Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ellas lideresas

Ahora saben que tienen derechos laborales. Y los defienden frente a los patrones que antes las maltrataban y explotaban. Son las recogedoras de fresas

  • Afiliadas de la Asociación del Douar Oulad Ouchih (cuenta con un millar) para defender sus derechos laborales como jornaleras. La mayoría los desconocía hasta que un programa de cooperación española financiado por la AECID y desarrollado por Oxfam Intermón les ofreció formación en la materia. De izquierda a derecha: Cháikoe B. 23 años, Sukaína A., 24 años, Ghita B., 29 años, Asunce B. B., 26 años, Hanane D., 23 años, Noyona B. B., 23 años y Dounia B., 19 años.
    1Afiliadas de la Asociación del Douar Oulad Ouchih (cuenta con un millar) para defender sus derechos laborales como jornaleras. La mayoría los desconocía hasta que un programa de cooperación española financiado por la AECID y desarrollado por Oxfam Intermón les ofreció formación en la materia. De izquierda a derecha: Cháikoe B. 23 años, Sukaína A., 24 años, Ghita B., 29 años, Asunce B. B., 26 años, Hanane D., 23 años, Noyona B. B., 23 años y Dounia B., 19 años.
  • Asunce B, B., 26 años, Adjunta a la secretaria general de la asociación: “No solo hemos cambiado nosotras. También nuestra comunidad se ha transformado y gracias al trabajo que hacemos ven a las mujeres de otra forma. Ahora tenemos más libertad para salir y hacer cosas que antes no se nos permitían”.
    2Asunce B, B., 26 años, Adjunta a la secretaria general de la asociación: “No solo hemos cambiado nosotras. También nuestra comunidad se ha transformado y gracias al trabajo que hacemos ven a las mujeres de otra forma. Ahora tenemos más libertad para salir y hacer cosas que antes no se nos permitían”.
  • Noyona B. B., 23 años, jornalera agrícola, miembro de la asociación: “Con el apoyo del programa me siento más segura de mí y más consciente de mis derechos y esto me ayuda a luchar por ellos”.
    3Noyona B. B., 23 años, jornalera agrícola, miembro de la asociación: “Con el apoyo del programa me siento más segura de mí y más consciente de mis derechos y esto me ayuda a luchar por ellos”.
  • Hanane D., 23 años, jornalera agrícola y miembro de la asociación: “Ahora tenemos la confianza y el poder para hablar en público y defender nuestros derechos”.
    4Hanane D., 23 años, jornalera agrícola y miembro de la asociación: “Ahora tenemos la confianza y el poder para hablar en público y defender nuestros derechos”.
  • Soukaína A., 24 años, consejera de la asociación: “Este programa nos ha dado fuerzas para presentar a algunas compañeras a las elecciones municipales, para que nos defiendan. Nunca antes nos hubiéramos atrevido a hacer una cosa así”.
    5Soukaína A., 24 años, consejera de la asociación: “Este programa nos ha dado fuerzas para presentar a algunas compañeras a las elecciones municipales, para que nos defiendan. Nunca antes nos hubiéramos atrevido a hacer una cosa así”.
  • Dounia B., 19 años, consejera de la asociación: “Aquí solo estudiaban los hombres, a nosotras, como mucho, nos permitían cursar la primaria. Gracias a la formación adquirida ahora podemos ponernos al mismo nivel que los hombres y no nos pueden mandar callar diciendo que somos unas ignorantes”.
    6Dounia B., 19 años, consejera de la asociación: “Aquí solo estudiaban los hombres, a nosotras, como mucho, nos permitían cursar la primaria. Gracias a la formación adquirida ahora podemos ponernos al mismo nivel que los hombres y no nos pueden mandar callar diciendo que somos unas ignorantes”.
  • Ghita B., 29 años, jornalera: “Nuestras familias ahora nos ven de forma distinta y nos dejan participar en la toma de decisiones. Muchas veces, incluso, buscan nuestro consejo”.
    7Ghita B., 29 años, jornalera: “Nuestras familias ahora nos ven de forma distinta y nos dejan participar en la toma de decisiones. Muchas veces, incluso, buscan nuestro consejo”.
  • Cháikoe B., 23 años, jornalera: “El rol de la asociación también es generar cambios y transformaciones en nuestra comunidad y, poco a poco, lo estamos consiguiendo. Porque ahora somos fuertes y estamos unidas”.
    8Cháikoe B., 23 años, jornalera: “El rol de la asociación también es generar cambios y transformaciones en nuestra comunidad y, poco a poco, lo estamos consiguiendo. Porque ahora somos fuertes y estamos unidas”.