Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuera de contexto

Carmena no puede tener un concejal autor de tuits miserables incitando al odio racial y al desprecio a las víctimas del terrorismo

Los miserables tuits incitando al odio racial y al desprecio a las víctimas del terrorismo enviados hace un tiempo por el aspirante a concejal de Cultura de Madrid han merecido un reproche casi universal en las redes sociales. Al menos tres partidos (entre ellos el PSOE, que votó a favor del nombramiento de Manuela Carmena como alcaldesa) han pedido la dimisión inmediata del individuo.

En realidad deberían sumarse todos a ese reclamo, empezando por la propia Manuela Carmena y el resto de compañeros de candidatura del señor Zapata. Las explicaciones que ha dado este, argumentando que sus frases se han sacado de contexto son idénticas a las que formuló Mariano Rajoy cuando le pillaron los mensajes de texto enviados a Bárcenas recomendando que fuera fuerte. Y se parecen mucho a la excusa de las novatadas con las que los estudiantes justifican su acoso a los débiles y sus vejaciones a quienes no se rinden a sus caprichos.

Es imposible que la cultura de esta ciudad milenaria caiga en manos semejantes. No existe intelectual que se precie, ni de derechas ni de izquierdas, que pueda reconocerse en la actividad de este caballero cuyas bromitas hubieran hecho las delicias de las SS nazis y alborozado los fuegos de campamento de jóvenes fascistas.

Lo mejor que puede hacer la alcaldesa es sacarle a él mismo del contexto de honestidad moral que promete construir en la Casa de la Villa. No le corresponde.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.