Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La contaminación industrial cuesta a Europa 189.000 millones al año

La polución atmosférica tiene un coste anual equivalente al PIB de Finlandia

El 1% de las instalaciones genera el 50% de las emisiones

Refinería de Cepsa en San Roque (Cádiz). Ampliar foto
Refinería de Cepsa en San Roque (Cádiz).

La contaminación atmosférica generada por la industria europea produce cada año pérdidas económicas de hasta 189.000 millones de euros, el equivalente al PIB de Finlandia, el 1% de las plantas industriales generan el 50% de la polución y la generación de electricidad con carbón sigue siendo la actividad industrial más contaminante. Así se desprende de un estudio presentado este martes por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), que no incluye a ninguna planta industrial española entre las 30 más contaminantes del Viejo Continente. En ese listado, las centrales termoeléctricas que utilizan el carbón como combustible copan 26 puestos, muy por delante de acereras (tres) y refinerías (una). La primera instalación española por coste de sus emisiones era la central térmica de Escucha (Teruel), que cesó su actividad en 2012, último año cubierto por la investigación.

El organismo, con sede en Copenhague (Dinamarca) y directamente dependiente de la Unión Europea, ha estudiado las emisiones de contaminantes aéreos de 14.325 fábricas y plantas industriales situadas en territorio comunitario, Noruega y Suiza, y establece un impacto económico de entre 59.000 y 189.000 millones para el conjunto de la sociedad. Para su cálculo, la AEMA ha tenido en cuenta las cargas derivadas de la incidencia de la polución industrial del aire sobre la salud humana, los días de trabajo perdidos como consecuencia directa de afecciones relacionadas con la contaminación generada por el sector secundario, los daños causados sobre edificios y la merma en las cosechas.

Descontando el tamaño de las economías, los países del Este de la Unión (Bulgaria. Rumanía. Estonia. Polonia, República Checa, Eslovaquia y Lituania) son, por ese orden, los que tienen una industria más contaminante por unidad de PIB. En este ramillete de Estados se encuentran, además, 16 de las 30 instalaciones más contaminantes de Europa

Aunque los datos que se extraen del análisis puedan parecer, a primera vista, abultados, desde 2008 el coste derivado de la contaminación industrial ha caído con fuerza como consecuencia directa de la crisis económica. Los investigadores remarcan, en cambio, que esta progresiva reducción, que no pueden cuantificar por ausencia de datos extraídos con la misma metodología, será difícil de mantener cuando la economía europea retorne a la senda del crecimiento. “Las conclusiones de este estudio pueden contribuir al desarrollo de iniciativas europeas para reducir la polución industrial y en el cambio hacia una economía eficiente en términos de recursos y de bajas emisiones de dióxido de carbono”, añade la AEMA.

La investigación ve la luz en pleno debate sobre un posible cambio en la regulación comunitaria que regula la calidad del aire, vigente desde 2008. Hace un año, la Comisión Europea propuso a los Estados miembros un cambio normativo que se centraba en la reducción de emisiones de la industria y de las centrales térmicas. Esta modificación tenía, entre otros objetivos, reducir el número de muertes anuales derivadas de la contaminación atmosférica (430.000 en el conjunto de la UE). Aunque el nuevo Ejecutivo Comunitario, presidido por el socialcristiano luxemburgués Jean-Claude Juncker, no ha puesto encima ningún cambio concreto sobre la normativa de emisiones en el escaso mes que lleva en el ejercicio de sus funciones, fuentes comunitarias subrayan que este cambio estará entre las prioridades de su mandato.

Más información