Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La poesía del cómic

‘Otoño’ de Jon McNaught es retrata un día cualquiera en un lugar cualquiera. En este libro, lo que verdaderamente importan son los detalles

Viñetas del cómic 'Otoño', de John McNaught. Ampliar foto
Viñetas del cómic 'Otoño', de John McNaught.

“Hay unos cuantos historietistas más jóvenes con los que siento un auténtico parentesco estético, pero Otoño, de Jon McNaught, es un libro radiante, el más hermoso de los argumentos a favor de la belleza de estar vivo. Es una joya”. El celebrado Chris Ware, autor de Jimmy Corrigan: el chico más listo del mundo y Fabricar historias, es hombre de pocas palabras. Y cuando expresa su entusiasmo por un colega, conviene tomar nota.

Nada más abrir el cómic, publicado por Impedimenta, se anuncia al lector que le esperan “dos historias otoñales”. Tan sencillo como eso. McNaught retrata un día cualquiera –un nublado martes de octubre en una ficticia localidad inglesa– de un trabajador de una residencia de ancianos y de un chaval aficionado a los videojuegos que reparte periódicos después del colegio. Si solo atendiésemos a la trama, este podría ser el resumen de Otoño, álbum con el que el británico se llevó el Premio Revelación en el Festival de Cómic de Angulema en 2013. Pero en este libro lo que verdaderamente importan son los detalles.

McNaught, de 30 años, suele comparar los cómics –al menos los que le interesan– con la poesía. En ambos géneros, cree, es vital cuidar la simetría, la repetición, el ritmo visual. A los asiduos a Chris Ware les resultará familiar la forma de sus historias: muchas viñetas, poco diálogo, una narración minimalista y evocadora. Quizá también el fondo: en este cómic, el objetivo de McNaught ha sido capturar la vida contemporánea en una pequeña ciudad. Ante Otoño, el lector tan solo tiene que reservarse un momento de tranquilidad para disfrutar de todos esos pequeños detalles mundanos en los que, una vez cerrado el libro, no volverá a reparar.

elpaissemanal@elpais.es

Notas a pie de calle

Cuando sale a la calle, Jon McNaught anota en su teléfono móvil todo aquello que le llama la atención: vallas publicitarias, árboles, jardines… Todo acaba luego incorporado en libros como Pebble Island, Birchfield Close y Otoño, el único que, de momento, cuenta con traducción al castellano (a cargo de Belén Arévalo).