para asegurar que la comida no llegue pasada y fría, el dron es cargado en un food truck –furgonetas de venta de comida– cercano. Luego el aparato alza el vuelo y se dirige solícito a su destino donde, a través de un cable, desliza el paquete con la comida hasta un nivel cercano al suelo. El receptor sólo tiene que cortar el cable y recoger su pedido.

Eso es lo que se muestra en el vídeo recogido por el medio estadounidense The Roanake Times que documentó una de las pruebas que se están llevando a cabo en el centro educativo. Ensayos que, por el momento, no están abiertos al público sino sólo a unos pocos elegidos. Este lunes, según publicaba dicho medio, el proceso se repitió unas diez veces durante aproximadamente 30 minutos e incluso se vio a varios drones volando simultáneamente con varios pedidos en zonas no demasiado alejadas aunque siempre en un lugar abierto, lejos de los edificios principales de la universidad. Parece que los hambrientos estudiantes tendrán al menos que salir a los jardines del Campus para recibir sus pedidos. Todo un paseo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información