Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Crowdfunding’ para buscar un tratamiento contra la pedofilia

Científicos del instituto Karolinska de Suecia buscan financiación para un ensayo clínico con un fármaco con el que esperan reducir la posibilidad de abusos sexuales a menores

Manifestación contra la pederastia, el pasado 19 de febrero, en Barcelona. Albert Garcia

Un grupo de científicos suecos ha iniciado una campaña de crowdfunding para financiar una investigación sin precedentes sobre un potencial tratamiento preventivo de la pedofilia. Los investigadores, del instituto Karolinska, presentaron ayer en Londres su propuesta para realizar un completo ensayo clínico con un fármaco que esperan pueda reducir la posibilidad de abusos sexuales a menores.

“Se estima que una de cada 10 niñas y uno de cada 20 niños sufre abusos en la niñez”, explicó el doctor Christoffer Rahm, al frente de la investigación. “Y algo que a menudo se ignora es que un número sustancial de pacientes pedófilos quiere ayuda. Pero no existen tratamientos preventivos científicamente testados y tolerables. Algo llamativo, dada la prevalencia del problema. Hay, por tanto, una necesidad urgente de más investigación en este campo”.

La investigación, bautizada como Priotab, pretende además estudiar los biomarcadores potencialmente relacionados con la pedofilia

La investigación pretende contar con 60 voluntarios que hayan requerido ayuda. A la mitad de ellos se les suministrará placebo y a la otra mitad, un medicamento hormonal llamado dragelix, que bloquea la producción de testosterona y que en la actualidad se utiliza en tratamientos del cáncer de próstata. Se cree que la testosterona actúa en tres factores de riesgo relacionados con la pederastia: la alta excitación sexual, el escaso autocontrol y la ausencia de empatía. Ni los pacientes ni los médicos sabrán quién se encuentra en el grupo de control y quién está recibiendo la medicina activa.

Hasta ahora, explicaron ayer los investigadores en el Science Media Centre londinense, este es un terreno en el que se ha venido actuando después de que el daño ya se ha hecho, para tratar de prevenir más abusos futuros por parte del perpetrador. “Pero el 90% de los casos de pederastia son obra de nuevos perpetradores, personas sin antecedentes, desconocidas por la sociedad”, explica Stefan Arver, otro de los doctores participantes en el proyecto. “Por eso es tan importante prevenir”.

El propio hospital Karolinska, en Suecia, puso en marcha una línea de ayuda telefónica, llamada Preventell, a la que recurren cerca de cien personas al año. “Eso nos permite identificar a personas preocupadas por su propia sexualidad, personas que necesitan ayuda”, señala Arver. “Pero no basta con un número de teléfono, hace falta un programa de tratamiento”.

El proyecto suscita interrogantes en cuestiones de ética médica y confidencialidad. Entre otras, el deber del médico de acudir a la policía si un paciente declara haber cometido algún delito como, por ejemplo, descargar imágenes de pornografía infantil.

A la mitad de los voluntarios se les suministrará placebo y a la otra mitad, un medicamento hormonal llamado dragelix, que bloquea la producción de testosterona y que se usa ya en tratamientos del cáncer de próstata

Los investigadores reconocen, además, las limitaciones del tratamiento farmacológico exclusivo. La respuesta debería incluir, aseguran, otras modalidades como la psicoterapia o la intervención social. Pero conocer los factores de riesgo que el fármaco es capaz de reducir puede subrayar aquellos otros que deben abordarse mediante otros métodos.

La investigación, bautizada como Priotab, pretende además estudiar los biomarcadores potencialmente relacionados con la pedofilia. “Se trata de explorar si hay receptores del cerebro que permiten detectar el riesgo de abusar”, explica Rahm. “De nuevo, intervenir antes de que el daño esté hecho”.

Para llevar a cabo el proyecto, que ha echado a andar hace apenas unas semanas, Priotab ha recurrido a la web británica de crowdfunding científico Walacea con el objetivo de recaudar un total de 38.000 libras en donaciones. Si lo consiguen, el estudio podría estar concluido en dos años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información