Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS OLÍMPICOS RÍO 2016

¿Quieres vivir en las favelas de Brasil?

Los vecinos de los asentamientos chabolistas de Río de Janeiro ofrecen sus casas a turistas que acudan a los Juegos Olímpicos

Las impresionantes vistas del icónico Pan de Azúcar al alcance de la mano, un patio bañado por el mismo sol que sobresale entre las colinas de selva tropical del Atlántico y unas habitaciones que cuestan una pequeña fracción del precio de los hoteles cercanos. El albergue Favelinha, al igual que otros escondidos entre las más de 1.000 favelas de Río, ofrece a los turistas más aventureros un lugar donde alojarse durante los Juegos Olímpicos que se celebrarán este mes de agosto y a los que se espera que lleguen unos 500.000 extranjeros turistas.

Los establecimientos abren la cultura de los barrios pobres a los viajeros, quienes así podrán conocer aquellas áreas no tan frecuentadas por el turista pero en las que vive una quinta parte de la población de la ciudad.

Sin lugar a dudas, la mayoría de los barrios pobres de Río de Janeiro sufren una violencia intensa provocada por los frecuentes enfrentamientos entre una policía de mano muy dura y las bandas criminales que utilizan los barrios como sus cuarteles generales. Brasil, de acuerdo con estadísticas de las Naciones Unidas, tiene más muertes por armas que cualquier otro país.

El Gobierno de Río de Janeiro puso en marcha en 2008 un programa para "pacificar" los barrios pobres empujando a estas bandas fuera de ellos, pero el esfuerzo ha tenido resultados mixtos y está perdiendo fuerza debido a que el presupuesto de seguridad se redujo este año a causa de la crisis económica que atraviesa el país.

Solange dos Santos gestiona el albergue Favelinha, donde la tarifa diaria de una habitación doble es de unos 25 euros, en comparación con los 250 que cuestan los hoteles más cercanos de tres estrellas. "Es difícil establecer un albergue dentro de una favela, con todo lo que sabemos que sucede en ellas", asegura. "Pero eso está cambiando, porque la gente está viniendo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información