Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘baby shower’ sorpresa para Mark Zuckerberg y su esposa

El fundador de Facebook ha colgado en la red social fotos de la fiesta, organizada por sus alumnos

Mark Zuckerberg, su esposa, Priscilla Chan, a la izquierda y sus alumnos.
Mark Zuckerberg, su esposa, Priscilla Chan, a la izquierda y sus alumnos.

Mark Zuckerberg y su esposa, Priscilla Chan, pronto serán padres de una niña, como anunciaron a finales de julio. Para celebrar el próximo nacimiento, los alumnos del fundador y CEO de Facebook, de 31 años, prepararon ayer un baby shower —una fiesta prenatal— sorpresa a la pareja. Zuckerberg utilizó su red social, al igual que hacen millones de usuarios, para compartir con el mundo seis imágenes del íntimo evento. 

Mark Zuckerberg y Priscilla Chan en la fiesta.
Mark Zuckerberg y Priscilla Chan en la fiesta.

En las fotografías, que ya tienen casi 500.000 me gusta, se ve a los futuros padres abriendo regalos, disfrutando de un aperitivo, participando en divertidas pruebas o brindando con sus amigos. "Los estudiantes de los cuales soy mentor en nuestra comunidad nos prepararon una fiesta sorpresa a Priscilla y a mí. Demasiado amor y demasiada diversión", escribió Zuckerberg en Facebook, cuyo perfil es el único de toda la plataforma que no se puede bloquear.

Cuando Zuckerberg anunció el embarazo de su esposa —también en Facebook— explicó que llevaban dos años intentando tener un hijo y que Chan, de 30 años, había sufrido tres abortos. Sin embargo, en esta ocasión el empresario confirmó que tanto el bebé como su mujer se encontraban bien y que el riesgo era bajo. 

Zuckerberg brinda con sus amigos con unos biberones.
Zuckerberg brinda con sus amigos con unos biberones.

Zuckerberg y Chan se conocieron en una fiesta en Harvard, donde ambos estudiaban, en 2003 y se casaron en 2012. Ella estudió Biología y trabajó como médico pediatra en el hospital central de San Francisco, al que su marido hizo una donación de 75 millones de dólares dentro de sus múltiples proyectos de filantropía. 

"Cilla y nuestra niña están las dos sanas, tengo muchas ganas de conocerla y nuestro perro Beast no tiene ni idea de lo que viene. En la ecografía, incluso me hizo un gesto con el pulgar como un me gusta, así que estoy convencido de que sale a mí", dijo el empresario.

Zuckerbeg participando en uno de los juegos.
Zuckerbeg participando en uno de los juegos.

 

Más información