Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadano Naranjito

Rafael Hernando ha llamado así a Albert Rivera sin caer en que, en tiempos de Twitter, lo de que la mejor defensa es un ataque está más obsoleto que el iPhone 5

Albert Rivera, de Ciutadans, y Naranjito en la imagen publicada por el político en su cuenta de Twitter.
Albert Rivera, de Ciutadans, y Naranjito en la imagen publicada por el político en su cuenta de Twitter.

Sabes que detesto generalizar, pero aquí mentimos todos por los codos. ¿Pues no me sale el CIS con que a los españoles nos va de lujo, somos felicísimos y estamos súper a gusto con nosotros mismos y con nuestros respectivos? Un 7,56 de media, exactamente, le ponemos de nota a nuestra beatífica existencia. Y un 10, así, sin exagerar ni un pelo, le damos a nuestra relación de pareja. Vale, compatriotas, y yo tengo la proa de Nicki Minaj y la popa de Kim Kardashian. A ver, que yo os comprendo, paisanos. Como esas encuestas son presenciales, y se te cuela el entrevistador hasta la cocina, a ver quién es el desgraciado/a que le confiesa a la jeta a un desconocido que, en realidad, no puedes con la vida, que si pegas ojo es gracias a las pirulas que te receta tu íntima la loquera, y que, de lo otro, ni hablamos. Porque sí, convecinos, a mí personalmente me va de cine, pero esa es la jodida, perdón, triste realidad de mucho españolito medio que yo conozco.

Si no, de qué se iban a consumir en este país el triple de antidepresivos que hace una década, iban a dispararse los divorcios contenciosos, e iban a estar las apps de cuernos, perdón, contactos, a punto de cotizar en el IBEX de lo que lo petan tanto en el parqué, como en las moquetas, como en los polígonos. Pues porque aquí fingimos todos todo el rato, y no solo los orgasmos. Eso es como cuando te encuentras en el ascensor del curro con algún presunto jefecillo de lo que sea y te pregunta que qué tal clavando en tu pupila proletaria su patronal pupila. Pues fenomenal, solo faltaría. ¿Cómo vas a estar, con la increíble suerte que tienes de formar parte de un proyecto tan ilusionante y tan primorosamente pilotado por un líder tan carismático? Pues eso. Ya pueden decir las encuestas misa flamenca, que me juego la reputación de gurú que me he ganado a pulso a que así está el grueso del paisanaje. Encantado de la vida por fuera y acojonado, perdón, acongojado por dentro.

Solo hay que ver la esquizofrenia, perdón, paradoja, que viven los prebostes de los grandes partidos por culpa de los sondeos, viendo que si pactan pierden la vida y, si no, la tienen perdida. Y es que, como llora Montoro, hay que ser aguafiestas para, ahora que estamos tan a gustito, vengan los ciudadanos, perdón Siudatans, que pía Floriano, voten lo que les salga del sufragio, y liquiden el orden bipartidista que tan altas cotas de dicha nos ha traído.

Ahí el que ha estado lince ibérico ha sido Rafael Hernando, el vocero del PP, llamando Naranjito al Ciudadano Albert Rivera, sin caer en que, en tiempos de Internet, lo de que la mejor defensa es un ataque está más obsoleto que el iPhone 5. Como, obviamente, Rivera le ha devuelto la bola haciendo bandera del insulto, a Hernando le han puesto un CM que, como primera medida, le ha puesto a copiar 100 veces “Twitter no es una marca de tónica”. Y es que estamos todos desorientaditos perdidos. Mientras no hablen las urnas y pongan a cada uno en su escaño, aquí ni se muere padre, ni cenamos, que dicen en La Mancha. La mejor definición de impasse, por cierto, después de “cuando decida Mariano”, en Génova, 13.