Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva hornada para el verano

Con la llegada de las vacaciones se dispara la demanda. Modelos para los que solo buscan medio de transporte o para adictos al capricho. Esta temporada triunfan los todoterrenos

La nueva hornada para el verano Ampliar foto

Pueden servir solo para llevarnos de un sitio a otro, o como el reflejo y la prolongación social de nuestra personalidad. Y entre medias, para que cumplan todo tipo de funciones según los gustos y necesidades de cada cual. El automóvil nos ha traído la libertad de movimiento individual y ha cambiado la sociedad. Nos lleva de puerta a puerta y nos permite decidir el momento de empezar un viaje y el punto de destino final. Pero, al margen de la movilidad, se ha convertido en un objeto masivo de consumo y la oferta de modelos ha desencadenado una competencia sin igual.

La llegada de las vacaciones dispara la demanda de coches en España y coincide con los lanzamientos de muchos nuevos modelos. Unos priman el diseño; otros, el sentido práctico, y algunos, el precio para conquistar. Y la gran mayoría comparten objetivos para triunfar, desde mejoras en la eficiencia para reducir consumos y emisiones hasta lo último en seguridad. Estas páginas presentan las novedades más importantes de la colección de verano del automóvil agrupadas por tamaños y categorías, destacando nuestra apuesta por el mejor de cada tipo, las tendencias y las últimas tecnologías. El objetivo es ayudar a elegir el que se adapte como un guante a los gustos y necesidades de cada uno.

El verano de 2015 viene marcado por otra oleada de todoterrenos. Son los coches de moda y ningún fabricante quiere renunciar a su trozo del pastel. Así, llegarán modelos pequeños de vocación urbanita, como los Mazda CX-3 y Honda HR-V, y propuestas de tamaño medio, como el Hyundai Tucson y, sobre todo, el Renault Kadjar, que se fabrica en España y tiene vocación de superventas. Entre los 4×4 más grandes destacan los nuevos Audi Q7 y Lexus RXH. Pero además las marcas de lujo están completando sus gamas con versiones de línea cupé, como los Mercedes GLC y GLE, que dan la réplica a los BMW X4 y X6, pioneros entre los todoterrenos exclusivos de línea deportiva.

La oferta incluye utilitarios diferentes, como los Mazda 2 y Honda Jazz, y familiares compactos tan especiales como el vanguardista Infiniti Q30 o el Honda Civic Type R, un GTi radical. Se estrenan deportivos icónicos como el legendario Ford Mustang o el Mazda MX-5, un descapotable biplaza de culto con récord Guinness de ventas. Y hay también berlinas como el Jaguar XE y monovolúmenes de referencia, como los nuevos Renault Espace, Ford S-Max y VW Touran.

Smart Fortwo. ampliar foto
Smart Fortwo.

Todos son el fruto de años de trabajo y han nacido con la ambición de hacer un poco más libres y felices a sus nuevos propietarios.

Entre la economía y el capricho

Transporte individual básico. Los ciudadanos, los benjamines del automóvil, están pensados para resolver los trayectos del día a día. Tienen el tamaño justo para brujulear en los atascos y aparcar sin agobios. La oferta se concentra en dos tipos de propuestas: los prácticos y los de capricho. Los primeros buscan la funcionalidad y la economía. Para lograrlo recurren a carrocerías monovolumen, que amplían el espacio interior, y aplican soluciones sencillas para reducir los gastos de uso y el precio de adquisición. Los urbanitas de capricho, en cambio, siguen la escuela del Fiat 500 y priman el diseño y las posibilidades de personalización. Quieren adaptarse como un guante a los gustos de sus dueños y son pequeñas joyas únicas que reflejan la personalidad de sus propietarios.

Renault Clio.
Renault Clio.

Se han hecho mayores

Han crecido tanto que ya son mucho más grandes que los primeros Golf, y el aumento de tamaño les ha hecho más polivalentes. Los nuevos utilitarios sustituyen a los familiares compactos de hace un par de décadas sumando funciones. Así, sirven como coche único de solteros y parejas sin hijos, porque tienen la capacidad, los motores y la consistencia para poder viajar. Y cumplen como segundo vehículo de la casa, porque mantienen un tamaño ajustado para la ciudad. Hay propuestas para todos los gustos, desde los modelos populares de siempre (Fiesta, Corsa…) hasta los más exclusivos (Audi A1, Mini…). Y mientras tienden a desaparecer las versiones de tres puertas, cada vez más minoritarias, crece la oferta de carrocerías familiares o break (Ibiza ST o Clio Sport Tourer).

Volkswagen Golf.
Volkswagen Golf.

La hucha de las marcas

Son los modelos más vendidos en Europa y en casi todo el mundo, y el corazón que alimenta de recursos financieros a la mayoría de las firmas. Los familiares compactos cubren todas las necesidades: ciudad y carretera, trabajo y ocio. El VW Golf fue el pionero y se mantiene como referencia a superar por su exquisito equilibrio entre calidad, contenidos y precio. Pero cada vez hay más alternativas para elegir. Unas buscan la funcionalidad y la economía, como el revolucionario Citroën Cactus, que va camino de crear escuela. Otras priman la exclusividad, como los Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A. Y entre medias se ofrecen propuestas para todos los gustos, incluidos nuevos cócteles de fusión, desde berlinas de línea cupé hasta los super-GTi más radicales.

El filón

Peugeot 2008.
Peugeot 2008.

Se presentan como la alternativa a los utilitarios de siempre y la réplica a los todoterrenos modernos o SUV (denominación americana), pero en un formato más pequeño. El Nissan Juke fue el primero y buscaba repetir el éxito de ventas del Qashqai, su hermano mayor. En el intento descubrió un auténtico filón que ahora empiezan a explotar todas las marcas. Los todoterrenos pequeños miden en torno a 4,2 metros de largo, comparten la base mecánica de sus hermanos los utilitarios y apenas cuestan 1.500 euros más. Sus carrocerías más voluminosas permiten conducir en una posición más elevada que otorga mayor sensación de seguridad, sobre todo, para moverse por la ciudad. Y como son más altos y llevan portón trasero, amplían la capacidad de carga para llevar de todo.

Range Rover Evoque.
Range Rover Evoque.

Movimiento social

Nadie sabe bien por qué empezó todo, pero se han convertido en un fenómeno imparable y ni en lo peor de la crisis han dejado de crecer. Los todoterrenos medios han pasado a ser los coches preferidos de las nuevas generaciones de familias y han dejado de ser coches de nicho para erigirse como el corazón de las gamas. Están devorando a todos los rivales de su tamaño, ya sean berlinas medias o monovolúmenes. El Nissan Qashqai fue el precursor, aunque en un tamaño algo inferior, y su éxito inmediato desató una carrera imparable de todos los fabricantes que aún no ha acabado. La oferta ha crecido de forma exponencial y los pocos que no tienen su modelo lo están ultimando. Además, las marcas exclusivas proponen ahora nuevas versiones de línea cupé.

Range Rover Sport.
Range Rover Sport.

Dieta severa y pilas para sobrevivir 

Los dinosaurios del automóvil, los más grandes y pesados, estaban en grave peligro de extinción hasta hace poco por devorar el combustible. Pero los todoterrenos grandes tienen precios elevados y buenos márgenes comerciales, así que las marcas se han esforzado en bajar el consumo. Tampoco se han olvidado de las emisiones, para cumplir así con las normas y asegurar su supervivencia. Aplicando severas dietas de adelgazamiento con materiales más ligeros, se han eliminado muchos kilos (más de 300 en el nuevo Audi Q7 y por encima de 400 en los Range Rover). Esto, junto a las mejoras aerodinámicas, permite adoptar motores más pequeños y cambios de nueve marchas que ayudan a gastar menos. Además, empiezan a llegar las versiones híbridas enchufables.

Especie en peligro

VW Passat.
VW Passat.

Las berlinas medias, los familiares de siempre, están acusando el auge de los todoterrenos de tamaño equivalente, que les roban cuota de mercado cada día. Unos y otros comparten la misma base mecánica, pero mientras los primeros se visten con trajes clásicos, los otros adoptan la altura e imagen de los 4×4. Así, las berlinas tienen un centro de gravedad más bajo y pueden ofrecer una conducción más ágil y divertida. Los todoterrenos otorgan más sensación de seguridad al volante y añaden una capacidad interior superior, pero a cambio de unos pesos y consumos mayores, y una estabilidad en curva inferior. La solución de las marcas para evolucionar las berlinas es adoptar líneas con silueta cupé para reforzar su atractivo entre las nuevas generaciones de familias jóvenes.

Mercedes Clase S.
Mercedes Clase S.

Alfombras mágicas 

Estrenan siempre las últimas tecnologías y ofrecen lo mejor de cada fabricante. Las grandes berlinas funcionan como coches de empresa de los altos ejecutivos y las berlinas de representación cumplen el papel de palacios rodantes del poder, y también de artistas, aristócratas y hombres de negocios con éxito. La oferta se concentra prácticamente en las marcas más exclusivas, que han devorado la parte del pastel que hasta hace unos años se disputaban las más populares. Casi todos los modelos son los buques insignia de sus gamas, el escaparate del poderío tecnológico de su fabricante. Estos lujosos vehículos incluyen las soluciones más avanzadas y los caprichos más sofisticados para ofrecer la máxima calidad y confort a sus acaudalados propietarios.

Sueños sobre ruedas

BMW M3 y M4.
BMW M3 y M4.

Seducen por fuera, se disfrutan por dentro y entusiasman cuando se conducen. Despiertan admiración y a veces también envidia a su paso. Los deportivos, ya sean cupés o descapotables, son automóviles para soñar que rara vez se llegan a disfrutar, porque van en contra del ciclo de vida: tienen precios inaccesibles cuando se es joven y son incompatibles con la vida familiar si la trayectoria profesional ha generado recursos para adquirirlos. Pero, al margen de que uno llegue a deleitarse con ellos, han representado siempre la esencia más lúdica del automóvil. Los cupés, por las prestaciones y el disfrute al volante que proporcionan; los descapotables, porque permiten conducir con el cielo como techo sintiendo toda la energía del aire en la cara.

Citroën C4 Picasso y Grand Picasso.
Citroën C4 Picasso y Grand Picasso.

En busca de la emoción

Son los coches familiares más prácticos y su mayor altura les permite llevar parte de la mecánica bajo el piso para aprovechar mejor el espacio. A cambio, sus carrocerías grandes y cuadradas no entran por los ojos y hacen que sean menos ágiles y divertidos de conducir. Los monovolúmenes son los modelos que más están sufriendo el éxito de los todoterrenos y pierden ventas cada año, en especial los más grandes. La solución pasa por encontrar la emoción. Están afilando sus siluetas para tener un aire más deportivo y seductor. Han reducido su peso para ofrecer un comportamiento en curva más emocionante y cercano al de los turismos. Es lo que ofrecen los últimos estrenos, como el VW Touran entre los de tamaño medio o los Renault Espace y Ford S-Max entre los más grandes.

Más información